Policiales

Agonizó durante 22 días y falleció un hombre que fue baleado en barrio Santa Rosa de Lima

La víctima del crimen fue identificada como Sergio Arias de 28 años, quien fuera impactado con dos balazos en el tórax el 1 de julio. El hombre fue asistido y operado en el hospital Cullen y luego derivado en estado grave a la unidad de terapia intensiva.

Lunes 24 de Julio de 2017

Este domingo en horas de la mañana, falleció en la unidad de terapia intensiva del hospital Cullen de Santa Fe, Sergio Arias de 28 años, quien fuera impactado con dos balazos en el tórax el sábado 1° de julio en calle Corrientes al 4400 del barrio Santa Rosa de Lima. Ese día, Arias, fue trasladado por una ambulancia hasta el nosocomio público adonde fue recibido por los médicos de la Emergentología en el shockroom para pacientes en estado crítico y constataron que presentaba dos impactos de bala uno en cada uno de los pectorales del tórax y sin orificio de salida.

Los profesionales decidieron operarlo de urgencia en el quirófano central del nosocomio público, y luego lo derivaron en estado delicado a la unidad de terapia intensiva, adonde agonizó desde entonces y por espacio de 22 días hasta su fallecimiento el domingo 23 de julio.

Nadie vio nada

El 1 de julio, los vecinos que viven en adyacencias de la cuadra de calle Corrientes al 4400 fueron los que denunciaron a la central policial 911, sobre el estruendo que produjeron varios disparos de arma de fuego en la zona. Cuando varios de ellos salieron a la vereda de sus viviendas para saber lo que estaba ocurriendo, descubrieron la presencia de un hombre tirado en la calle e inmóvil. Ellos denunciaron el suceso a la central policial 911, y posteriormente arribaron al lugar policías de Orden Público y de Cuerpos, como una ambulancia que trasladó de urgencia con sirenas y balizas encendidas al herido, sin conocimiento, hasta el hospital Cullen.

En tanto, aquel día, policías de la subcomisaría 2ª como del Comando Radioeléctrico dialogaron con los vecinos del barrio Santa Rosa de Lima que viven en inmediaciones de calle Corrientes al 4400, pero ninguno de ellos aportó datos sobre el suceso que dejó a un hombre baleado e inconsciente.

Informaron la novedad a la Jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía de Santa Fe, y estos hicieron lo propio con sus pares de la Policía de Investigaciones (PDI) que a su vez lo repitieron con los fiscales de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, que ordenaron que el cadáver fuera llevado a la morgue judicial para la realización de la necropsia.

¿Te gustó la nota?