Policiales

La madre del detenido por el caso Chocolate dice que su hijo es "un perejil"

El peluquero de 36 años, detenido por el hecho, fue sometido a pericias psiquiátricas y se esperan los resultados.

Lunes 23 de Enero de 2017

Delia Gómez, la mamá de Germán Matías Gómez (36), el único detenido e imputado por el caso del perro Chocolate, aseguró en declaraciones radiales, que su hijo "es inocente, hoy, mañana y siempre. Todavía no declaró, ¿por qué es culpable?. Se lo acusa a él porque acá debe haber un condenado. Mi hijo es un perejil. La justicia se tiene que encargar de esto, ¿Cómo voy a saber quién es el culpable si sé que es inocente?".

"Mi hijo siempre quiso declarar y siempre dijo lo mismo. Desde el primer momento que ocurrió todo esto. El siempre contestó lo mismo y permitió que la policía se llevara todas las pruebas que quisiera. ¿Acaso es culpable porque no escuchó cuando alguien despellejaba al perro?", se preguntó la mujer en diálogo con Radio Estación 102.5.

"Nunca confesó nada. ¿Por qué no me preguntaron? ¿La gente que puede saber? La única persona que estuvo al lado de mi hijo fui yo, porque fui quien se encargó de averiguar", agregó.

"Yo tampoco declaré. Tengo la verdad. No soy una vieja ridícula o una' lacra', no vengo a defender lo indefendible. Tengo cinco hijos y seis nietos. Hace 20 años que vivo en el barrio y la gente sabe quién soy yo".

"Mi hijo no tiene problemas psiquiátricos. La receta eran de unas pastillas para su ansiedad, para poder descansar de noche y trabajar de día. Lo que se llevaron fueron unas vitaminas que ya no tomaba. La receta tiene el nombre del médico al que fue pero solo una vez", destacó la mujer sobre los objetos secuestrados por la policía en el allanamiento realizado en el domicilio de Gómez, entre ellos dos navajas, psicofármacos y una bordeadora.

"Mi hijo tiene mascotas"

"Le alquilé el departamento a Germán hace dos años, a una persona que conozco desde hace nueve para que él pueda vivir una vida distinta. En ese lugar tiene su peluquería", contó Delia.

"Mi hijo trabaja todo el día y cuando no lo hace, está encerrado en su casa, por eso le dicen fantasma. El no molesta a nadie y si no tiene para comer, no come".

"Tiene dos mascotas (dos perros). A Sofía la compró hace poco tiempo, y Simón, que fue papá de tres cachorritos. Tengo el detalle de la veterinaria que atiende a sus mascotas. Sus animalitos son los hijos que nunca pudo tener. Son su vida, su familia".

"Nunca supimos que la vecina de Germán tenía perros. Ella dijo que se iba pero no dijo cuántos dejaba. Se veía una perra sola en el frente de la casa. Nunca se veía gente en el departamento. Parecía una tapera. Dejaron a los perros abandonados. No conocí a Verónica Notta hasta que pasó lo que pasó", dijo la mujer sobre la primera propietaria de Chocolate.

"En la casa al lado de Germán, estaba la mamá de Chocolate y siempre ladraba cuando pasaba alguien frente a la vivienda. En diálogo con la mujer que alquilaba ese inmueble, él le dijo: `¡Qué bueno, cómo cuida!. Dentro de poco voy a tener uno así para que cuide afuera", relató Delia.

Gómez fue sometido a pericias psicológicas y psiquiátricas. Se aguarda su resultado.

Los investigadores aguardan además el resultado de las pruebas de luminol -sustancia utilizada por la policía para detectar vestigios de sangre y provoca una reacción llamada quimioluminiscencia- que se realizaron en el departamento del imputado, en calle Antártida Argentina al 600, en barrio La Milka.

El peluquero está imputado por el supuesto delito de violación de domicilio e infractor a la ley 14.346 (Ley Sarmiento), de protección animal, que establece una pena de un mínimo de 15 días a un año de cárcel. Es defendido por el abogado local Sergio Corón Montiel.

Está sospechado de ser el autor de la brutal agresión al cachorro de 3 meses que fue despellejado vivo y el pasado 10 de enero, luego de una agonía de 8 días en la veterinaria de Roberto Ferrero, murió.

La Voz de San Justo.

¿Te gustó la nota?