Política

Deuda de Nación: para Angelini Santa Fe demoró en responder

“Una vez más se va a judicializar y la única perjudicada va a ser la provincia porque en el momento en el que se hizo la oferta se demoró en responder”, afirmó el diputado del PRO

Miércoles 31 de Octubre de 2018

En su paso por Santa Fe para la entrega de viviendas en el Parque Federal bajo el Programa Procrear, el diputado provincial Federico Angelini anunció a UNO Santa Fe su interés de participar en las elecciones del año próximo como candidato a gobernador, aunque adelantó que lo prioritario será la unidad dentro de Cambiemos, donde también Luciano Laspina, Lucas Incicco, Mario Barletta y José Corral aparecen como nombres para competir por la gobernación.

A su vez, opinó sobre una posible postulación del presidente de la Corte Suprema de Justicia de la provincia, Rafael Gutiérrez y dijo: “Si toma la decisión de meterse en política no puede coquetear, sino que tiene que tomar una decisión y automáticamente presentar la renuncia al Poder Judicial”.

Angelini también fue consultado por la actualidad de la economía nacional y, al igual que Macri y su gabinete, afirmó que “lo peor ya pasó” y que la inflación ha comenzado a desacelerarse.

En tanto, respecto de la deuda que Nación tiene con Santa Fe por la detracción ilegal de fondos de coparticipación durante los años del kirchnerismo que tiene sentencia de pago por parte de la Corte desde noviembre de 2015, el diputado manifestó que el Ejecutivo de Macri hizo una oferta en tiempo y forma que proponía recursos y obras para la provincia, pero que el gobierno santafesino tardó en responder, y luego “empezaron todas las turbulencias económicas que ya sabemos y eso obviamente desvalorizó mucho la oferta que se había hecho en el momento”.

—¿Cuál es su opinión sobre el proyecto que se discute en la Legislatura para que cerealeras y entidades financieras y bancos paguen más Ingresos Brutos e Impuesto Inmobiliario en la provincia?

—Primero, garantizar que los fondos de los subsidios al transporte se van a enviar vía coparticipación federal como corresponde. Después, estoy totalmente en desacuerdo de seguir metiéndole la mano en el bolsillo a los sectores productivos de la provincia que generan tanto empleo. Miles de familias santafesinas dependen de esas empresas, que también necesitan ser competitivas porque compiten con todo el mundo y Santa Fe deja de ser competitivo. Esas empresas no van a tener los réditos ni el crecimiento que necesitan para generar más puestos de trabajo y desarrollo, pero además se van a ir a otras provincias y van a dejar de invertir en nuestra provincia y eso va a afectar directamente a la producción y al desarrollo de Santa Fe.

—¿Usted dice que el dinero para el transporte está garantizado porque acá en Santa Fe todavía hay colectivos con carteles que dicen que sin subsidios el boleto se va a 40 pesos?

—Hay una movida política que la organiza el hermano de Agustín Rossi, Fratacho Rossi que está muy vinculado al transporte de pasajeros. Pero durante todo el 2018 el gobierno nacional envió los fondos necesarios para subsidiar el transporte urbano de pasajeros y el interurbano. En 2019, en vez de enviar fondos como hacía el kirchnerismo a los municipios, se va a enviar como corresponde a través de la coparticipación federal y se van a incrementar esos fondos a través de mayores ingresos que se van a tener por una cuestión impositiva. Ahora, eso no implica que después la provincia no utilice esos recursos para otra cosa que no sean los subsidios al transporte. Además, es muy importante que los municipios administren bien. El gobierno nacional, hoy por hoy, subsidia cerca del 60% del valor del boleto de transporte urbano y va a a seguir de esa manera, nada más que a través de la coparticipación federal.

—¿Cómo se va a repartir ese dinero? Hay dirigentes que advierten sobre la posibilidad de que haya discrecionalidad.

—No, desde ningún punto de vista. No lo hemos hecho a lo largo de toda nuestra gestión. De hecho, el mecanismo de envío de fondos discrecional era a través de los subsidios directos a los municipios. En el caso de que haya una menor recaudación, que la crisis por la que estamos pasando se extienda durante 2019 y eso afecte a los fondos coparticipables, para garantizar eso se creó un fondo de 6.500 millones de pesos para que si una provincia necesita algún extra, esos fondos sean enviados.

—El gobernador dijo que va a ir nuevamente a la Corte en reclamo de la deuda por coparticipación que Nación tiene con Santa Fe, ¿cuál es su opinión?

—El gobierno nacional hizo una oferta. Yo ratifico mi apoyo a que el gobierno nacional tiene que pagar la deuda que irresponsablemente hizo el kirchnerismo con la provincia de Santa Fe, pero también en este proceso me parece que la provincia cuando recibió esa oferta que fue en el mes de marzo, esa oferta que había sido concreta, formal, pagable y que incluía no solamente recursos económicos sino también obra pública, perdió la oportunidad de cerrar un tema y empezar a generar otra relación entre el gobierno nacional y el provincial.

