El País

Polémica por cinco presos de alto perfil que reciben comida en la cárcel

Tras la denuncia de diputados radicales de supuestos "deliverys" a Piñero, el secretario de Asuntos Penitenciarios dijo que los internos no aceptan por temor las raciones que brinda el Estado. Las llevan sus familias.

Sábado 11 de Junio de 2022

“Nunca los presos de alto perfil alojados en la cárcel de Piñero recibieron algún tipo de comida o ración por delivery, sólo se les permite acceder a lo que sus familiares le llevan una vez por semana los días de visita y eso es requisado en la guardia como se hace con la comida que le llevan a cualquier interno”. De esa manera el secretario de Asuntos Penitenciarios de la provincia, Walter Gálvez, desmintió lo dicho por diputados radicales acerca de que cinco reclusos de “alto perfil” vinculados a la banda de Los Monos sólo comían lo que pedían a través de deliverys que llegaban al penal ubicado en el sudoeste de Rosario.

Tras una reunión que mantuvo Gálvez con los diputados provinciales del bloque UCR Evolución Georgina Orciani, Marlén Espíndola, Sergio Basile y Juan Cruz Cándido, quienes forman parte de la Comisión de Derechos y Garantías presidida por Lionela Cattalini (Partido Socialista), éstos se mostraron preocupados porque cinco reclusos de Piñero reciben “comida por delivery” a sabiendas del Servicio Penitenciario ante el temor que tienen a ser envenenados.

“Eso es imposible. Esos presos, desde que están en Piñero reciben la yerba, el azúcar el pan y la leche que se les da a todos los internos para el desayuno y la cena pero se rehúsan a comer el almuerzo y la cena por desconfianza o disconformidad. Ante eso se abastecen de la comida que le llevan sus familiares una vez por semana cuando es día de visitas y esa comida es requisada por la guardia como se hace con todos los alimentos de cualquier preso”, aseguró Gálvez.

“No existe el delirio de que van a llevarle comida todos los días a un pabellón de alto perfil. Lo que sí existe es que, por decisión propia, cinco internos piensan que le pueden envenenar la comida y desde hace muchos años que no reciben el racionamiento que brinda el Estado en lo que respecta al almuerzo y la cena”, aseguró el secretario provincial en referencia a Ramón “Monchi Cantero” Machuca, Héctor Brezik, Walter Jure, Cristián González y Mariano Salomón, identificados con la banda de Los Monos y alojados en el Pabellón 26 de Piñero destinado a “presos de alto perfil de nivel 1”.

Los diputados radicales, tras un encuentro con Gálvez que se prolongó por más de dos horas, expresaron que “la situación del Servicio Penitenciario es grave y que no alcanza con la buena predisposición del funcionario”, de acuerdo a lo manifestado por la legisladora Georgina Orciani. Y agregó que entienden que “no hay un plan que guíe la gestión, no hay conducción ni del gobernador ni del ministro de Seguridad y la política penitenciaria no es una prioridad para esta gestión”.

Por su parte, el diputado Cándido afirmó que “la situación del Servicio Penitenciario es preocupante. No dimensionan la gravedad del descontrol que tienen dentro de las cárceles en un contexto donde (reconocido por fiscales de Rosario) el 90% de los delitos se ordenan desde adentro. También hablan de más plazas penitenciarias cuando todavía no ocuparon las que dejamos listas cuando terminamos la gestión en 2019, y tampoco dejan en claro con qué personal cubrirán esas nuevas plazas porque los ingresos no alcanzan a cubrir las vacantes”.

Sin embargo, Gálvez expresó que “se salió a decir públicamente cosas que en la reunión no se dijeron. Fue un encuentro ameno y en el cual se repasó todo lo que se hizo, se está haciendo y se hará en el marco carcelario provincial como terminar el muro perimetral de cemento en Piñero, la finalización de las obras en la alcaidía de 27 de Febrero al 7800, la compra de 12 minibuses para traslado de detenidos que hace añares no se hacía, la incorporación antes de fin de año de 600 nuevos suboficiales al servicio, la construcción del penal federal en cercanías de Coronda que estará terminado antes de fin de año o los dos módulos para ofensores sexuales que se están levantando en Piñero a lo que se suma el estudio de factibilidad para la instalación de inhibidores de señal para celulares en este penal”.

“Seguimos con el presente continuo de anuncios que nunca se concretan. Los inhibidores de señal y la participación del Invap es algo que ya nos habían anunciado el año pasado. Ahora vuelven a anunciarlo como algo que va a pasar, mientras tanto los presos siguen haciendo home office y las extorsiones crecen en las principales ciudades de la provincia”, retrucaron los legisladores radicales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario