Santa Fe

Hay seis residencias para ancianos que están clausuradas pero funcionan igual

El dato se desprende de la respuesta municipal a un pedido de informe realizado por la concejala Marcela Aeberhard. Buscan que se reglamente la creación del Observatorio Municipal de Geriátricos

Martes 22 de Octubre de 2019

A partir de una serie de pedidos de informe realizados por la concejala Marcela Aeberhard sobre la situación de geriátricos y residencias de ancianos se dio a conocer una realidad preocupante para los adultos mayores de la ciudad. Las respuestas del Ejecutivo varían respecto de la cantidad de lugares de estas características habilitados en las diferentes respuestas formales y se evidencia la falta de control de estos espacios de cuidado.

"El vacío legal se refleja entre otros aspectos, en la dificultad de conocer cuántas residencias para adultos mayores existen y cuántas personas albergan en el ámbito privado, ya que son pocas las de orden público con relación a las necesidades de este tipo de atención que estaría demandando la población", expresa Aeberhard ante el pedido de este año para que se reglamente el Observatorio Municipal de Geriátricos que se aprobó en el Concejo Municipal en diciembre del año pasado con el número de ordenanza 12.614. Los motivos que se argumentan son la disparidad existente en la información en las áreas consultadas: Control, Habilitación y Operadores de Residuos Patológicos de Manejo Especial, de la Municipalidad.

marcela aeberhard.jpg

Al respecto, la edila, explicó a UNO Santa Fe: "La Dirección de Habilitación (municipal) nos dice que para abrir un geriátrico o una residencia de ancianos van y verifican el estado edilicio, por ejemplo, para ver los tanques de agua, los metros cuadrados por habitación o si cumplen con la cantidad de baños. Ahí se dice si se habilita o no. Después el gobierno provincial dice cuántas personas se puede tener, pero no tiene incumbencia para habilitaciones o para monitorear. No hay control unificado, no hay planificación, es un desorden. Y esto pasa en cada localidad de la provincia porque no hay ni una política pública, ni una ley al respecto. Además, la Secretaría de Control (municipal) solo vuelve en el caso de que alguien haga una denuncia o de que el Ejecutivo lo disponga, por eso pueden pasar años y no controlan nunca más el geriátrico. Además Control solo supervisa los residuos patológicos, no la cuestión edilicia. Y esto pasa en la Argentina. Hay muchas personas mayores que están solas y si no tienen a nadie que haga una denuncia no vuelve más nadie".

"Además, hay pocos inspectores, son tres, para ese poco trabajo que se hace. Nuestra vocación por el tema llega de la mano de conversaciones con cuidadoras. Nos cuentan las situaciones pero no hay un lugar donde puedan denunciar y que les aseguren que no pierden su trabajo. Vemos que hay seis clausuras pero como estaban habitados y no los pudieron relocalizar siguen funcionando. ¿Cómo puede ser? ¿Quién ampara a esta gente?", se preguntó la concejala.

Respuestas a los pedidos de informe

En el primer pedido de informe iniciado en mayo de 2016 por la concejala se detalla en la respuesta desde la Dirección de Hacienda que existían 48 residencias en la ciudad de Santa Fe. En 26 de ellas se hicieron observaciones durante las verificaciones en relación al estado edilicio, "pero nunca regresaron a controlar el cumplimiento del llamado de atención", dice Aeberhard.

Al mismo tiempo se da a conocer en la respuesta oficial que en seis residencias se dispuso la clausura por resolución pero sin efectivizarse por encontrarse el lugar habitado, ya que informado a través de la Dirección de Adultos Mayores, no se logró la relocalización. Esta información se encuentra en el expediente CO-0062-01305194-1.

En marzo de 2017 la Secretaría de Control de la Municipalidad informó que existían 50 geriátricos habilitados y que en 14 geriátricos se labraron actas de infracción por mal manejo de residuos patológicos, "pero a su vez no existe constancia de control posterior o sanción por incumplimiento", expresa el documento. Al mismo tiempo, desde la provincia se anunció que el Programa de Adultos Mayores no tiene incumbencia en lo relacionado al control o habilitación de geriátricos.

De manera inconsistente, la Dirección de Control de Habilitaciones de la Municipalidad respondió a otro pedido de informes iniciado en noviembre de 2017 donde dice que en la ciudad había solo 15 residencias para ancianos, más ocho en trámite. Se trata de 35 menos que los informados en el mismo año ocho meses atrás. Y al mismo tiempo, a través del registro de generadores de residuos de manejo especial se informaron 43 geriátricos inscritos.

Con el Observatorio Municipal de Geriátricos se busca realizar una observación metodológica del estado de los geriátricos y residencias para ancianos, analizar y abordar la problemática desde una perspectiva interdisciplinaria, elaborar informes periódicos, estudios e investigaciones, facilitar a las familias, parientes a cargo y adulto mayor un centro de atención para los reclamos y denuncias entre las residencias y el adulto mayor en defensa de sus derechos.

"Están en lugares que no están en condiciones, el municipio lo sabe, pero nadie hace nada. Y tenemos el informe pero no hay lugar dónde trasladarlos. Estamos generando una iniciativa para que haya espacio para que el municipio, la provincia y los geriátricos nos pongamos de acuerdo porque son personas. ¿Dónde llevamos a las personas que a lo mejor están en estado de abandono?", se preguntó Aeberhard.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario