Santa Fe

Postergan a febrero la segunda subasta de automóviles decomisados

Se trata del remate que está previsto se realice en Santa Fe. Así lo informaron desde la Agencia provincial que administra los bienes que pertenecían a bandas criminales

Domingo 23 de Diciembre de 2018

Desde la Agencia Provincial de Registro, Administración y Destino de Bienes y Derechos patrimoniales de Santa Fe informaron a UNO Santa Fe que la segunda subasta de vehículos decomisados a bandas delictivas de la provincia se realizaría en febrero. 

Se trata del segundo remate que se iba a realizar en diciembre en la ciudad de Santa Fe. Según informaron, el cumplimiento respecto a algunos plazos legales y la conformación de un lote nutrido de vehículos demora la convocatoria. 

De igual forma, adelantaron a este medio que la idea es constituir un grupo de bienes a subastar que supere a la edición anterior, celebrada el 25 de octubre, en Rosario

Los elementos que secuestra la Justicia penal son resguardados en dos galpones de Santo Tomé y Alvear. Además de las subastas públicas, con el fin de obtener fondos, algunos bienes son reaprovechados a través de su compactación, como autopartes de vehículos decomisados en desarmaderos, mientras que otros bienes son donados.

Primera experiencia

Sucedió en Rosario, hace dos meses. En esa ocasión se remataron 17 vehículos de alta gama y contó con un importante gesto de aceptación de la gente, ya que más de 600 asistentes se acercaron para tratar de quedarse con alguna de esas tentadoras unidades.

De acuerdo a lo informado por el gobierno de la provincia, se recaudaron 4.045.000 pesos, que serán destinados a tareas de interés social.

Si bien iban a ser 18 los lotes a disponer para la puja, una medida judicial de último momento obligó a sacar de consideración uno de los lotes (una Ford Ranger 4x2).

Más allá de esa determinación, que se respetó sin inconvenientes, todo transcurrió con absoluta normalidad, una fervorosa y animada participación de la platea, y con autoridades provinciales que supervisaron el acto, como el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

Con la dirección de 12 martilleros públicos, ocho de Rosario, y cuatro de Santa Fe, el encuentro se extendió por alrededor de dos horas.

El primer vehículo en subastarse fue un Mini Cooper 2008, que arrancó con una base de 140 mil pesos y se fue por 300 mil pesos. 

El lote por el que más se pagó fue el número 7, que exhibía un Peugeot 208 full 2017, que inició con un piso de 330 mil pesos y fue entregado en 455 mil pesos, la cantidad más alta de todo el acontecimiento.

Cada ganador de lote tuvo que abonar el 10 por ciento de seña en el momento y tiene 10 días para terminar de pagar la unidad. El tiempo de entrega es de 30 días. Y cada auto arranca una vida formal nueva, con otra chapa patente y con su pasado borrado para no generar problemas a los compradores.

¿Te gustó la nota?