Unión

Los jugadores que potenció Madelón en su tercer ciclo en Unión

Si bien los dirigentes pudieron mantener la base en las dos últimas temporadas, en este receso tuvieron los frutos de las grandes campañas con ventas históricas para el club.

Domingo 07 de Julio de 2019

Unión necesitó tanto de Leonardo Madelón como Leonardo Madelón de Unión, en una definición que tiene su justificación en cómo le fue a uno sin el otro.

El Tate porque desde que el DT decidió ponerle punto final a su segundo ciclo en el club, tras la eliminación en la Copa Argentina 2016 a manos de River –se alejó definitivamente tras el triunfo por 1-0 ante Sarmiento en el 15 de Abril por el torneo local– cayó en un profundo bajón futbolístico, que derivó en que se cierre una paupérrima temporada, que hizo peligrar su estadía en Primera División.

En tanto que a Madelón no le fue mucho mejor, debido a que desembarcó en Belgrano de Córdoba, donde le fue muy mal y dejó su cargo tras la derrota frente a Colón, en el Mario Alberto Kempes, con un tanto de Nicolás Leguizamón.

Es decir que uno no se concibe sin el otro, Madelón porque saca lo mejor de sí cada vez que está al frente del equipo rojiblanco, mientras que Unión porque de su mano vivió los momentos más importantes de su historia, como fue el ascenso de 1989 y las clasificaciones para disputar las dos últimas Sudamericanas –la de 2019 porque fue el primer certamen internacional que el club disputó en su historia–.

• LEER MÁS: Los últimos pedidos de Leo Madelón a la dirigencia de Unión

Cuando el Francés afrontó su tercer ciclo al frente del equipo llegó en un momento de profunda crisis futbolística, donde el fin inmediato fue cosechar la suficiente cantidad de puntos que impidiera que se fuera al descenso. Sin embargo, terminó el año en zona de Libertadores, con un equipo que salía de memoria, que se entendía a la perfección, y que era muy elogiado por el país futbolero.

Varios jugadores que llegaban de pobres rendimientos se potenciaron como Bruno y Mauro Pittón, Nelson Acevedo, Lucas Gamba y Franco Soldano, mientras que otros como Damián Martínez, Jonathan Bottinelli, Yeimar Gómez Andrade, Diego Zabala y Franco Fragapane encontraron sus mejores rendimientos, tras haber generado pocas expectativas (excepto Didi) con sus arribos.

La temporada finalizó con Unión clasificado a la Sudamericana y la triste noticia que perdió a su jugador más determinante como el mendocino Gamba, a quien se le terminó su contrato y decidió emigrar a Huracán, operación por la cual al club no le ingresó ni un peso.

Con la nueva temporada se renovaron los objetivos, pero en el cierre de la primera parte el equipo perdió a Franco Soldano por 750.000 euros limpios (con un porcentaje de una futura venta y un ingreso de dinero extra si el sunchalense cumplía determinados objetivos), en una operación que fue muy cuestionada por el bajo monto, pero que era necesaria debido a que se corría con el riesgo de que quedara con el pase en su poder como ocurrió con Gamba.

Pero la verdadera sangría ocurrió con la finalización de la pasada temporada, ya que el club aceptó las ofertas de Central por Zabala y Britez, y la de San Lorenzo por los hermanos Pittón, en operaciones por las cuales el club informó que le ingresaron "USD 6.125.000, de los cuales se deben deducir impuestos y comisiones de ley. (26.5%)".

• LEER MÁS: Juan Pablo Pumpido, exentrenador de Unión, dirigirá a Alvarado

Pero también se fueron Franco Fragapane y Augusto Lotti, que si bien no dejaron nada con sus partidas, son dos jugadores que se potenciaron de la mano de Madelón, y que tuvieron dos pases muy importantes a Talleres y Atlético Tucumán, respectivamente.

En tanto que se hizo uso de la opción para comprar a Yeimar Gómez Andrade, que tendrá si mantiene su nivel un elevado valor en el mercado, al igual que ocurrió con Damián Martínez –solo hubo que invertir 200.000 dólares para adquirir la mitad del pase– y Nelson Acevedo –hace un año se incorporó en una negociación que se tuvo con Racing por el pase de Mauricio Martínez–.

En todo esto se basaron los dirigentes para hacer un esfuerzo muy importante para que Madelón siga al frente del equipo por otra temporada, ya que a lo importante que se presenta para que el equipo esté consolidado en Primera y con proyección internacional, ahora también le sumó una gravitación clave para que varios jugadores fueran vendidos en una suma que fue histórica para la tesorería del club.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario