Santa Fe

Vecinos realizan asambleas en reclamo por agua potable

Ante la falta de repuesta a las solicitudes para acceder a un normal suministro, los habitantes de Playa Norte, Bajos Judiciales y Gral. Paz analizan la posibilidad de iniciar acciones legales

Domingo 19 de Octubre de 2014

Falta poco para la llegada de las altas temperaturas veraniegas para la ciudad y región. Por eso, los habitantes de la zona de barrio Playa Norte, Bajo Judiciales y General Paz vuelven a reclamar por un servicio digno de agua potable. 

Estos barrios comenzaron a construirse hace 30 años. En ese lapso la cantidad de moradores se incremento (uno de los últimos censos realizados contabilizó un total de  200 familias). En ese transcurso de tiempo la gente siempre tuvo problemas para acceder al agua. En un principio se abastecían de las napas.

“Según cuentan los habitantes, durante la primera gobernación de Obeid se instalaron en Playa Norte tres canillas públicas con el agua de la red, al ser tanta la población esas canillas se fueron bifurcando en cantidades con caños precarios”, relató la titular de Manzanas Solidarias, Liliana Berraz. Al multiplicarse el consumo hay momentos durante el verano que muchos vecinos no logran acceder a este vital suministro ya que las precarias instalaciones, sumada a la gran demanda trae como consecuencia una falta total de este recurso. 

“Esta situación se da en Playa Norte, mientras que en la zona de Gral Paz directamente nunca llegó el agua potable”, aclara la referente barrial. Es por esto que hasta el día de hoy los vecinos se abastecen cruzando hasta el club Gada, de donde pueden sacar agua para tomar de la canilla, mientras que para todo lo demás usan agua de napa.  A pesar de que hace alrededor de 10  años se constató mediante una serie de análisis  que estas aguas estaban contaminadas con líquidos cloacales.

“En ese momento muchos alumnos de la escuela 43 del Chaquito presentaban cuadros de hepatitis. Esto derivo en la realización de los análisis”, contó Berraz. Hoy la gente todavía se abastece de la misma manera a pesar de todo el peligro que esto implica. 

“Esta es la situación al día de hoy, en el ínterin se hicieron una gran cantidad de gestiones. En el medio han cambiado de dueños las empresas, y sin embargo nunca se pudo llegar a que haya una decisión política de proveer este derecho universal como es el agua”, explicó. En relación a los justificativos que exponen las empresas, Berraz afirmó que el año pasado se presentó una nota la cual fue estuvo firmada por la totalidad de los vecinos, la empresa respondió con un informe de 30 hojas, en donde señalaba que debían hacerse cargo de las instalaciones y de tener en perfectas condiciones los tanques, entre otras. 

La titular de Manzanas Solidarias tildó de “ridículas” estas exigencias,ya que la mayoría de los habitantes revisten una condición muy humilde. “Se dio intervención al Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress) , que declaró esa zona como precaria, por lo tanto es obligación del Estado proveer de agua a esas familias. Eso lo establece el ente en su dictamen”, recalcó la representante. Además agregó que  la Defensoría del Pueblo también se hizo eco del reclamo y dicto una resolución para que el Ministerio de Agua se haga cargo de la situación.

“Van pasando los años y esto no cambia, se agrava porque la población también crece y las situaciones derivadas de la falta de agua, la verdad que en el siglo 21 es lamentable. Acá hay una deficiencia evidente de las autoridades, que no toman este tema como corresponde”, puntualizó Berraz al mismo tiempo que recalcó que esta situación afecta a un total de 180 familias. 

En Playa Norte, los habitantes acceden al agua por medio de las canillas públicas, donde la falta de presión y la precariedad facilitan una fácil rotura y la contaminación. “No es agua potable lo que en última instancia muchos de ellos están consumiendo”, recalcó. Para no quedarse sin agua en esta zona los vecinos recurren al ingenio popular. Es por esto que cuando se registra un nivel normal de presión juntan agua para beber en tachos. Mientras que para lavarse y lavar ropa, muchos se dirigen a la Laguna Setúbal a hacer ese trabajo.

Es por esto que los habitantes de los tres barrios acompañados de organizaciones sociales y barriales (Canoa, Moi, Manzanas Solidarias) se encuentran realizando reuniones y asambleas semanales en las cuales se ponen sobre la mesa las situaciones que afectan a todos los moradores de la zona.  

A pesar de que ya se han realizado todas las gestiones posibles,tanto a la empresa como al ministerio y luego de las conclusiones a las que arribaron el Enress primero y la  Defensoría del Pueblo más tarde,  las respuestas no llegan. Es por esto que los vecinos y las organizaciones se encuentran analizando la posibilidad de dar inicio a acciones judiciales.

Berraz destacó que todo dependerá del grado de participación, de compromiso y de querer sacar adelante esta situación Ahora estamos en la etapa de asambleas de diferentes sectores. “Esto de que los chicos no tienen como bañarse, de que tienen que estar esperando a la noche una momento de presión para cargar los tachos, es muy apesumbrador”, finalizó Berraz. 

¿Te gustó la nota?