Colón

Colón: Las intimidades nunca contadas de Eduardo Domínguez

Eduardo Domínguez, DT de Colón, reveló sus secretos más íntimos: amigos, música, cocina y su historia de amor con Brenda Bianchi. A leer y disfrutar.

Lunes 26 de Julio de 2021

Eduardo Domínguez consiguió lo que ningún otro entrenador de Colón en 116 años historia, como fue el hecho de llevarlo a lograr su primera estrella en el fútbol de Primera División. Es que el DT tomó al equipo en zona de descenso y en poco más de un año lo llevó a ser protagonista de la Copa Diego Maradona, campeón de la Copa de la Liga Profesional, y por consiguiente lo clasificó para jugar el Trofeo de Campeones de fin de año y la Copa Libertadores del 2022.

En un mano a mano con Diez en Deportes por LT10 (AM 1020), Eduardo Domínguez habló de todos los temas, que hacen a su vida personal y también a su relación con el fútbol, más allá del título al que llevó a Colón, y que quedará grabado para siempre en la historia del club.

En primera medida se le preguntó si le gusta la música, y Domínguez reveló: "Depende el estado de ánimo. Soy del rock nacional. Encontré algo en la cumbia santafesina que me gustó, encontré algo que la otra vez no. Soy de la música más tranquila, tirando al reggae. No me encierro en ningún tipo de música. Me gustaba de pibe La 25 por eso use mucho tiempo la camiseta 25. Después algo de los uruguayos No te va a gustar".

LEER MÁS: Menotti: "Me encanta Domínguez, puede dirigir donde quiera"

En cuanto a si iba a los boliches, el técnico de Colón contestó: "Sí, de chico, ahora no. Íbamos a cualquier lado, no era siempre al mismo lugar, a veces ni salíamos y nos quedábamos con amigos. El jugador la pasa bien, no tiene el boleto asegurado (risas). A mí me gusta pasar desapercibido. Era malísimo para bailar. No era de encarar, por mi timidez, por mi forma de ser".

Luego, Eduardo Domínguez contó cómo fue su historia de amor con Brenda, y el DT de Colón dijo: "Mi señora me tuvo que sacar el beso. El padre de uno de mis mejores amigos era amigo de Carlos Bianchi, cuando venían para acá nos juntábamos. Y yo la veía desde los 12 o 13 años, ella tenía 15. Imaginate que yo a los 12 no tenía idea. Después cada uno hizo su camino. Cuando ella vuelve nos encontramos de vuelta, a mí me quedaba de paso un lugar donde íbamos a comer y ahí nos veíamos. Con mi timidez no charlaba nada (risas). Teníamos un grupo lindo con los primos de ella, tenía 25 o 26 años. Era uno más y no nos buscábamos, nos conocíamos y estaba todo bien".

image.png
Brenda Bianchi, a todos lados con Eduardo Domínguez, el entrenador de Colón.

Brenda Bianchi, a todos lados con Eduardo Domínguez, el entrenador de Colón.

Más adelante se le preguntó si tiene amigos en el fútbol, y Eduardo Domínguez afirmó: "Tengo amigos, no muchos. No soy muy amiguero, soy más solitario".

En tanto que se le hizo un ping pong, donde se le preguntó al DT de Colón por agua, vino o gaseosa y contestó: "Agua y vino, gaseosa no". Entre el asado o las pastas, y Domínguez dijo: "Según, más el asado que la pasta. La hago yo a la pasta, es rica. Hago fetuchini, los amaso yo, corto a cuchillo. Es una descarga amasar".

Fue inevitable preguntarle si le hubiese gustado ser chef y Domínguez destacó: "No, siempre entrenador. Si terminaba el colegio y no jugaba en primera me iba a inclinar para administración de empresas o contador. Pero por suerte fui jugador y sigo mi carrera como entrenador. Lo que se vive acá no se vive en ningún otro lado".

También se lo consultó por las cábalas, y el entrenador de Colón expresó: "No, para nada. Debería haber usado la misma ropa que en la final, pero con River ya estrené todo. No es lo mío. Los nervios están, pero la procesión va por dentro. Este caso en particular me transmite tranquilidad el equipo. Esto es ganancia, en sí lo que me da la tranquilidad es la voluntad del jugador en la semana. Ese esfuerzo, el exigirse, llegaremos a los partidos con la tranquilidad de que damos todo".

image.png
Eduardo Domínguez, DT de Colón, contó su historia de amor con Brenda Bianchi.

