Muerte y narcotráfico

Su hijo fue víctima del sicario que "no quiere matar más"

La mamá de Sebastián, asesinado el año pasado, contó cómo se sintió al escuchar al homicida de su hijo que le pedía ayuda a su madre para internarse

Martes 24 de Mayo de 2022

La mamá de Sebastián “Oso” Mandón, el joven de 24 años asesinado de seis disparos el 15 de octubre del 2021, se enteró por Rosario3 que el presunto asesino de su hijo es quien aparece en las escuchas pidiendo a su madre que lo internen para “no matar más gente”. Contó que al día de hoy no sabe por qué dieron la orden fatal y cargó contra "los peces gordos" que financian estas organizaciones "que están pudriendo chicos".

hijo asesinado madre2.jpg

“Me pasaron una captura de la nota y cuando la abrí es como que retrocedí al día en el que encontré el cuerpo de mi hijo. Sentí un frío y me quedé paralizada, fue escalofriante para mí. Enseguida dije «acá está», este chico mató a mi hijo y ahora quiero saber por qué”, sostuvo Rosa en diálogo con Radiópolis (Radio 2).

LEER MÁS Surrealista escucha a un sicario que pide a su madre que lo interne para "no matar más gente"

La mujer contó que su hijo tenía problemas de adicciones y que incluso le habían realizado allanamientos por pertenecer a una organización vinculada con el narcotráfico. “Como le dije al fiscal ese día, mi hijo no tenía antecedentes. Yo sabía que tenía problemas con adicciones, pero no sé qué haría afuera”, confesó.

hijo asesinado madre1.jpg

El presunto autor del crimen fue identificado como Nicolás Cafeína, un joven de 21 años que fue detenido en mayo de este año por la Policía Federal junto a otras diez personas sospechadas de integrar una banda dedicada a la venta de droga en las localidades de San Lorenzo y Ricardone, en el cordón industrial.

La transcripción del audio al que tuvo acceso Rosario3, forma parte de esta investigación que terminó con los allanamientos. En los mismos, Cafeína le pedía a su madre que lo ayude y lo interne porque quería dejar de matar.

“Por favor, ayudame. Hoy estoy tranquilo. Mañana me agarra la desesperación y no quiero matar a más gente. Me chupa la verga si tengo el teléfono pinchado. No me interesa más nada. No puede ser. El viernes fui a matar a uno por 30.000 pesos, mami”, le dice el presunto sicario.

Con respecto a estas escuchas, Rosa reveló que en diciembre se habían enterado de su existencia. “Fuimos a fiscalía a pedir una orden del fiscal para cremar el cuerpo de Sebastián y el secretario nos dijo que estaba este audio, la señal había impactado en Ricardone, pero no tenía más detalles”, recordó.

hijo asesinado madre.jpg

“Por 30.000 pesos hay una familia destruida como tantas. Mi hijo dejó una nena de cuatro años pero, como pertenecía a un grupo, era un adicto y bueno a veces se matan entre ellos. Yo a veces le decía a Sebastián que podía estar en el momento equivocado, con la gente equivocada y siempre caen los de más abajo”, lamentó la madre.

Además, se refirió a la respuesta que le dio la madre al sicario donde, en lugar de contenerlo y buscar sacarlo de la organización narcocriminal, le ofreció poner una “pescadería como pantalla” para poder seguir vendiendo droga.

“Yo pidiendo a Dios justicia humana, saber por qué lo mataron y esta madre, teniendo un hijo que le pide salir de la adicción, cosa que me hubiera gustado que lo hiciera mi hijo, lo incita más a seguir sumido en su adicción que lo lleva a matar gente”, lamentó Rosa.

“Yo con mi marido estuvimos años hablándole a Sebastián que era un buen hijo, un buen hermano, mi único hijo varón, perdí a mi compañero. Era un chico que no tenía maldad y me lo arrebataron, me lo mandaron a matar y yo quiero saber por qué”, exigió la mujer.

Sobre los motivos que llevaron a la muerte al “Oso”, Rosa dijo que existe un pacto de silencio en su entorno. “Lo dejaron solo, en el barrio corren rumores de que lo entregaron o que lo confundieron con otro de características similares, incluso me dieron un apodo de quien lo había matado, pero podría ser el que lo mandó a matar”, reveló.

“Espero que no haya más Nicolás Cafeína ni Sebastián Mandón. Porque por más de que pertenezcan a grupos, por más que este chico sea el asesino, son chicos que estas organizaciones están pudriendo y acá hay peces gordos y gente muy metida que apoya porque se maneja muchísimo dinero”, concluyó Rosa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario