Secciones
Colón

Los dirigentes de Colón frenan los deseos de Domínguez

El DT de Colón pidió por la continuidad de cuatro jugadores pero hasta aquí ninguno arregló un nuevo contrato. Los directivos hacen la plancha, sin apuros.

Jueves 09 de Julio de 2020

La política es clara: drástica reducción en los contratos que haya que renovar y en los jugadores que vengan. Pero además, la intención de reducir los montos salariales en aquellos jugadores que más ganan y que tienen contratos vigentes. La idea es aplicar una economía de guerra en tiempos de pandemia. Los recursos escasean y los gastos fijos se mantienen. Es por eso que el presidente de Colón José Vignatti se muestra muy cauto a la hora de negociar y no muestra ningún tipo de apuro para arreglar la continuidad de aquellos futbolistas que le pidió el técnico Eduardo Domínguez. Se sabe que existe una deuda de Colón hacia los jugadores y esa es la primera premisa de la dirigencia.

Domínguez pidió por: Gabriel Esparza, Matías Fritzler, Guillermo Celis y Marcelo Estigarribia. El primero de ellos ya se convirtió en refuerzo de Sol de América (Paraguay). El Polaco expresó que primero quiere arreglar la deuda y luego sentarse a negociar un nuevo vínculo. El colombiano está aguardando volver a su país y el Chelo está en Paraguay esperando novedades.

LEER MÁS: Facundo Farías: "Mi objetivo es poder ganar algo con Colón"

La realidad indica que por un lado está el deseo del técnico y por el otro lo que consideran los dirigentes encabezados por Vignatti. La realidad es que a los directivos no los desvela la continuidad de ninguno de los futbolistas mencionados y es por eso que no aceleraron con ninguno.

Domínguez.png
Domínguez le pidió al presidente Vignatti la continuidad de cuatro jugadores, que no pudo concretar hasta aquí.

Domínguez le pidió al presidente Vignatti la continuidad de cuatro jugadores, que no pudo concretar hasta aquí.

Esparza ya se fue, Fritzler está muy lejos, Estigarribia casi ido y Celis esperando retornar al Vitoria Guimaraes de Portugal en donde tiene un año más de contrato (aunque expresó que no volverá a Portugal). Pero lo más llamativo es que estos cuatro jugadores siempre manifestaron que su prioridad era continuar en Santa Fe, mostrando la mejor predisposición a la hora de escuchar una oferta, que en realidad nunca llegó.

LEER MÁS: Colón negocia para extender el contrato de Tomás Sandoval

Así las cosas, los dirigentes de Colón tienen el pie apoyado en el freno y por el momento no tienen pensando acelerar, nueve días después de finalizar los contratos, todo sigue igual. Son conscientes que el tiempo y el contexto juegan a su favor ya que el mercado de pases está quieto y todos los jugadores deberán bajar sus pretensiones. Además claro de comenzar a ahorrarse los sueldos de los nueve futbolistas que dejaron de pertencer al club.

Vignatti y compañía esperan y no desesperan, saben que falta para volver a los entrenamientos y mucho más para comenzar a jugar. Por eso es que con el arribo de Domínguez a Santa Fe y con el correr de los días comenzarán a definir la conformación del plantel. Pero todo a su debido tiempo, por ahora el deporte preferido de los dirigentes es hacer la plancha.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario