Invasión de Rusia a Ucrania

Dudas sobre cuántos soldados rusos murieron en Ucrania

Algunas fuentes dicen que las bajas de soldados rusos son comparables a las de sus guerras en Chechenia o en Afganistán, pero falta información oficial

Viernes 25 de Marzo de 2022

El interrogante de cuántos soldados rusos han muerto o resultado heridos en estas primeras etapas de la invasión a Ucrania sigue siendo incierto, cuando Rusia publicó la última actualización en su número oficial de bajas. El Ministerio de Defensa de Rusia admitió que 1.351 soldados rusos habían muerto en combate y otros 3.825 habían sido heridos.

soldados rusos Ucrania1.jpg

Según sus críticos, las cifras oficiales del Kremlin deben ser tomadas con escepticismo. Las autoridades estadounidenses y ucranianas afirman que las pérdidas rusas podrían ser comparables a las sufridas en las guerras de Chechenia o de Afganistán.

“Es casi un secreto de Estado”, dice un analista militar ruso que pide no ser identificado para poder hablar sobre el tema. “No sabemos exactamente cuántas personas han muerto, en este momento es mejor hablar de otros temas”.

El manejo informativo

En gran medida, los medios de comunicación rusos que aún funcionan en el país habían dejado de informar sobre el número de muertos, ya que los censores han prohibido que el conflicto aparezca como una “guerra” o como una “invasión”. Pero este lunes, en el periódico tabloide ruso Komsomolskaya Pravda, que suele publicar noticias pro-Kremlin, apareció una bomba informativa enterrada dentro de un artículo sobre el conflicto: “Según los datos del Ministerio de Defensa ruso, 9.861 soldados rusos han muerto en combate y otros 16.153 han sido heridos”.

Pocos minutos después, la frase desapareció de la web del periódico. Ninguna otra agencia de noticias rusa publicó esos datos y no se sabe cómo puede ser que solo Komsomolskaya Pravda tuviera acceso a la información. Enseguida se hicieron virales las capturas de pantalla y las versiones archivadas de la noticia eliminada, con los críticos del Kremlin aprovechando el artículo como evidencia de que Rusia está sufriendo pérdidas catastróficas en una guerra que lleva ya un mes.

El periódico dijo después que su web había sido víctima de piratas informáticos. “El acceso a la interfaz administrativa fue pirateado en la web del Komsomolskaya Pravda y se hizo una noticia falsa en esta publicación en torno a la situación de la operación especial en Ucrania”, escribieron. “La información falsa fue borrada de manera inmediata”.

¿Son 500 o más de 15.000?

Ante la escasez de datos oficiales, los periodistas han tenido que escudriñar en los obituarios y contactar con directores de morgues para obtener alguna pista sobre el número de muertos rusos mientras las autoridades acusan de desinformación a todo el que cubra el tema.

“Occidente está tratando de dividir a nuestra sociedad”, dijo Vladimir Putin en su discurso de finales de la semana pasada. “Haciendo conjeturas sobre las pérdidas militares y sobre las consecuencias socioeconómicas de las sanciones para provocar una revuelta civil en Rusia, y usando su quinta columna para lograr este objetivo, la destrucción de Rusia”.

El servicio en ruso de la BBC publicó el lunes una noticia que recogía el dato de 557 muertes confirmadas. La información se basaba en los soldados rusos con nombre y apellido de cuya muerte en batalla sí se tiene confirmación. Por ahora, es el recuento más autorizado del número de muertes rusas durante la guerra.

A principios de esta semana, el servicio de noticias Radio Free Europe/Radio Liberty, financiado por el Gobierno de EE. UU. y con decenas de periodistas en la región, publicó que hospitales bielorrusos se han llenado de cadáveres rusos en estas semanas de guerra. Un empleado del hospital clínico regional de Homel, en Bielorrusia, dijo a Radio Free Europe/Radio Liberty que desde el 13 de marzo habían enviado a Rusia más de 2.500 cadáveres de soldados. No ha sido posible confirmar esa información de forma independiente.

Otras estimaciones son muy superiores. Un cálculo “prudente” de los servicios de espionaje de Estados Unidos divulgado esta semana cifró en más de 7.000 el número de soldados rusos muertos durante los combates de Ucrania desde finales de febrero, un dato que supera el número oficial de soldados rusos muertos en los dos años de la primera guerra de Chechenia, una campaña que se recuerda como especialmente brutal y caótica.

El lunes por la noche, las autoridades ucranianas estimaron que habían muerto más de 15.000 soldados rusos, un número que se acerca a las bajas oficiales de soldados soviéticos muertos durante la guerra de Afganistán en la década de los 80. Ese conflicto duró diez años y significó un declive en el prestigio que los militares soviéticos tenían en el extranjero. Pocos meses después de su retirada se produjo la caída de la Unión Soviética.

Los expertos advierten sobre la necesidad de tomar con pinzas esta información en una guerra donde los países occidentales quieren subrayar el coste para los militares rusos y donde el Kremlin busca restar importancia a las pérdidas.

Grandes pérdidas también materiales

Además de la referencia a las bajas rusas, el Komsomolskaya Pravda eliminó en su artículo una frase sobre el hecho de que el Ministerio de Defensa ruso negaba la información del lado ucraniano que habla de pérdidas “supuestamente gigantescas” en Ucrania.

soldados rusos Ucrania2.jpg

Rusia ha amenazado a todas las publicaciones que difunden información sobre la guerra y es un momento especialmente peligroso para informar sobre el tema. Por miedo a sufrir consecuencias legales y un posible castigo por referirse a cifras no oficiales, varios analistas militares y varias ONG se negaron a comentar el artículo del Komsomolskaya Pravda. Pero hay indicios de que Rusia está sufriendo grandes pérdidas durante los combates.

Según el blog Oryx, especializado en rastrear las pérdidas de equipamiento militar, Rusia ha perdido en Ucrania 1.666 vehículos, entre ellos más de 800 porque han sido destruidos durante el conflicto. Entre esos vehículos destruidos se han confirmado 111 tanques, 74 vehículos blindados de combate, 123 vehículos de combate de infantería y 312 camiones, vehículos y jeeps. “Esta lista solo incluye los vehículos y equipos destruidos de los que hay pruebas fotográficas o videográficas”, según esta web. “Por tanto, la cantidad de equipos destruidos es significativamente mayor que la consignada aquí”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario