Más de 122.000 mujeres pasaron por la Casa de las Madres

En 15 años, más de 122.000 mujeres pasaron por la Casa de las Madres

En noviembre de 2003 abrieron sus puertas para recibir a mamás de toda la provincia de Santa Fe cuyos hijos son atendidos en el Hospital de Niños

Jueves 08 de Noviembre de 2018

La Casa de las Madres cumplió 15 años de atención y contención a madres de toda la provincia de Santa Fe que llegan a la ciudad capital para que sus hijos sean atendidos en el Hospital de Niños Doctor Orlando Alassia.

El 3 de noviembre de 2003 se abrieron las puertas de la casita construida sobre terrenos donados por el gobierno de la provincia en Salta 4241. Desde ese día, hasta hoy, pasaron por ahí aproximadamente 122.328 mamás del centro norte provincial.

“Nos emociona saber que son tantas las madres que pasaron y pudimos darles alimentos, cuidados, alojamiento y acompañamiento mientras sus hijos se recuperaban”, dijo a UNO Santa Fe Fabiana Roa, representante de la comunidad en el consejo de administración del Hospital Alassia, quien está a cargo de la casita desde el inicio.

Destacó el "trabajo integral y de asistencia permanente que realizan junto a profesionales" para acompañar a estas mujeres que llegan muchas veces con lo puesto desde el interior a la ciudad con sus hijos enfermos y carecen de recursos para solventar su estadía.

"Esto no es un hotel, es una casa; donde damos contención, calidez, la comida, una cama limpia, alojamiento y todo lo que quizá en otro lado no se les brinda. Buscamos que la mamá esté de la mejor manera posible", explicó Roa.

Día a día la Casita recibe a más de 30 mamás, a pesar de que la capacidad del edificio es de 16 camas. "Algunas pasan semanas, otras han llegado a estar un año. La casa está acondicionada para que ellas puedan estar y dormir, es lo que podemos ofrecer. El comedor también se transforma de noche en dormitorio, pero las madres saben que siempre tienen un colchón limpio en la casa", contó.

Las empleadas de la Casa son quienes asisten y dan contención a estas mujeres que atraviesan el desarraigo por la internación y tratamiento de sus hijos. "Tratamos de que no se sientan solas. Las compañeras muchas veces cumplen un rol muy importante acompañando a estas mamás en las últimas horas de vida de su hijo y horas posteriores. Son ellas las que hacen esa contención a través de ese amor", resaltó Roa.

Si bien el sostén y mantenimiento de la casa está a cargo de la Fundación Hospital de Niños, junto al efector público de salud y su consejo de administración, reciben a diario donaciones de la comunidad que son bien recibidas para brindar a las madres una mejor atención.

"Lo que siempre pedimos son elementos de higiene personal y alimentos no perecederos, porque las mamás pueden también cocinarse en la casita", contó la responsable.  

Además, se las puede ayudar con tapitas de botellas plásticas. Una campaña que realizan durante todo el año y que les permite obtener fondos para solventar los elementos de uso diario como así también talleres que se dictan a las madres o a veces los pasajes de esa mamá y su hijo al momento del alta. 

¿Te gustó la nota?