Santa Fe "El sector gastronómico trabaja a pérdida"

"El sector gastronómico de la ciudad trabaja a pérdida"

Así lo aseguraron en el marco del primer encuentro federal de hoteleros gastronómicos que se realizó este jueves en la ciudad, en donde se efectuó un balance de la situación que atraviesan

Jueves 28 de Marzo de 2019

En el marco de la primera reunión anual de la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la región NEA Litoral, que se llevó a cabo en Santa Fe este jueves, referentes de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica de Santa Fe brindaron detalles sobre el panorama que los empresarios ligados al rubro gastronómico atraviesan.

La recesión, la baja en el consumo y los incesantes incrementos tanto en las materias primas como en los servicios afectan a todos los rubros. En este contexto los consumidores recortan gastos y ajustan sus presupuestos.

"La recesión económica que hay es notoria, pero nuestro rubro está ligado al esparcimiento y es con el que con la gente está especulando y eso nos afecta muchísimo", sostuvo Leónidas Bonaveri, vicepresidente de la Comisión directiva de la AEHG Santa Fe, en el marco del encuentro que se realizó en la ciudad este jueves.

Al recorte que realizan los clientes, la situación se agrava por factores como los aumentos en los servicios que en el ultimo año y medio alcanzaron un 120% y los incrementos en la materia prima que no se pueden trasladar directamente a la carta.

La temporada de verano colaboró para que los locales subsistan en la actividad. Sin embargo Bonaveri no dudó en afirmar que resta afrontar una época complicada.

"Ahora viene el momento más complicado en el que tendremos que resguardar las fuentes laborales y reorganizarnos de la mejor manera para poder subsistir", adelantó el referente de AEHG.

Bonaveri no dudó al asegurar que en la actualidad el sector gastronómico subsiste trabajando con rentabilidad cero. "Esa es la realidad y esperamos que cambie y haya mejoras en esto", agregó.

Para afrontar la situación los empresarios deben recurrir a diferentes alternativas que cautiven a los comensales principalmente durante los días de semana, que son los más complicados.

"Hoy abrir la puerta de un establecimiento por día tiene un costo altísimo, y por lo general de domingo a jueves trabajamos a pérdida, –relató el empresario. Viernes y sábado son los días que trabajamos fuerte".

¿Te gustó la nota?