—¿Qué escenario observa si Santa Fe va a de nuevo a la Corte?

—Se va a judicializar y es algo que desde el gobierno nacional queríamos evitar, pero lamentablemente una vez más se va a judicializar y la única perjudicada va a ser la provincia de Santa Fe porque en el momento en el que se hizo la oferta se demoró, luego empezaron todas las turbulencias económicas que ya sabemos y eso obviamente desvalorizó mucho la oferta que se había hecho en el momento.

—Desde el gobierno afirman que lo peor de la crisis ya pasó, ¿usted cree que es así?

Lo peor ya pasó. La economía entró en un estado de estabilidad cambiaria y eso es importante para la Argentina. Después estamos viendo una desaceleración de la inflación. En septiembre hubo una inflación muy, muy alta, en octubre va a ser menor, noviembre va a ser menor y la de diciembre también, y eso va a ser muy importante porque va a empezar la recuperación del salario real. Eso va a generar mayor tranquilidad en la gente, va a ingresar la plata de la cosecha fina, hubo una muy buena cosecha de trigo de 20 millones de toneladas. Se está sembrando la soja de primera y hay muy buena calidad del suelo con las lluvias. O sea que hay muy buenas perspectivas del campo y eso a Santa Fe la va a ayudar muchísimo y además si agregamos el nuevo tipo de cambio y que los sectores que se dedican a la exportación como los frigoríficos, las cerealeras y distintas industrias que hay en la provincia pueden vender sus productos a un tipo de cambio más conveniente, serán más competitivos y se ampliará el escenario a miles de millones de posibles consumidores. Santa Fe va a ser una de las primeras economías que empieza a recuperar el camino del crecimiento.

—En función del presupuesto que se está discutiendo, ¿qué se le puede decir a la gente respecto de las tarifas?

—Les pedimos a los intendentes que administren bien los recursos, a los gobernadores que administren bien, que estamos en un año difícil y si los intendentes y gobernadores no administran bien va a haber aumentos. Si se administran los recursos que se tienen de buena manera y no generando más gasto público, más gasto de la política, va a ser un año mucho más tranquilo en cuanto a la inflación y a los aumentos.

— Hay candidatos que asoman en la provincia, uno de ellos es el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Rafael Gutiérrez.

Si toma la decisión de meterse en política no puede coquetear, sino que tiene que tomar una decisión y automáticamente presentar la renuncia al Poder Judicial. Por otro lado, no lo veo mal si quiere pasarse a la actividad política. Sí lo que creo es que la Justicia en Santa Fe tiene muchas deudas pendientes con la sociedad y vive una realidad muy lejana a la que está viviendo la gente y lo mejor que nos podría pasar es que quienes están en el Poder Judicial se hagan cargo y empiecen a mejorar la Justicia.

—¿Cómo le puede llegar a ir a Cambiemos en las próximas elecciones?

Hay una gran parte de la sociedad que está convencida y sigue apoyando el cambio y sabe que en Argentina hubo una fiesta y alguien la tenía que pagar. Lo que nos dicen es que ellos están dispuestos a hacer el esfuerzo, lo que piden es que ese esfuerzo valga la pena. Hay una gran parte de la sociedad que sabe que vale la pena y se están haciendo las cosas para no repetir los errores de los últimos 40 o 50 años en Argentina. Hay una parte de la sociedad que la está pasando mal, a la que se le está haciendo difícil, que está enojada con el gobierno nacional y nosotros tenemos que demostrarle que esto que está sufriendo vale la pena y que va a ser para no volver a recaer en las crisis que a la Argentina le han hecho tanto daño. Después hay otro sector político que apuesta sus últimas fichas a que al gobierno le vaya mal, que haya crisis y que apuestan a un conflicto social en diciembre porque de otra cosa no pueden hablar porque son los que se robaron muchísima plata de la Argentina.

—¿Se anota entre los que están en carrera para la Casa Gris?

—Dentro de Cambiemos hay distintos candidatos, por el sector del radicalismo, Mario Barletta y José Corral, en el PRO está Luciano Laspina, Lucas Incicco que también muestra voluntad y hay un sector que me está impulsando a mí. Dentro del PRO nosotros nos vamos a poner de acuerdo y después vamos a ver si podemos ir a una lista de unidad con el radicalismo y sino vamos a establecer reglas de juego claras, una elección interna en donde nos fortalezca y cada uno pueda aportar lo suyo para que al día siguiente todos vayamos juntos a ganar la provincia.

¿Te gustó la nota?