Santa Fe

Los santafesinos se vuelcan al consumo de frutas y verduras

Por su costo, los clientes optan por adquirir mercadería de estación, como duraznos o plantas de hojas verdes. Con relación al año pasado, los productos no registraron aumentos importantes

Martes 11 de Noviembre de 2014

En una recorrida por diferentes verdulerías de la ciudad, Diario UNO pudo verificar que las frutas y verduras de estación registran precios que los mismos verduleros calificaron como normales. Ya que a comparación con el año pasado, esta temporada no registró pérdidas en las cosechas ni fenómenos climáticos que afectaran la producción de la mercadería. 

En el 2013, una helada que se dio inusualmente en septiembre derivó en el faltante de las frutas de carozos (duraznos, damascos, cerezas, entre otros) y como consecuencia, su valor se disparó y el precio de estos productos llegó hasta 50 pesos el kilo. Sin sobresaltos, hoy los precios de la mercadería son accesibles, ya que por ejemplo el kilo de durazno esta temporada puede conseguirse entre los 18 a 30 pesos. Los comerciantes explicaron que el costo dependerá siempre de la calidad de la mercadería, lugar de procedencia, costo del flete, y obviamente si hay oferta del producto.

En la esquina de 4 de Enero y Obispo, se puede divisar un local que se asoma de forma tímida. Sin embargo, el transitar de la gente que se acerca a comprar tiene muy bien ritmo. Los tamaños, olores y colores entran por los sentidos de aquellos que optan por consumir frutas y llevar a su mesa una buena ensalada. Al momento de ser consultado por Diario UNO, Andrés Cassino propietario del comercio señaló que este año no se evidenciaron grandes incrementos en la mercadería, en el caso de las frutas de estación como el durazno, melón o la sandía registran precios normales. “En frutas de estación, lo que sale mucho es el durazno que se consigue de 20 a 30 pesos, además tenés mucho damasco. La frutilla se está terminando pero también se vendió muy bien”, explicó Cassino.

El comerciante que desde hace seis años trabaja sobre calle 4 de Enero y Obispo señaló que las diferencias entre el año pasado y esta nueva temporada es bastante notoria, ya que antes no se podían comercializar los productos de carozo por la escasez, mientras que este año la mercadería evidencia no solo su presencia, sino también su calidad a simple vista.

“Ahora está todo normal, no hay escasez ni precios elevados que te puedan llevar a decir «qué caro», el tomate por ejemplo está normal a unos 10 o 15 pesos el kilo. No hay nada fuera de lo común”, ejemplificó el comerciante.

En el local que comanda Cassina, la demanda hoy pasa por las frutas de estación, sus clientes buscan llevar banana, naranja y durazno, el cual se puede conseguir a muy buen precio.

“Ahora empieza la sandía, el melón y toda la fruta de carozo”, señaló Alejandro Paiva, propietario del local ubicado sobre López y Planes y Domingo Silva. Con relación al año pasado, los precios de la mercadería acompañan los incrementos relacionados con el traslado del producto, sin registrar marcadas subas. “Vienen bárbaro los precios, empezó bien”, recalcó Paiva. 

Con relación al comportamiento de los clientes, el comerciante fue muy claro al afirmar que estos llegan “resignados” al momento de la compra. Sabe que como vienen los aumentos, en cualquier momento se encuentra con un cambio de precio y más en este rubro. “Generalmente los precios se mantienen en el mes, pero un día te faltó algo y se va para arriba”, explicó Paiva y puso como ejemplo lo que hace unos días sucedió con el zapallito, el cual registró un gran aumento luego de las intensas lluvias. “Pasó de costar de $20 a $100”, añadió.

En primera instancia, los consumidores que buscan alimentarse de forma sana y saludable, buscan las ofertas en la mercadería. Para luego orientarse a la fruta de temporada. “Siempre lo que es oferta es todo lo que es temporada, más en las verduras”, explicó el comerciante. Desde hace 24 años, Mario Ceballos posee el local ubicado sobre Bulevar Gálvez, al momento de ser entrevistado por Diario UNO coincidió con sus colegas al afirmar que los precios de las mercaderías se mantienen estables y aún no se evidenciaron problemas que justifiquen incrementos en las mismas. Ceballos afirmó que los clientes habituados a consumir fruta no reparan en el precio de la misma. “La gente está conforme, a comparación de otras cosas. Por ejemplo un kilo de naranjas está a 6 pesos mientras que una factura te sale $4”, señaló el propietario del local. 

Esta temporada parece encaminarse de manera muy positiva para los consumidores de frutas y verduras. Una buena oportunidad para llenar la mesa familiar con colores, energía y sabores saludables

¿Te gustó la nota?