Secciones
Santa Fe

Una fiscal investiga al arzobispado y a Fenoy por una denuncia de "usurpación de funciones"

Es a partir de la presentación de la Iglesia Católica en Santa Fe de un "sistema" para radicar denuncias de abuso sexual en el Arzobispado. Aclaran que las vías para denunciar cualquier tipo de delitos son las comisarías, el Poder Judicial y en el Ministerio Público de la Acusación

Jueves 09 de Julio de 2020

La fiscal Jorgelina Mosser Ferro fue designada este miércoles por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) para investigar una denuncia penal presentada este domingo contra el Arzobispado de Rosario y de Santa Fe, y a los arzobispos de Santa Fe, Sergio Alfredo Fenoy y de Rosario, Eduardo Eliseo Martín.

Mosser Ferro reveló que la investigación comenzó a partir de una denuncia que radicó el abogado Carlos Ensinck de manera online desde la ciudad de Rosario. Como adelantó UNO Santa Fe, la presentación judicial se hizo luego de dar a conocer a través de una comunicación que en la arquidiócesis local se estableció un sistema para presentar informes sobre "sospechas fundadas y/o denuncias sobre casos de abuso sexual contra menores y adultos vulnerables, por parte de clérigos y consagrados, y del encubrimiento de los mismos".

•LEER MÁS: Denuncia penal contra los arzobispos de Santa Fe y Rosario

Según el letrado, se basa en que "el organismo para recibir denuncias por delitos es el Estado, específicamente el Poder Judicial y las fiscalías" y que "no hay otro lugar en el que se reciban denuncias, justamente con la gravedad de un caso de abuso sexual, encubrimiento y demás que no sea el Estado", según dijo Ensinck a este medio.

Por su parte, Mosser Ferro detalló: "Estamos en una primera etapa donde tenemos que recopilar información y analizar si se esta cometiendo algún ilícito o no. Todavía no tomamos contacto con el denunciante porque está en Rosario. Tenemos que recopilar información para ver si se está cometiendo o no un ilícito en este caso".

Cabe destacar que en la comunicación del Arzobispado para dar a conocer este sistema, se llamó a hacer los "informes" de manera escrita para entregarlos por mail o en carta, para que luego las personas denunciantes sean citadas "para ratificar su denuncia o declaración". Las vías de contacto siguen vigentes, y no hubo una declaración de parte de la Iglesia de suspender este sistema momentáneamente. De hecho, los mails, se responden a la brevedad.

En este sentido, la fiscal aclaró que las vías de contacto "si una persona quiere denunciar una situación de abuso sexual o un delito de cualquier índole cometido por un clérigo o por cualquier persona es dirigirse a cualquier comisaría, a la comisaría de la mujer, o en su defecto al MPA. La comisaría de la mujer es la que tiene mayor conocimiento de cómo tratar, para evitar la revictimización de la persona que sufrió este tipo de abusos o sino en cualquier comisaría o centro territorial pero dando garantías de que se va a llevar adelante un proceso donde se investigue la responsabilidad penal de la persona".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario