Santa Fe

Desde enero no se hacen más los test rápidos de VIH en la ciudad

Así lo reclama la ONG Cipress, desde donde además se denuncia que no hay preservativos en hospitales ni centros de salud públicos. Advierten por brotes de infecciones de transmisión sexual en la región

Lunes 13 de Julio de 2020

El Centro Interdisciplinario de Prevención de Enfermedades de Transmisión Sexual y Sida (Cipress), trabaja desde hace 27 años en la ciudad con el objetivo de concientizar, prevenir y detectar enfermedades de transmisión sexual en la población. Lo hace mediante talleres de capacitación, asesoramiento y difusión, tanto en su sede –de San Lorenzo 3052– como en la calle, con articulación con vecinales, escuelas y centros de atención primaria de la salud. El proyecto, de características inéditas, corre el peligro de cerrar de manera definitiva por falta de aportes de insumos.

Desde el 2015, todos los lunes y jueves de 17 a 19, se hacían en el lugar test rápidos de VIH gratuitos para la población en general. Dicha prueba permitía descubrir en menos de veinte minutos los resultados que antes tardaba una semana o más. Según informa el Ministerio de Salud de la Nación, el síndrome de inmuno deficiencia adquirida (sida) es la etapa avanzada de la infección, cuando el VIH ha debilitado las defensas del cuerpo y favorece el desarrollo de enfermedades oportunistas (infecciones o tumores). Se estima que en el país hay 122 mil personas que viven con VIH, de las cuales el 30 por ciento de ellas no lo sabe y otro 30 por ciento de las personas con VIH se diagnostica en un estadio avanzado de la infección. La relación temporal entre el diagnóstico de VIH y la muerte por sida es fundamental para disminuir los riesgos de muerte.

Según la cartera de Salud nacional, en la ciudad de Santa Fe hay siete lugares donde se pueden realizar los test: los hospitales Cullen, Iturraspe, Sayago, Mira y López, el Cemafé, la dirección de Salud de la UNL y el Cipress. "Este año no pudimos reabrir. Nos encargamos solo de hacer asesoramiento de prevención. Los test los hacía un grupo de voluntarios que son bioquímicos y estudiantes de la salud por un convenio. Nos financiamos con insumos que venían del Estado provincial, de la dirección de VIH para los test reactivos. Los preservativos venían de Nación. Para mantener el establecimiento teníamos una alcancía que la gente cada vez que iba colaboraba y con eso se pagaban las cosas, los gastos de luz, agua, etc. De otro lado, no tenemos ayuda de nadie", dice Ángel Lionel Díaz de Cipress a UNO Santa Fe.

preservativos.jpg

Explica que desde enero no reciben los reactivos necesarios para hacer ningún tipo de test, ni los rápidos ni los comunes. Pasaron de abrir dos días a la semana, a atender solo un par de horas los sábados para asesorar sobre VIH y las infecciones de transmisión sexual (ITS), y para entregar de manera gratuita preservativos. "Hasta ahora nadie en el Ministerio de Salud se hace cargo, porque no nos mandan los insumos. Más allá de la pandemia, las redes están trabajando a full. Hay mucha gente que consulta. Los tenemos que asesorar que vayan a su centro de salud cercano, que hablen con médico clínico para que soliciten el análisis, luego que consulten en enfermería y vean al bioquímico para que extraigan sangre y que a los siete días les den el resultado. Otra solución no les podemos dar porque en los hospitales tampoco están trabajando, solo quedan los centros de salud para hacerse el VIH y las ITS lo mismo. A todo esto como se sabe, Santa Fe tiene un brote de ITS", describe Díaz.

"No hay que olvidarse, más allá de la pandemia, porque la gente relaciones sexuales sigue teniendo. Santa Fe tiene un brote de ITS. También nos han escrito que en los Centros de Salud no tienen preservativos. Es difícil conseguir de manera gratuita anticonceptivos en la ciudad. Nosotros trabajamos con preservativo y gel. Necesitamos que el Estado se haga cargo porque una solución tiene que haber si se conoce lo que es Cipress", agrega.

hiv test
hiv test
hiv test

Además, Díaz relata que son muchas las personas que continúan haciendo consultas a través de las redes sociales de la ONG y que hasta el año pasado llegaban a tener cada día más de diez pacientes en dos horas. "Más allá, de atender a cada persona de manera anónima, con el espacio pertinente para que consulte, se asesore. Hay muchos casos de sífilis, VIH, y de gonorrea. La gente nos conoce y consulta, venimos atendiendo a través de nuestras redes sociales", insiste. Y sostiene: "Hasta ahora venimos trabajando con los preservativos que teníamos. Mandamos una nota y tenemos que esperar. Teníamos guardados y hasta ahora veníamos bien. Pero como la gente está yendo a buscar los sábados, capaz tenemos para dos o tres meses. Después, de ahí, no sé qué va a pasar".

En cuanto al estado de la ONG, apunta: "Si esto sigue así, podemos llegar al cierre. En cuanto a la salud pública, creemos que Cipress es esencial y necesario porque es el único lugar en Santa Fe que trata el tema del VIH y las ITS, más allá de los hospitales. El cuidado está, lo que hay que hacer más es que la gente que tome conciencia. El preservativo no solo es para prevenir el embarazo, el VIH y las ITS están y hay que cuidarse. Es lo que hacemos como ONG. Sin las tiras reactivas no tenemos cómo seguir, porque las tiras son carísimas".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario