La pandemia en el mundo

Austria dispuso confinamiento total y vacuna obligatoria

El Gobierno de Austria anunció un confinamiento a partir del lunes a raíz del rebrote de casos de coronavirus: los no vacunados no podrán salir de sus casas

Viernes 19 de Noviembre de 2021

El Gobierno de Austria anunció un nuevo confinamiento nacional a partir del lunes próximo a raíz del rebrote de casos de coronavirus y estableció que, a partir de febrero, la vacuna será de aplicación obligatoria.

Así lo informó el canciller de ese país, Alexander Schallenberg, quien señaló que si bien "no es fácil" la decisión, resulta necesaria "ante el número de contagios" de Covid-19.

En referencia al confinamiento de toda la población que regirá desde el lunes, Schallenberg señaló que resulta "doloroso" tener que imponer ese tipo de restricciones teniendo en cuenta que hay vacunas suficientes para la población. "No hemos tenido éxito a la hora de atraer a suficiente gente a la vacunación", sostuvo el funcionario, quien puso el acento en la importancia de "mirar a la realidad a los ojos", según reprodujo la agencia Europa Press.

Austria confinamiento vacunados.jpg

En sintonía con los dichos del canciller, el ministro de Sanidad austríaco, Wolfgang Muckstein, sostuvo que las medidas "no son fáciles para nadie pero son necesarias".

De esta forma, Austria se convirtió en el primer país europeo en anunciar que hará obligatoria la vacunación contra el coronavirus. En tanto, el nuevo confinamiento regirá desde el lunes y durante un período de 20 días, tras el cual se mantendrá para aquellas personas que no estén vacunadas, tal como ocurre desde el 15 de noviembre pasado, según informó el diario austríaco "Die Presse".

Austria registra un repunte de casos de coronavirus desde hace algunas semanas y durante los últimos días alcanzó varios registros máximos de contagios en el marco de la pandemia.

Los no vacunados no podrán salir de su casa

El Gobierno de coalición de conservadores y verdes ha confirmado que a partir del lunes los ciudadanos que no puedan demostrar estar vacunados o haber pasado la enfermedad en los últimos seis meses solo podrán salir de casa bajo determinadas circunstancias. El confinamiento para los no vacunados pretende hacer la vida más difícil a los que, pudiendo hacerlo, no se han inmunizado. Austria, junto con Alemania y Suiza, es uno de los países de la Europa occidental con peor tasa de vacunación. Su incidencia semanal se ha disparado en el último mes y se acerca a los 1.000 casos por 100.000 habitantes. Se trata del primer país europeo que toma esta decisión, aunque otros están valorando medidas de presión para empujar a la vacunación a sus ciudadanos.

Austria confinamiento vacunados1.jpg
En Austria se manifiestan los ciudadanos contra la vacunación

En Austria se manifiestan los ciudadanos contra la vacunación

El Gobierno y los jefes de las nueve regiones austríacas acordaron este domingo en una cumbre de emergencia en Viena imponer el confinamiento de los no vacunados. “No nos tomamos este paso a la ligera, pero lamentablemente es necesario”, dijo el canciller, Alexander Schallenberg. Se calcula que la medida afecta aproximadamente a dos millones de personas. Según el borrador que ya se ha hecho público, las restricciones se aplicarán de momento hasta el 24 de noviembre. Las personas no vacunadas solo podrán salir de su vivienda por motivos urgentes como ir a comprar, al médico, a trabajar o estudiar. No está claro que se pueda controlar el cumplimiento de una medida así, pero el Gobierno ya ha indicado que habrá patrullas de policía pidiendo de forma aleatoria prueba de vacunación o de recuperación. Las infracciones pueden acarrear multas elevadas.

Un 35% de los austríacos están todavía sin vacunar. De ellos, un 11% aproximadamente son niños menores de 12 años para los que todavía no se recomienda la inmunización. El canciller aseguró que la tasa de vacunación en Austria es “vergonzosamente baja”. “Nuestro trabajo como Gobierno de Austria es proteger a los ciudadanos”, añadió. La presión sobre los no vacunados ya se había elevado en los últimos días. En los lugares de trabajo era obligatorio presentar certificado de vacunación, de recuperación o un test negativo reciente cuyo coste no cubre el sistema público. En lo que respecta al ocio, las restricciones todavía eran mayores. A eventos culturales, bares y restaurantes solo pueden entrar vacunados y recuperados. El fin de semana pasado, a punto de entrar en vigor estas reglas, los centros de vacunación austríacos registraron mayor afluencia, incluso algunas colas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario