Santa Fe

“El transporte, hoy, necesita de subsidios para funcionar”, dijo un empresario

Lo dijo el gerente de Ersa Urbano, Roberto Albisu, quien admitió una baja real de la ayuda, ya que hoy la compensación sólo cubre el 70% del combustible.

Viernes 04 de Noviembre de 2011

Luego del anuncio del Gobierno Nacional de la reducción de subsidios a ciertos sectores de la economía, empezaron a surgir algunas dudas. En Buenos Aires ese anuncio llegó de la mano de otro. Los subtes pasarán a la órbita porteña y el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, salió a decir que sin subsidios el boleto de ese servicio no puede bajar de los 3,40 pesos, tres veces más de lo que hoy le cuesta al usuario.

Si bien el transporte público de pasajeros no se encuentra entre los sectores afectados, el Gobierno dijo que se iban a revisar todas las ayudas del Estado caso por caso. Para despejar dudas Roberto Albisu, gerente de Ersa Urbano –empresa que maneja varias líneas de colectivos en la ciudad– dijo que “hasta el momento, en el sistema de transporte público de pasajeros no hay ningún anuncio”.

“Además, suponemos que por el nivel de afectación que tiene, creo que lo que manifiesta Macri es sólo que si los subtes pasan a la órbita del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, obviamente se tiene que prever que ese sistema hoy tiene un poder de subsidios bastante importante y que si no se equipara con subsidios, alguien va a tener que pagarlo. Si no es el gobierno, tendrá que ser el usuario. Pero en el transporte de pasajeros aún no se quitaron subsidios ni hay ninguna comunicación fehaciente sobre el tema”, remarcó.

Luego agregó: “Hay una realidad: todos hemos expresado que el subsidio tiene que ser una cuestión temporaria y que no puede ser algo permanente. Porque la realidad marca que eso afecta al servicio y, de alguna manera, representa el manejo potencialmente indiscriminado de ese tema. Lo que creo es que la salida de un sistema de subsidios en el transporte público de pasajeros, donde abarca a la totalidad del sistema, estamos lejos de los pasos a dar. Hoy no hay una realidad que permita hacer una cosa de ésas.

“Lo que tenemos que entender –continuó– es que hoy el sistema tiene una participación importante del Estado en lo que fue una política desde 2003 hasta la fecha de mantener los servicios con tarifas muy bajas en relación al servicio que se presta. De todas maneras, hoy, los subsidios de ninguna manera cubren el desfasaje que hubo respecto a la prestación de los servicios. El subsidio es casi lineal y los servicios, en la calidad y en la prestación, dependen de la localidad, de la exigencia municipal. Dependen de muchas cosas”.

—¿Cómo está la situación en la ciudad de Santa Fe?

—En Santa Fe todo el sistema está teniendo cero de subsidios en combustibles. Pero la relación con el municipio es bastante ordenada y coordinada. Nosotros suponemos que esto va a continuar y que todo esto no tiene por qué afectar al sistema.

—¿En lo que resta de 2011 puede haber un nuevo aumento de boleto?

—Nosotros venimos trabajando desde hace un tiempo en la determinación de costos que hoy no tienen nada que ver con la realidad. Yo preferiría esperar a ver cuál va a ser la política general para poder hablar de la política particular. Hay muchos anuncios en base a muchas cosas, pero que por ahora a nosotros no nos ha tocado. Se ha eliminado el subsidio a los combustibles y a cambio se recibe un monto, pero se compra a precio de surtidor en cualquier estación de servicio o distribuidor.

—¿Qué porcentaje de combustible les llega subsidiado actualmente?

—Hoy no hay combustible subsidiado. El transporte público de pasajero dejó de percibir en junio pasado subsidio en abastecimiento de combustible. Eso se convirtió a dinero, aumentó el volumen del subsidio, pero no alcanza a cubrir el ciento por ciento del combustible.

¿Te gustó la nota?