Santa Fe violenta

Conmoción en Rosario por un nuevo triple crimen: una nena de 6 años y sus padres

Es el tercer triple crimen en tres meses en el departamento Rosario, en los que fueron asesinados tres matrimonios y tres niños a balazos. El primero fue en Ibarlucea, el segundo en barrio Larrea, y el tercero el de anoche

Sábado 07 de Mayo de 2022

Este viernes, cuando faltaban algunos minutos para llegar a las 23, en inmediaciones de la intersección que forman las calles Garibaldi y Chacabuco en el cardinal sur de la ciudad de Rosario, se produjo un ataque asesino con una lluvia de balazos sobre tres personas. Rodrigo Morera, de 25 años, falleció en el lugar. Su mujer, María Altamirano de 25, y la hija de ambos, Ámbar Auriazul Morera, de 6 años, fueron trasladadas de urgencia al hospital Sáenz Peña, donde fueron revisadas por los médicos, pero ambas fallecieron como consecuencia de los numerosos impactos de bala en zonas vitales de sus cuerpos. En el lugar quedó secuestrado el automóvil familiar de las víctimas, un Nissan blanco modelo TKZ 994.

Denuncia, traslado y fallecimiento

El estruendo de las deflagraciones de las ráfagas de los disparos de arma de fuego, no dejaron dudas en el vecindario que vive en inmediaciones de la esquina que forman las calles Chacabuco y Garibaldi en la zona sur de la ciudad de Rosario. Después, se escucharon gritos desgarradores provenientes de la calle y cuando varios vecinos salieron de sus viviendas familiares se encontraron con otro drama de muerte.

Tres personas, entre ellas una niña, estaban tiradas en la calle. Ellos fueron los que denunciaron el suceso a la central de emergencias 911. En cuestión de pocos minutos llegaron oficiales y suboficiales de Gendarmería Nacional Argentina y policías rosarinos de Orden Público y de Cuerpos, que preservaron el lugar y luego llegaron las ambulancias, que trasladaron a la madre y a la hija, aún con signos vitales. Pero, 10 minutos después, cuando llegaron al hospital Sáenz Peña, fueron revisadas por los médicos de la Emergentología y ambas, María Altamirano de 25, y su hija, Ámbar Auriazul de 6, estaban fallecidas, porque los impactos de bala fueron en sus zonas vitales.

Presencia de gendarmes

En la mañana del viernes, con la presencia del gobernador de Santa Fe, Omar Perotti; la del director nacional de Gendarmería Nacional Argentina comandante general, Andrés Severino, se presentó al comandante mayor, Ricardo Daniel Castillo, como jefe del Comando Unificado. A menos de 12 horas de la asunción, y con despliegue de gendarmes en las zonas calientes ocurre este tercer triple crimen, que es el tercero en solo tres meses. En los tres hechos fueron asesinados chicos: Elena Giménez, de un año y medio en Ibarlucea; Ciro Camino, de un año en el barrio Larrrea, y ahora, Ámbar Auriazul Morera de 6 en la zona sur.

Tres triples asesinatos en tres meses

En la madrugada del sábado 29 de marzo, en la ruta nacional 34, a la salida de un casamiento narco fueron asesinados a balazos Maximiliano Giménez de 35 años y su hija, Elena de un año y medio. El ataque se produjo cuando ellos volvían a Rosario en su automóvil Audi modelo TT de alta gama. En ese vehículo, murió asesinada por incineración la mujer de Giménez y mamá de Elena, Vanesa Erika Romero de 28.

El segundo triple crimen narco fue cometido en la noche del viernes 23 de abril en inmediaciones de la esquina de Schweitzer y Colombia en barrio Larrea de la ciudad de Rosario, cuando Marcos Máximo Camino de 25 años, llegó junto con su esposa, Micaela Bravo de 26, y su hijo Ciro de un año que llevaba en brazos y los tres resultaron baleados. Marcos Camino falleció arriba del auto. Su mujer y su hijo fueron llevados de urgencia al hospital Sáenz Peña. Ciro ingresó fallecido. Micaela Bravo murió cuando promediaba esta semana.

Y el triple crimen de este viernes, con el ataque criminal de uno o dos hombres que iban montados en una motocicleta y que en Garibaldi y Chacabuco, dispararon una lluvia de balazos y provocaron la muerte de Rodrigo Morera de 25 años, que falleció en el lugar. Su mujer, María Altamirano de 25 y la hija de ambos, Ámbar Auriazul Morera de 6 murieron minutos después.

Peritajes criminalísticos

Informaron la novedad sobre el triple crimen a las Jefaturas de la Unidad Regional II Rosario y de la Agencia de Investigación Criminal AIC, y estos hicieron lo propio con la fiscal en turno de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación, Marisol Fabbro, que ordenó la realización de los peritajes criminalísticos de rigor, los que fueron ejecutados por los agentes del área Científica de la Agencia de Investigación Criminal AIC. Además, impartió directivas a pesquisas de Homicidios AIC sobre el secuestro de imágenes de cámaras de videovigilancia públicas y privadas ubicadas en el sector, como también ubicar a ocasionales testigos del triple crimen.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario