El Mundo

Brasil: nació la primera bebé gestada en el útero de una donante fallecida

La receptora había nacido sin útero a causa de una enfermedad y gracias al trasplante pudo dar a luz a una bebé

Miércoles 05 de Diciembre de 2018

Una mujer que recibió un útero trasplantado de una donante fallecida dio a luz a una bebé en el primer caso exitoso con este procedimiento, informaron médicos en Brasil.

El caso fue publicado en la revista médica The Lancet y se dio a conocer que el proceso duró diez horas y media, durante las cuales se tuvo que prestar especial atención a la conexión de los vasos sanguíneos, los ligamentos y los canales vaginales de la paciente con el útero trasplantado. Se produce luego de que 10 casos previamente conocidos de trasplantes de útero de donantes fallecidas en Estados Unidos, la República Checa y Turquía, no lograron producir el nacimiento de un bebé vivo.

La niña brasilera nació por cesárea a las 35 semanas y tres días y pesó 2,55 kilogramos (casi seis libras), según el informe de The Lancet.

La receptora sufría el síndrome de Mayer-Rokitansky-Küster-Hauser, que afecta a aproximadamente una de cada 4.500 mujeres en todo el mundo y que hace que ni la vagina, ni el útero, ni la matriz se formen correctamente. Pero sus ovarios estaban en perfecto estado, así que los médicos pudieron extraer los óvulos y fecundarlos con el esperma del futuro padre. Después los congelaron.

A la hora de hacer el trasplante, la futura madre tuvo que tomar medicamentos que debilitaran su sistema inmunológico. De esta forma se trataba de evitar que su cuerpo rechazase el nuevo útero. Unos seis meses después del trasplante, la mujer empezó a tener la regla otra vez. 

Se planeó la transferencia de los embriones resultantes del ciclo de FIV, pero en ese momento el endometrio no era lo suficientemente grueso para que estos pudieran implantarse, por lo que se pospuso un mes más. Finalmente, la implantación se llevó a cabo con éxito y el embarazo transcurrió sin complicaciones, más allá de una leve infección renal en la embarazada.

Dani Ejzenberg, médico del hospital de la Universidad de Sao Paulo en Brasil que dirigió la investigación, dijo que el trasplante, realizado en septiembre del 2016 cuando la receptora tenía 32 años, muestra que la técnica es factible y podría ofrecer a las mujeres con infertilidad uterina acceso a un grupo más grande de donantes potenciales. Al mismo tiempo aseguró que la técnica aún puede ser refinada y optimizada.

Cinco meses después del trasplante, escribió el equipo de Ejzenberg, el útero no mostraba señales de rechazo, las ecografías eran normales y la receptora tenía una menstruación regular. Los óvulos previamente fertilizados y congelados de la mujer fueron implantados tras siete meses y 10 días después se confirmó que estaba embarazada.

¿Te gustó la nota?