VIOLACIÓN DE RESTRICCIONES

Evalúan si habrá sanciones o aceptan la renuncia del funcionario que participó de una fiesta clandestina

Se trata del subsecretario de Comercio Exterior de Santa Fe Lucas Candioti. Tras hacerse público su nombre presentó la renuncia. El gobierno aún no definió si aceptarla o sancionarlo

Lunes 26 de Abril de 2021

El gobierno evalúa aplicar sanciones al funcionario que el pasado sábado participó de una fiesta clandestina. Si bien no se hizo pública la decisión oficial, fuentes gubernamentales indicaron a UNO que el funcionario presentó la renuncia y por estas horas se evalúa si se la acepta o cuáles serán las sanciones que le cabrían a Lucas Candioti. El sábado, ante la advertencia de los vecinos, la policía de Santa Fe hizo un procedimiento por una fiesta clandestina de la que participaban 50 personas. Ese evento se realizó en un comedor del country privado Aires del Llano.

Los oficiales de la Subcomisaría 15ª llegaron al lugar a raíz de un llamado al 911 de vecinos. Cerca de las 23 las personas que asistieron al evento comenzaron a retirarse. También concurrió la Municipalidad de Santo Tomé que labró actas.

· LEER MÁS: Fiesta clandestina: concurrió un funcionario provincial

A la celebración asistió medio centenar de personas, entre ellas el subsecretario de Comercio Exterior y Nuevas Tecnologías de la Provincia de Santa Fe, Lucas Candioti, a quien se lo observa bailando junto a un grupo de personas en un video.

Tras viralizarse las imágenes, Candioti presentó su renuncia que no fue aceptada –algo que se evalúa por estas horas– aunque lo más probable es que el subsecretario será sancionado. En la tarde de este lunes se evaluaban cuáles iban a ser las medidas a aplicar contra el funcionario, aunque trascendió que se le reduciría el 50% de su sueldo por tres meses y se le impondría la obligación de realizar trabajos comunitarios relacionados al control de la pandemia en horario extra laboral.

Un funcionario en una fiesta clandestina

Antecedentes

Este caso derivado de una fiesta clandestina se suma de la noche del jueves pasado. Ese día, alrededor de las 23, un llamado al 911 alertó a los policías de la Subcomisaría 15ª sobre una fiesta clandestina que se estaba llevando a cabo en una vivienda del country El Paso, ubicado en Santo Tomé, pese a que por decreto de la provincia de Santa Fe respecto a las reuniones sociales y afectivas están prohibidas desde el 9 de abril pasado, como una de las medidas adoptadas para bajar los contagios ante la segunda ola de coronavirus.

Al llegar el personal policial se encontró con unas 50 personas reunidas, festejando la graduación de la hija del dueño de casa, que esa misma tarde se había recibido de médica. Se secuestraron equipos de música, una lista de invitados y bebidas alcohólicas.

Más lejos en el tiempo, pero siempre dentro de la pandemia, lo sucedido con Lucas Candioti trajo a la memoria lo ocurrido con Romina Indelman, quien en julio renunció a su cargo de delegada de la Región III de Educación de Santa Fe, luego de que se conocieron filmaciones donde se la ve en una celebración del Día del Amigo en un local de la ciudad de Rafaela que fue clausurado por no respetar los protocolos de prevención contra el coronavirus.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario