Unión

El duro recuerdo de Unión por la inundación de 2003

Unión sufrió las consecuencias de la inundación de 2003, con jugadores que la padecieron. Tuvo que mudar su localía y luego perdería la categoría.

Jueves 29 de Abril de 2021

Se cumplen 18 años de la inundación de Santa Fe, cuando la cruel crecida del Río Salado se metió en las calles de la ciudad, arrasando con todo lo que encontró en su camino. Así como el estadio Brigadier López de Colón generó imágenes impactantes, Unión también lo sufrió en carne propia, ya que algunos jugadores y sus familiares estuvieron afectados por la tragedia hídrica.

De los jugadores del plantel que en junio de 2003 terminaría perdiendo la categoría, los más afectados fueron Marcelo Mosset y Cristian Olivera, mientras que también Martín Valli tuvo a su familia que pasó un muy mal momento en Recreo. Unión tuvo que mudar su localía a la cancha de Patronato de Paraná, ya que no tuvo permiso, al igual que Colón, para postergar sus partidos.

Ese fue un duro golpe para Unión, que terminaría perdiendo la categoría, la que tanto le había costado recuperar con el ascenso que se había logrado en 1996, de la mano de Carlos Alberto Trullet y varios pibes del club que pusieron al club en la elite del fútbol nacional.

Embed

"Lo único que pude sacar fue ropa de concentración por si nos tocaba venir, ropa para los chicos y nada más. Quiero primero ver a mi familia, a mis viejos que quedaron en Santo Tomé, ya que el Puente Carretero se quedó cortado y no tenía otra forma de llegar a Santa Fe. Fue fea esa situación. Estoy muy ansioso para ver a mi familia", había contado Diego Olivera.

image.png
El 29 de abril de 2003 Unión también sufrió las consecuencias de la inundación.

El 29 de abril de 2003 Unión también sufrió las consecuencias de la inundación.

En tanto que Marcelo Mosset, hoy DT de la Reserva y en aquel momento uno de los jóvenes del plantel de Unión, había revelado: "No hay palabras, las imágenes decían mucho pero el dolor de la gente no lo transmite nada. Nosotros tuvimos que seguir porque AFA no había decidido qué hacer con Unión, no podíamos venir sin entrenar para el partido ante Chacarita. Trataremos ahora de organizar para que siga siendo una vida normal. Fue muy emotivo ya que cuando llegamos a Buenos Aires vimos los centros de asistencia para Santa Fe y estamos muy contentos, gracias a Dios el pueblo sigue vigente".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario