Santa Fe

El sospechoso del femicidio de Daniela Cejas iba a las marchas a pedir justicia

Desde la Asociación Civil Generar, explicaron el modus operandi de los hombres violentos y sobre la conmoción que les provocó la detención

Jueves 13 de Febrero de 2020

Un abrazo fuerte. Con mucha presión, y largo, tanto que ella no sabía si la iba a soltar. Le pareció raro porque no tenía confianza con él. En Generar lo veían cada vez que hacían alguna actividad para recaudar dinero como bingos o los zumbatones porque era quien ponía la música y preparaba el sonido. Pero ahora estaban en el Memorial de Víctimas de Violencia de Género, donde hay tumbas simbólicas de mujeres que murieron en manos de femicidas en la ciudad de Santa Fe. Y estaban pidiendo justicia por la muerte de Daniela Cejas en pleno enero, con tanto calor como incertidumbre. Porque si bien todas las activistas de Generar tuvieron que limpiar ellas mismas la escena del crimen en la misma casa en la que atendían a mujeres que van a pedir ayuda para poder salvarse de la violencia machista, desde la Justicia no decían públicamente cómo su compañera había muerto. Menos decían que fue un femicidio. Hasta hoy.

• LEER MÁS: Muerte de Daniela Cejas: "Un macho se atrevió a desafiarnos en nuestra casa"

Ese viernes 24 estaban ahí, todas con sus carteles con la cara de Daniela y él con sus pantalones cortos azules y una remera blanca, en el memorial ubicado en la parte norte de la costanera. A espaldas de los brazos victoriosos de impunidad del monumento de Carlos Monzón, estaba él abrazando, presentándose y mostrando sus lágrimas a quienes no lo conocían. Lo mismo había hecho una semana atrás en el velatorio que duró dos días, junto a los familiares y compañeras de trabajo y militancia de Daniela. En los medios locales las activistas de Generar repetían la palabra femicidio y solicitaban esclarecimiento. En Villa Trinidad, donde descansa hoy Daniela, en una marcha también se pidió justicia y que se sepa qué pasó.

FEMICIDA DANIELA CEJAS.jpg
La foto que despertó las sospechas en Generar.

La foto que despertó las sospechas en Generar.

Durante las primeras semanas luego del femicidio, las allegadas de Daniela y desde Generar, expresaron que se estaba separando y esa semana se iba a mudar. Quien encontró el cuerpo fue el marido de Daniela, padre de sus hijos. En ese contexto dieron a entender que podía ser alguien del círculo íntimo de ella, como sucede en el 80 por ciento de los femicidios según datos de la provincia y del país. "Un domingo 19 de enero nos encontramos en la puerta de Generar y Daniela saliendo muerta, pensamos en todas las posibilidades porque trabajamos en la temática, pensamos en el femicidio, teniendo en cuenta la vulnerabilidad de Daniela. Quizás dijimos cosas de más, pero era con el fin de aportar elementos para pensar juntos”, aclaró este jueves Liliana Loyola, presidenta de Generar, una asociación civil que desde 2008 asiste a mujeres en situación de violencia de género y hoy contiene a más de 80. Al mismo tiempo dijo a UNO Santa Fe: "Aportamos una buena cantidad de datos a la fiscalía y de todas las personas que rodeaban a Daniela".

• LEER MÁS: Generar mudará su sede: "No podemos trabajar donde hubo un femicidio"

Cuando vieron las fotos de la concentración en el memorial, se les heló la sangre. Él estaba en primera fila, con las manos juntas y los ojos rojos, escuchando a las compañeras de Daniela llorar por ella. Enviaron los registros a la fiscalía. "Por nuestra experiencia, sabemos cómo se comportan los violentos", expresaron sobre las sospechas por las que lo apuntaron y que se despertaron durante las marchas y manifestaciones públicas. "Los femicidas tienen un modus operandi que está estudiado. Por ejemplo, algunos se suicidan para evitar presentarse a la Justicia, no porque sientan culpa. Otro modo es seguir insertándose en el mismo lugar, en el mismo medio, con la misma gente, aparentar que estaba totalmente conmocionado. Estuvo presente, nos ha dado abrazos, besos. Lloraba con nosotras. Hasta nos trajo telas lilas para que nosotras nos coloquemos. Lo que trata es de invisibilizarse", explicó Loyola.

Y agregaron: "Es importante identificarlos y detenerlos, porque lo que sabemos es que los hombres violentos vuelven a repetir los hechos. Otra mujer podría ser víctima de este mismo sujeto.Hay numerosos casos que así lo demuestran". En relación a la detención, expresaron: "Sabemos que el camino que empieza ahora es más duro. Los papás de Daniela, y su hermana, y el resto de su familia están devastados pero enteros. Creo que saber quien fue es el principio de la sanación".

•LEER MÁS: Quién era Daniela Cejas, la activista feminista que encontraron muerta en Generar

Este jueves, a 25 días de la muerte de Daniela, el Ministerio Público de la Acusación comunicó que lo detuvo y que fue un femicidio. A él, lo identificaron como J. E. S de 48 años y como compañero de trabajo de Daniela. El arresto fue en Gaboto 6900 durante un allanamiento en el que se secuestraron elementos de interés para la causa. Sin embargo, desde Generar aclararon que no era trabajador de la institución, sino colaborador ocasional. Resta saber si trabajaba con ella en Cilsa, donde Daniela se desempeñaba como referente nacional del Programa "Un niño, un futuro", o en otros espacios en los que ella se desarrollaba como trabajadora social. Sobre él solo se sabe hasta el momento que se identifica como comunicador social. Revelar la identidad del sujeto antes de la imputación puede entorpecer la investigación, según asesores jurídicos. "No hay excusas para el violento y para el femicida. ¿Por qué el patriarcado origina estos sujetos?", se preguntaron desde Generar.

"Lo que pedimos y queremos hacer centro es en por qué los hombres aprovechándose de la situación de vulnerabilidad de las mujeres, atrapados por el machismo, llegan a estos extremos de quitarles la vida a las mujeres. El femicidio ataca brutalmente el cuerpo de las mujeres, esto fue un femicidio. Desde un primer momento dijimos que estaba en una situación de vulnerabilidad, esto lo sabíamos, es un momento fundamental porque es cuando las mujeres son atacadas por los violentos y terminan con sus vidas. Daniela Cejas era una referente para la comunidad, pero era una mujer más. Y no queremos más mujeres muertas por femicidios. Vamos a levantar, en homenaje a Daniela y más que nunca, la bandera que exige políticas públicas que cuiden a las mujeres. Basta de mujeres muertas por femicidios. Hay una cuestión del patriarcado de resistir el avance que estamos teniendo las mujeres", relató Loyola.

Mañana será la audiencia imputativa de J. E. S., a las 18, en los Tribunales de Santa Fe. Afuera, estarán los movimientos de mujeres para reclamar justicia. "Esperamos que este brutal asesino cumpla con lo que dice la ley, que es cadena perpetua para femicidios", concluyó por su parte Loyola.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario