aborto legal seguro y gratuito

En Santa Fe hay nuevo espacio que promueve y garantiza derechos sexuales

Mientras en Estados Unidos se debate la prohibición del aborto legal en la mitad del país, la ciudad de Santa Fe se fortalece con activistas y profesionales de la salud que impulsan que las leyes de salud sexual se cumplan y conozcan.

Domingo 26 de Junio de 2022

Fusa es una organización que se encuentra desde hace 14 años en varias localidades del país y que tiene como objetivo principal mejorar la calidad de vida de las personas a través de la promoción, prevención y atención integral de la salud desde una perspectiva de género y derechos humanos. Hace unos meses abrió una nueva sede en la ciudad de Santa Fe, con varios profesionales y activistas que buscan promover que se garanticen los derechos sexuales reproductivos y no reproductivos.

De acuerdo a sus integrantes, cuentan con 90 profesionales en todo el país. "Es una apuesta a traer los objetivos de Casa Fusa a esta ciudad y a la región. Promovemos debates y servicios de salud sexual reproductiva en particular dirigidos a jóvenes y adolescentes", dicen sus impulsores a UNO.

Mientras se amplía el debate por la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo en el mundo, con la escandalosa anulación de la sentencia Roe vs. Wade realizada por la Corte Suprema de los Estados Unidos, en Santa Fe se busca fortalecer espacios que garanticen todas las prácticas vinculadas a los derechos sexuales. Cabe destacar que en el país del norte, ese fallo garantizó durante cinco décadas el derecho de las mujeres al aborto legal.

"Es un sacudón del escenario y rápidamente se escuchan voces que con toda lógica interpretan esto como un retroceso histórico y una luz de alerta porque implica la violación o la negación del acceso a un derecho humano", opina el abogado Jose Iriondo, integrante de Casa Fusa Santa Fe. Las declaraciones fueron realizadas en una entrevista este sábado en el programa Te la resumo de Radio Nacional Santa Fe.

Y agrega: "Las leyes o derechos que se van conquistando y se van plasmando en la normativa que celebramos tienen el desafío de poder ser implementadas para concretar esos derechos en la práctica, en la vida real. Los derechos son una cuestión de poder y se disputan en el día a día y en eso trabajamos".

LEER MÁS: Por falta de información, estiman que solo una de cada diez mujeres logra acceder al aborto legal

Sobre la función que cumple Casa Fusa en Santa Fe desde marzo de 2022, describe: "Existen contextos normativos favorables, sabemos que los derechos están, pero no siempre se cumplen ya sea por cuestiones ideológicas o por distintas faltas de organización o de costumbres o de lo que fuera. Y quienes pretenden acceder a derechos vinculados a la salud sexual y reproductiva muchas veces nos encontramos con barreras que pueden ser malos tratos o con prácticas que no son acordes a los estándares, aconsejables o recomendados por organizaciones internacionales de buenas prácticas en salud. Trabajamos para promover estos mejores contextos de atención adecuada con la ciudadanía y con el Estado".

"Buscamos fortalecer algunas políticas públicas que se pretenden implementar y tiene algunos inconvenientes. Además trabajamos con organizaciones intermedias, con ONG, con con militantes, con personas en particular porque partimos de la base que quien no conoce sus derechos no los puede ejercer", sostiene Iriondo.

En esta línea, en estos meses organizaron una gran cantidad de talleres, capacitaciones, charlas y de espacios de debate. "Tenemos un local que está en casi Lisandro de la Torre 3135, entre Urquiza y Francia, nos pueden seguir también en redes sociales o comunicarse al +54 9 3424 21-2873. Está abierta la invitación a trabajar", sostiene.

Particularmente en Santa Fe son un equipo local e integral. "Por ejemplo soy abogado y aporto lo que puedo, mi mirada de derechos. Tenemos un director médico que es Federico Bordón, que es generalista sexólogo y contamos con un staff que apunta a una atención interdisciplinaria de la salud en esta especificidad (adolescentes y jóvenes). Contamos con médicas ginecólogas, pediatras, psicólogas, trabajadoras sociales, enfermeras, nutricionistas, entre otros", cuenta Iriondo sobre la conformación de Casa Fusa.

LEER MÁS: A 15 años de la muerte de Ana María Acevedo, su familia pidió justicia y "que paguen los culpables"

Además, cuentan recientemente con la habilitación del Colegio de Médicos para funcionar como un centro de salud. "Todas las personas que tengan alguna inquietud vinculada a su salud sexual y reproductiva que pueden ser cuestiones muy diversas como por ahí evaluar métodos anticonceptivos, su colocación o provisión, consejería o para acompañamiento en alguna situación de un embarazo no intencional o no deseado es un espacio preparado. Estamos para acompañar y que sean tomadas las decisiones informadas poniendo, a disposición un trato respetuoso e integral", indica.

Casa Fusa cuenta con equipos para estudios de urología, ginecología. También hacen atención de infancias trans. "Es una apuesta muy grande. Cualquiera que sienta algún interés por esta apuesta a una salud con mirada de derechos y perspectivas de género se pueden contactar. Estamos haciendo los vínculos y convenios con obras sociales para que estas prácticas puedan ser garantizadas.

"La primera orientación puede ser gratuita. No dejen de comunicarse y buscaremos la forma. En esta primera etapa lo que hacemos es construir una red de atención o contención para, llegado el caso, si no podemos tomar nosotros la consulta sabemos dónde derivamos o orientamos. Buscaremos la forma de poder brindar una buena respuesta", concluyó Iriondo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario