Santa Fe

Cambios de hábito: en cinco años, el mercado de latas de cerveza creció un 37%

El aluminio fue ganando terreno en Argentina. En 2014 solo representaba el 3% y ahora trepó aproximadamente al 40%

Miércoles 03 de Julio de 2019

¿Cerveza en lata o en botella de vidrio? Esa puede ser quizás otra de las grietas que divide a los santafesinos. A pesar del crecimiento que tienen las latas, hay cerveceros que no cambian por nada el tradicional "porrón" de litro y en envase de vidrio.

Sin embargo, y a pesar de los fundamendalistas del vidrio, es evidente que existe un cambio de hábito en el consumo de cerveza. Es que en los últimos cinco años, el mercado de las latas creció en Argentina aproximadamente un 37 por ciento, según datos de CCU Argentina.

Aunque parezca extraño y siga llamando la atención, en 2014 las latas solo representaban el 3 por ciento del mercado. En la actualidad (2019) el aluminio alcanza a absorber el 40 por ciento del total del negocio en Argentina, dejándole el 60 por ciento restante a la botella de vidrio.

•LEER MÁS: Seis "campanas" amarillas para recolectar y reciclar envases de aluminio

El fenómeno viene pasando no solo en Santa Fe, sino en todo el país. Un poco tarde incluso si se lo compara con países que tienen más consumo de cerveza y en los cuales el aluminio representa la mitad del mercado.

Históricamente, la configuración del mercado cervecero en Argentina estuvo orientada a vender en envase de litro retornable. Sin embargo, estrategias económicas, empresariales, de logística, nuevas normas medioambientales y un consumidor que exige mayor comodidad comenzaron a quebrar esa tradición.

Está claro, el consumidor es distinto al de años anteriores y mucho tuvieron que ver en ese cambio las industrias cerveceras. Es que la comercialización, en toda su cadena, tuvo un quiebre.

Basta simplemente con ver las góndolas de supermercados, de kioscos y almacenes. Se pueden ver más variedades de latas, de distintas marcas y diferentes calibres. Hoy, se pueden ver latas de 340 cm³, de 470 cm³ y de hasta 750 cm³. Además, se ofrecen en pack de cuatro, de seis y hasta de 24.

En 2014 las latas solo representaban el 3% del mercado. En la actualidad el aluminio alcanza a absorber el 40% del total del negocioen 2

El gerente de Asuntos Corporativos de CCU Argentina, Juan Pablo Barrale, sostuvo que "estos cambios le han ayudado a la cerveza a consolidarse y a crecer en los últimos años", aunque aclaró: "El crecimiento de la lata no hizo que el vidrio decreciera. El vidrio comenzó a crecer muy poco, mantuvo su base. Es decir, la lata no mató al vidrio".

"Hubo que replantear algunas cuestiones productivas", comentó Barrale en declaraciones a UNO en la Radio. "Se invirtió mucho dinero en línea de envasado de latas. En Santa se envasan 60 mil latas por hora. Este año, estamos realizando un ajuste y modernizando para que envase 72 mil latas por hora. Es una línea de avanzada. Tuvimos que crecer en logística y stockeo de ese tipo de envases", describió.

Consultado sobre si Argentina podrá alcanzar niveles superiores al 50 por ciento, como el de otros países, el referente de CCU Argentina, puntualizó: "Puede llegarse a ese nivel, no descarto que este año alcancemos eso. Va a depender del mercado, dependerá de cuál es la oferta que las empresas hagamos, las innovaciones del mercado, de cuánto empuje comunicacional damos y si hacemos productos que después la gente quiere comprar".

Sustentable

La lata de aluminio como envase tiene diversas ventajas ecológicas. Por ejemplo, su material permite una reutilización indefinida debido a que el aluminio recuperado se funde y con él se fabrican nuevos lingotes que se utilizan una y otra vez para cualquier aplicación. De hecho, es el envase más sostenible y con mayor índice de reciclado en el mundo.

Al ser un envase más liviano que la botella de vidrio, permite transportar la misma cantidad de cerveza con menos camiones, generando un 42% menos de emisiones de dióxido de carbono.

Por otra parte, todos hemos comprobado que el contenido dentro de una lata de aluminio se enfría más rápido que el de una botella de vidrio y está comprobado que el ahorro de energía destinado a este proceso es de un 15%.

Por último, aunque no menos importante, las latas de aluminio mantienen inalterable la calidad de su contenido por más tiempo al no permitir que la luz solar y el oxígeno penetren en su interior.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario