Ovación

Barceló: "Con mi papá compartimos la misma pasión"

Martín Barceló, medio scrum del plantel superior de rugby de CRAI, recibe un entrenamiento técnico brindado por su papá Marcos, en tiempos de pandemia.

Jueves 03 de Junio de 2021

El rugby como la gran mayoría de las disciplinas deportivas volvió a quedar paralizado a partir de las disposiciones sanitarias gubernamentales, y lógicamente que los clubes están cerrados hasta para los entrenamientos. Por dicha razón, los jugadores reciben una serie de rutinas para hacer en sus casas, como para no perder estado físico.

En el caso que nos ocupa, nos referimos al medio scrum del CRAI, Martín Barceló, integrante del plantel superior Gitano, que tiene un entrenador personal. No es cualquiera, ya que se trata de su papá, exintegrante del plantel superior del plantel de la autopista, y nos referimos a Marcos Barceló, quien se ha puesto el overol de coach de su propio hijo.

El back Gitano, tiene 19 años, estudia Administración de Empresas, pero se da el tiempo para cursar la carrera, para hacer la rutina dispuesta por el profesor Gonzálo Carrasco, y de recibir el entrenamiento personalizado de su papá. "Lamentablemente se cortó en el mejor momento, recién después de un parate largo, veníamos como readaptándonos, y volviendo al ruedo. Justo llegando a una final se termina suspendiendo todo, y sinceramente baja la motivación, pero bueno, hay que hacerse fuerte y seguir metiéndole" comenzó señalando Martín Barceló.

Rugby1.jpg
Martín Barceló tiene 19 años es medio scrum e integra el plantel superior de CRAI.

Martín Barceló tiene 19 años es medio scrum e integra el plantel superior de CRAI.

El medio scrum del plantel superior del CRAI manifestó que "cuando logramos volver después de la cuarentena anterior fue un momento de gran felicidad, después de un largo tiempo, se extrañaba volver a las canchas, regresar al club, jugar un partido, el contacto con la pelota, y sobre todo estar con los amigos, y disfrutar del deporte".

"Cuando regresamos a poder tener actividad, se dio también el cambio de entrenadores, la verdad que con Kiko todo muy bien, porque si bien estábamos trabajando en juveniles, como se sigue una misma línea en cuanto al juego en el club, no hubo un gran cambio. A Kiko la mayoría lo conocíamos, y en la transición de juveniles al plantel superior se trabaja mucho, y nos vamos conociendo. Incluso en 2019, la M19 trabajó mucho con el plantel superior, entonces es como que no hubo grandes cambios".

En relación a como se entrena en medio de las restricciones por el covid, Tincho, comentó que "el tema que no hay gimnasio, que en realidad están cerrados, corta mucho el tema de los entrenamientos. Cada uno se puede arreglar con lo que tiene, en mi caso tengo un par de pesas que me han prestado, y me las arreglo para seguir entrenando lo mejor que puedo. Después el preparador físico del club, Gonzálo, nos da rutinas todas las semanas. Se hace foco en el tema de la resistencia, en la potencia y en la velocidad".

"También salgo a correr, trato de irme para la costanera, salir de la monotonía de mi lugar, e irme hacia el lado de Boulevard, la costanera, y otros lugares. Lo importante es no hacerlo siempre en el mismo lugar, ni en el mismo espacio, porque si no te desmotivas, y eso no está bueno" explicó el ex integrante del seleccionado juvenil de la Unión Santafesina de Rugby.

Rugby3.jpg
El año pasado Martín participó dos semanas de un stage de rugby en el reconocido Stade Francais, donde actualmente hay muchos jugadores argentinos.

El año pasado Martín participó dos semanas de un stage de rugby en el reconocido Stade Francais, donde actualmente hay muchos jugadores argentinos.

Un entrenador en su propio domicilio

El papá de Martín, es Marcos Barceló, reconocido abogado, pero lógicamente un referente e histórico jugador del CRAI, que también ha sido entrenador de varias divisiones, quien lo ayuda a su hijo a entrenar en pandemia, pero vale aclarar que no es nuevo, sino que esto viene desde hace mucho antes del parate por el Covid-19. "Tengo la suerte de tener a mi viejo, que gracias a Dios compartimos la misma pasión, y entrenamos juntos, es decir el me entrena a mí. Estamos trabajando sobre todo cosas que en la habitualidad de un año normal no se pueden hacer, y se descuidan un poco. Estamos trabajando lo que es la reacción, la coordinación óculo manual, y demás, para el tema de manejo de manos, las destrezas bien básicas".

Consideró que "también se trabaja en el manejo de manos, la reacción, la explosividad, en espacios cortos y reducidos, todo lo que tiene que ver con destrezas del medio scrum lógicamente. El trabajo que hago con mi papá, lo vengo haciendo hace cinco años, tres veces por semana, en época normal. La finalidad es incentivar y motivar a los chicos más chicos, que, si bien buscan ejemplos y demás, que los motive alguien cercano para que lo hagan y se entrenan, no profesionalmente, pero si con responsabilidad, para los objetivos que se propongan".

Rugby4.jpg
Si bien se acentuó en pandemia, el entrenamiento que recibe de su padre, está próximo a cumplir 5 años.

Si bien se acentuó en pandemia, el entrenamiento que recibe de su padre, está próximo a cumplir 5 años.

A cerca de cómo ve la posibilidad del regreso de las competencias manifestó que "la verdad es que, al principio, apenas se cortó, teníamos la esperanza que se iba a volver a jugar enseguida, por lo menos la final del Apertura, sin público, y demás. Pero con el correr del tiempo, y como se extendió esto, lo vemos muy difícil. Sobre todo, por cómo está la situación de los contagios, a parte es respetable el tema de las medidas por una cuestión de salud. Igual esperamos que se pueda volver a jugar pronto, y sobre todo la final".

Por último, Martín Barceló, se refirió a que, en caso de volver, habrá que hacer un trabajo previo. "Ese es otro tema, apenas nos permitan jugar, no lo vamos a poder hacer enseguida, ya que, si bien cada uno trabaja individualmente, no es lo mismo que hacerlo con todos los compañeros, y con la vista en una competencia. Cuestiones como el contacto, son cosas que necesitas readaptar, y mínimamente para volver a jugar, necesitas unas tres semanas como mínimo antes de volver a jugar".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario