Política

Avanza un proyecto para regular las fumigaciones en la provincia

Este miércoles se reunieron las comisiones de Medio Ambiente y Agricultura de Diputados para evaluar diferentes proyectos. Buscan darle media sanción antes del 30 de noviembre.

Jueves 25 de Octubre de 2018

En la provincia la regulación de las fumigaciones en las actividades agrícolas está normado por la Ley 11.273, que data de 1995. Además de cumplirse solo en algunas ocasiones y con muchas dificultades la letra de esa ley, ya pasaron 23 años de su sanción y muchas cosas cambiaron.

Este miércoles hubo una sesión conjunta de las comisiones de Agricultura y Ganadería y la de Medio Ambiente y Recursos Naturales para que el tema avance y lograr llevarlo al recinto antes del 30 de noviembre, cuando finaliza el período ordinario y perderá estado parlamentario.

Los integrantes de la comisión de Agricultura pidieron que se convoque para el miércoles que viene a referentes del Ministerio de la Producción para discutir sobre el tema. Luego de ese encuentro se intentará lograr un dictamen conjunto de ambas comisiones para que el tema pase a las comisiones de Presupuesto y Asuntos Constitucionales y que finalmente llegue al recinto.

Según el diputado Carlos del Frade, que integra la comisión de Medio Ambiente y es autor del proyecto que encabeza el dictamen de mayoría que salió de la comisión de Salud, una de las claves para destrabar un debate que lleva más de 10 años es la de "buscar criterios progresivos que permitan generar consensos entre posiciones que hasta el momento fueron muy contradictorias".

El proyecto de Del Frade toma la base de iniciativas que ya fueron presentadas hace años por los entonces diputados Antonio Riestra y José María Tessa. "Esto hace 10 años que se está discutiendo y no lo podemos sacar de Diputados", se quejó.

"Hoy los municipios y comunas hacen lo que quieren a partir de la sanción de sus ordenanzas. Por eso el primer punto que planteé fue que esta debe ser una ley marco y eso lo apoyaron la mayoría de los diputados presentes. Necesitamos una ley marco para que los municipios y comunas dicten sus ordenanzas pero teniendo que adaptarse a esta norma y que no hagan lo que quieran porque si no se desvirtúa todo", argumentó el referente del Frente Social y Popular.

Pero la Ley 11.273 ya fija algunos criterios que deben cumplir los municipios y comunas, algo que en realidad no sucede. Al ser consultado sobre cómo se va a hacer cumplir la ley a municipios y comunas que hoy se niegan a establecer el límite de sus plantas urbanas a partir del cual se miden los metros de exclusión donde están prohibidas las fumigaciones, Del Frade contestó: "Esto va a ser una ley provincial que se va a comunicar a todos los municipios y comunas y tendrán que cumplirla".

Uno de los puntos más polémicos es el de la cantidad de metros que separan a los pueblos de los lugares donde se puede empezar a fumigar de forma terrestre o aérea. Pero allí, el diputado del Frente Social y Popular entiende que las diferencias se pueden saldar con la progresividad de la aplicación de la norma.

"Si la ley habla de tantos metros libres de veneno lo tienen que cumplir", ejemplificó y aclaró: "Si no lo pueden hacer ya, ahí se incorpora lo progresivo y se fijan plazos de dos, tres, cuatro años. Si hay gente que se compró aviones ahora para fumigar, podemos dejar pasar tres o cuatro años para después prohibirla. Eso es lo que se tiene que charlar ahora".

En esta ocasión, el oficialismo propuso que las fumigaciones terrestres se prohíban a 600 metros el primer año y 1.000 metros al año siguiente. "Si es así y se cumple yo no tendría problemas. La cuestión es la fumigación aérea que el dictamen de Salud salió a partir de los 3.000 metros y con esa distancia te terminan fumigando al lado de la cabeza. La Organización Mundial de la Salud habla de 5.000 metros como mínimo", expresó Del Frade.

Otro de los puntos a discutir es quién cumplirá el rol de veedor, que es quien ejerce el control. "Para mí no tiene que ser el Ministerio de la Producción", dijo Del Frade y fijó su postura: "Ahí tienen que estar el Ministerio de Salud y el de Medio Ambiente. Pero en eso nos vamos a poner de acuerdo".

Por otra parte, el legislador se adelantó a las críticas y presiones que llegarán desde los sectores agrícolas más concentrados y en ese sentido dijo: "Todos los cuestionamientos que van a venir de parte de los pooles de siembra van a estar basados a un falso concepto o dualidad. Ellos van a plantear la dicotomía de salud o producción. Eso es mentira porque la producción también puede ser sana. Nosotros estamos en la comisión de Asuntos Laborales y lo que nosotros queremos es trabajo digno, no que se explote al trabajador".

"Nosotros tenemos presentado un informe donde figuran 1.500 productos donde hay 768 que son más nocivos que el glifosato. Eso también hay que debatirlo porque si solo se prohíbe el glifosato quedan 1.499 con libre circulación que pueden producir un desastre en la salud de la gente", concluyó.

¿Te gustó la nota?