Eduardo Domínguez, DT de Colón, contó su historia de amor con Brenda Bianchi.

A Eduardo Domínguez también se le pidió que contara un hecho que lo haya hecho reír en una cancha, y manifestó: "Nos juntábamos con unos amigos de la infancia que era enfermo de Chacarita mi amigo. Jugábamos a la Play 1 y en ese momento salíamos o nos quedábamos jugando. Cuando jugábamos con Chacarita uno de los pibes se me colgaba del alambrado y me decía 'Jugador compulsivo de la play, sos horrible' (risas). Iba a sacar los laterales y mi amigo estaba colgado del alambrado".

Tiempo de fútbol para el DT de Colón

"Pedimos puntualmente esos jugadores, pensábamos que nos iban a hacer bien. Fueron tres y sabíamos el crecimiento que podía tener el equipo. Siempre heredas jugadores cuando llegás y le querés dar la impronta y lo que uno pretende. Los jugadores entendieron eso, que todo es un proceso. Hay que trabajar para sostenerlo. Siento que lo que uno quiere mostrar el fin de semana, lo tiene que trabajar todos los días. No hay que confundirse, si haces bien algo, al otro día no te tenés que relajar. Algo hay que llevarse de un buen día. Eso me quedó del maestro Tabárez, si entrenás y te cansás, pasa algo, si viniste y entrenaste y te sentiste bien, por ahí va", dijo Eduardo Domínguez, sobre la nueva política deportiva en Colón.

Domínguez 2017.png
Eduardo Domínguez volvió a Colón, para cambiar radicalmente la historia deportiva del club.

Eduardo Domínguez volvió a Colón, para cambiar radicalmente la historia deportiva del club.

A Eduardo Domínguez también se le preguntó por los refuerzos de Colón. Sobre Lucas Beltrán, contó: "Lucas nos da agresividad en ataque, técnica y buena movilidad. Además, con ganas de ganarse los minutos que no puede sumar en River y que se los tiene que ganar como cualquiera, como Ferreira, que le costó la adaptación. El último partido que tuvo fue muy bueno y es lo que pretendemos de él. Iba a empezar como titular, pero lo agarró mal el Covid, tiene que empezar de nuevo, a medida que se muestre y trabaje va a tener posibilidades. Tenerlos en equipó va a ser muy bueno, tienen mucho crecimiento por delante. No lo queremos como típico 9, para eso lo tenemos a Leguizamón o Morelo".

LEER MÁS: El gran dilema de Domínguez en Colón para visitar a Huracán

De Mauro Formica, la última cara nueva de Colón, Domínguez, dijo: "Tiene inteligencia y pausa, ve lo que sucede antes de los demás. Es un enganche típico y nato de los pocos que hay en el fútbol argentino. Me parece que nos puede brindar su inteligencia a favor de la velocidad del equipo". Y también habló de Nahuel Gallardo, e indicó: "Vino para competir en el puesto. Por lo que tengo entendido no se va Rafael Delgado". Y en cuanto a si llegará otro refuerzo, afirmó: "Estamos pensando en alguien más. Para el mediocampo".

En el tramo final, se le preguntó si se considera un motivador, y Domínguez indicó: "Me pregunto qué es motivar, creo que hay muchos que mal interpretan. Muchos creen que son esas arengas y gritar y todo eso. Yo hoy estoy motivado de estar acá, en el día a día. Tenemos que venir con buenas energías, todo es energía, si el jugador no nos ve así, es difícil motivar. La motivación interna tiene que ser más la interna que la externa. Es muy difícil ganar, tener estadísticas ganadoras. Cuando a uno le toca estar en equipos así uno lo disfruta mucho. Sabemos que es a base al trabajo y la voluntad. El jugador ve y todo, el gimnasio, el cono, la pechera, todo. Cuando todo está alineado se acopla. Pero cuando todo es un quilombo es más complicado. Si todo es un lío, no pretendan que el fútbol sea distinto".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario