Unión

El vaso medio lleno y el medio vacío de Unión en el Maracaná

La actuación de Unión ante Fluminense en el Maracaná arrojó varios aspectos positivos y algunos menos negativos.

Miércoles 27 de Abril de 2022

La actuación de Unión en el Maracaná arrojó varios aspectos positivos. Y entre los principales estuvieron el carácter y la personalidad con la que salió a jugar el partido en un mítico estadio. Si bien Fluminense está lejos de ser un gran equipo, la realidad es que se trata de un conjunto brasileño y jugando como local, con todo lo que eso significa.

Se sabe que los equipos brasileños se potencian cuando juegan ante su gente y que siempre es fundamental aguantar los primeros minutos. Y la realidad es que nada de eso sucedió, ya que desde el inicio el elenco tatengue se plantó en campo rival e impuso condiciones.

Agustín Baroni.mp4

Agustín Baroni desde Brasil tras el partido de Unión y Fluminense

Nunca fue desbordado por Fluminense en el Maracaná y además contó con las chances más claras. No sufrió en defensa y mantuvo el orden a lo largo de todo el partido. Jugó un partido con mucha templanza y oficio, pese a la juventud de muchos de sus futbolistas.

LEER MÁS: Mele, heroe de Unión: "Agradecido a Dios por estar acá"

Dio una muestra de carácter y recompuso la imagen que venía ofreciendo en el torneo local. Volvió a ser un equipo concentrado y con una gran entrega física. Se pareció mucho más al del inicio del 2022, que al de los últimos encuentros en donde había jugado realmente mal.

En tres días el cambio fue muy notorio. Ante Gimnasia el Tate jugó decididamente mal y frente a Fluminense en varios pasajes del partido lo hizo realmente bien. Y aún cuando llegaba físicamente al límite dado que salvo Jonatan Álvez y Kevin Zenón, el resto habían sido titulares contra el Lobo.

En consecuencia, la respuesta física fue notable, aún cuando en los últimos 15' el equipo sintió el desgaste y era lógico que así suceda. Pero en un campo de juego como el Maracaná, Unión no claudicó y terminó aguantando sin sufrir a excepción del penal en tiempo de descuento.

LEER MÁS: Así se reflejó en Brasil el empate entre Unión y Fluminense

Y a la hora de hacer un análisis respecto al vaso medio vacío, habrá que mencionar que hace cuatro partidos que Unión no gana. Y que nuevamente no logró convertir, en los últimos cuatro encuentros, apenas marcó un gol que fue en tiempo de descuento ante San Lorenzo y cuando perdía por dos goles.

Sin dudas que el principal déficit de Unión es su falta de contundencia. El equipo convierte muy pocos goles, a excepción de los tres que marcó ante Oriente Petrolero. Ante Fluminense, Álvez tuvo un mano a mano y lo desperdició y el equipo tampoco logró aprovechar algunos contragolpes.

En la Copa de la Liga convirtió tan solo ocho goles en 12 partidos. El promedio en la Copa Sudamericana sube pero únicamente por la victoria ante Oriente Petrolero, ya que ante Junior anotó uno y no marcó con Fluminense. Por ello, más allá de la mejora futbolística, la principal preocupación pasa por la falta de efectividad en el arco rival.

LEER MÁS: Gustavo Munúa no dudó: "Unión jugó para ganarlo"

Pero además por la escasa generación respecto a jugadas de gol. Si bien hizo un partido correcto en Brasil, las chances claras fueron dos: el mano a mano de Álvez y el cabezazo de Franco Calderón que desvió Fabio. Poco en función de las ventajas que ofreció la defensa brasileña y los espacios de los que dispuso Unión en ataque.

Así las cosas, es saludable el partido que jugó Unión y se repuso de lo mal que venía jugando. Pero a su vez no supo como ganarle a un rival que se equivocó mucho. Por eso el medio vaso lleno dirá que salió indemne del Maracaná y con chances de ganar y el medio vaso vacío indicará que ante un rival mediocre estuvo a punto de perderlo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario