Colón

Pulga Rodríguez volvió a dejar abierta la chance de irse de Colón

El tucumano fue uno de los jugadores que atendió a la prensa y si bien volvió a destacar que tiene contrato con el club, admitió que lo está "evaluando" con su familia. "En lo personal la pasé muy mal este año", tiró.

Jueves 28 de Noviembre de 2019

Luis Miguel Rodríguez revolucionó al mundo Colón cuando luego de la derrota en la final de la Copa Sudamericana frente a Independiente del Valle en La Nueva Olla, admitió en diálogo con DirecTV Sports que estaba evaluando la chance de abandonar el club.

Luego no volvió a tomar contacto con la prensa, y lo hizo recién tras haber brillado en el triunfo ante Estudiantes, donde convirtió dos goles y le dio una asistencia a Braian Galván, y volvió a dejar abierta la chance de marcharse del club.

Este jueves, en la previa del partido ante Vélez, se informó que Pulga iba a tomar contacto con los medios y se pensó que iba a aclarar su situación, y que incluso confirmaría su continuidad o bien ratificaría la idea de marcharse.

Sin embargo, a penas se sentó en la sala de conferencias, indicó: "Hoy puedo decir que estamos pensando en el partido del domingo con Vélez, al futuro lo iremos viendo a medida que pase el tiempo, son cosas que estoy evaluando con mi familia. Quiero mantener la cabeza en Vélez, queremos clasificar de nuevo a una copa internacional, haciendo eso nos olvidaremos del promedio".

• LEER MÁS: ¡Tomás lo logró y pudo conocer a los jugadores de Colón!

En cuanto a si tuvo una oferta de Atlético Tucumán para volver, aclaró: "No hablé con nadie, no hay ninguna posibilidad a Atlético, no me llamó nadie. No tengo que hablar con los dirigentes, no tengo propuestas. Solo es que tengo que analizarlo con la familia, pero no tengo propuestas, tengo contrato en Colón y lo iremos viendo a medida que vayan pasando los días".

Pero no se quedó allí y agregó: "No me llamó nadie, estamos pensando en los partidos que nos quedan, terminar de la mejor manera el año y luego tendremos un mes para conversar".

Sobre lo que lo lleva a tener que pensar su continuidad en el club, reconoció: "Hay cosas que evaluar porque tuvimos un año lindo en Colón pero en la vida personal tuve un año complicado, mi familia no es mi familia y mis hijos, tengo mi mamá y hermanos. Siempre que tomé una decisión la tomé en frío, y pensándolo bien. Tengo un contrato que cumplir pero hay cuestiones personales donde no pasé el mejor año, en la vida personal tuve muchos problemas pero lo iremos viendo a medida que pase el tiempo. Tenemos que tratar de sumar la mayor cantidad de puntos posible, quizás se termina yendo mi familia a Tucumán y me quedo solo en Santa Fe".

Embed

Cuando se lo consultó por la preocupación del hincha y sobre si hay una fecha para tomar la decisión, dijo: "A veces uno no puede ir por la vida diciendo lo que va pensando o lo que va a hacer. Entiendo a la gente, le pido disculpas por esta falta de decisión, pero estoy pensando en Colón, no tengo ninguna propuesta, metido en los tres partidos que nos quedan. Tuvimos un año futbolístico muy bueno, en lo personal lo pasé muy mal. Cuando tome una decisión la voy a comunicar y aclarar. Tengo contrato, no tengo llamados de nadie. Estamos cómodos y bien en Santa Fe, nos gusta la ciudad y el club, pero hay cuestiones personales que no las puedo tomar ahora y hay que analizarlo con la familia. Tuvimos un año complicado en la familia, todavía no pude hacer el duelo por la muerte de mi viejo, quizás en algún momento termine colapsando".

Embed

En tanto, también se refirió a su estado físico luego de terminar con un fuerte dolor en el empeine del pie izquierdo, contó: "Estoy entrenando normalmente, a disposición del entrenador, creo que voy a viajar. Estoy apto para jugar si lo desea Pablo (Lavallén). Esperemos que dé el equipo y quizás tenga la posibilidad de ir al banco (risas)".

Más adelante se refirió a cómo se encuentra el plantel en esta parte del año, y reflexionó: "A nivel grupal no tenemos una amistad entre todos, pero todos sabemos lo que queremos, si hay un asado o una merienda vamos todos, tenemos que hablar algo con los dirigentes y vamos todos. Así se forman los grupos, y como tal no tuvimos discusiones mayores, que siempre puede pasar en 32 jugadores, donde alguno puede estar dolido porque no juega. Tenemos un grupo bárbaro, llegamos a una final de un torneo internacional, en cuartos de final de una Copa Argentina y en la Superliga a cinco puntos del último que clasifica a la Sudamericana. Nos tenemos que meter ahí y luego mantenernos. Ojalá que la gente que llegue para incorporarse al grupo y lo haga de la mejor manera, ya que es un grupo integrador, el que llegue se sentirá muy cómodo".

• LEER MÁS: ¿Será un indicio de lo que vendrá en Colón?

En cuanto al triunfo ante Estudiantes, analizó: "Se pudo ganar, eso es importante, más cuando no estás jugando bien, ya que no fue nuestro mejor partido. Cuando estaban 2-1 manejaron la pelota, pero llegó el gol medio de carambola, lo positivo es que se ganó pero hay muchas cosas por corregir, ya que el rival jugó mejor que nosotros. En los primeros 15 minutos estábamos bien, parecía que lo llevábamos por delante, pero luego se acomodaron. Ojalá que a medida que pasen los partidos sean menos las cosas para corregir, y logremos la perfección para sumar como local y visitante, donde ojalá volvamos a ganar lo que nos daría un gran respaldo para lo que viene".

Se lo consultó sobre la continuidad de Pablo Lavallén, y destacó: "No es una pregunta para nosotros, tenemos que pensar en los partidos que nos quedan, todavía no somos dirigentes (risas)".

Por último, se lo consultó por lo que les dejó la final ante Independiente del Valle y reconoció: "Ese sábado se me hizo eterno, no terminaba más. Me quedó dando vueltas en la cabeza el partido entre 10 y 12 días, pensando lo que podría haber sido y no fue. Tenemos que dejarlo de lado y ponerlo como un lindo recuerdo. Dios quiera que no sea lo más importante que juegue Colón, ojalá puede salir campeón en lo inmediato, es un club que se lo merece, la pasé muy bien este año.

"En lo personal me va a quedar marcada toda la vida esta final ya que a mis 34 años llegar a esta posibilidad tan grande es único, ojalá que podamos clasificar y volver a jugar esta instancia, pero cuando uno es más grande las chances se acortan. La pasé muy mal, necesitaba llegar a mi casa. En el hotel estaban mis hijos, no podía llorar, el más grande me dijo que los hombres no lloran. Uno no llora adelante de ellos, estuve con ellos hasta que se durmieron, hablé con mi señora un largo rato. En el fútbol hay que estar tranquilos. En la actualidad lo recuerdo o veo algo de esa final y duele mucho. Pero no podemos quedarnos, tenemos que seguir compitiendo, las finales se ganan o se pierden. Ojalá que podamos repetirla muy pronto y que Colón pueda ganar un campeonato lo antes posible", cerró el exjugador de Atlético Tucumán.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario