Discapacidad

#SomosDeSeAr: mujeres con discapacidad contra la violencia

El 25 de noviembre se lanzó una campaña audiovisual para visibilizar la violencia que sufren las mujeres con discapacidad y los obstáculos que atraviesan

Miércoles 02 de Diciembre de 2020

En Argentina viven 2 millones de Mujeres con Discapacidad. La idea de que no deben maternar aunque quieran, de que no son deseadas o de que no pueden decidir cómo manejar su vida sexual y reproductiva son sólo algunos de los prejuicios que derriba #SomosDeSeAr, una campaña audiovisual liderada por mujeres con discapacidad de todo el país que reclaman el fin de las distintas formas de violencia que les impiden ejercer sus derechos sexuales y reproductivos.

La iniciativa

El contenido de la campaña es el resultado de la puesta en común de las experiencias de mujeres de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, San Juan, San Luis, Catamarca, Salta, Jujuy, Tucumán y la Ciudad de Buenos Aires en los talleres DeSeAr con Inclusión, una iniciativa conjunta de FUSA Asociación Civil y Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (REDI) que cuenta con el financiamiento del Fondo Fiduciario de las Naciones Unidas para Eliminar la Violencia contra la Mujer.

Los spots, que comenzaron a difundirse a partir del 25 de noviembre (Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer), reivindican el derecho de las mujeres con discapacidad al goce y a vivir plenamente su sexualidad, además de que visibilizan las barreras de accesos a los servicios de salud.

Los materiales son difundidos a través de redes sociales con el hashtag #SomosDesear.

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de REDI (@rediderechos)

Nada sobre nosotres sin nosotres

“Cuando vamos a pedir métodos anticonceptivos nos tratan como niñas. Te quieren poner sí o sí implante, DIU o esterilizarte. Piensan que no podés entender cómo usar las pastillas”. Mujer con discapacidad del NOA.

“El médico de mi primer embarazo me trató muy mal. Me dijo que era una inconsciente. Y que debía ir a cesárea sí o sí, además de que no debía volver a quedar embarazada. Tuve dos niños, ambos por parto natural”. Mujer con discapacidad motriz de la Ciudad de Buenos Aires.

“Tengo nódulos en las mamas, con mi ginecóloga necesitamos saber cómo son. Pero hace dos meses que recorro hospitales de la Ciudad de Buenos Aires y ninguno tiene un mamógrafo accesible. Son todos muy altos, con la silla de ruedas no llego. Y a las mujeres de baja talla les pasa igual”. Mujer con discapacidad motriz de la Ciudad de Buenos Aires.

Estas son algunas de las experiencias que más de 80 mujeres con distintos tipos discapacidad de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos, Córdoba, San Juan, San Luis, Catamarca, Salta, Jujuy, Tucumán y la Ciudad de Buenos Aires compartieron durante un conjunto de ocho talleres que REDI realizó durante 2019 en las ciudades de Buenos Aires, Córdoba, Rosario y Salta.

¿Qué es el proyecto DeSeAr (Derechos Sexuales en Argentina) con Inclusión?

DeSeAr con Inclusión es una iniciativa conjunta, innovadora en el país, cuyo objetivo es eliminar la violencia hacia las niñas y mujeres, especialmente la violencia institucional que experimentan en el acceso a los servicios de salud las niñas y mujeres con discapacidad.

Durante los encuentros, estas mujeres que forman parte de 20 organizaciones que promueven sus derechos, compartieron experiencias que les permitieron definir colectivamente cuáles son las formas más frecuentes y/o más graves de violencia que experimentan cuando quieren ejercer su sexualidad y acceder a servicios de salud sexual y reproductiva y cómo estas formas de violencia impactan en su vida y les impiden vivir una sexualidad plena.

Además de compartir sus vivencias, decidieron pasar “de la catarsis a la acción" colectiva para terminar con estas prácticas y reclamar en primera persona el pleno reconocimiento de sus derechos a través de una serie de mensajes que están recopilados en los spots audiovisuales y radiales que forman parte de la campaña #SomosDesear.

Embed

“Las problemáticas más comunes tienen que ver en primer lugar con el prejuicio de que las mujeres con discapacidad son asexuadas, que no están interesadas en la temática o que no están en condiciones de ejercer su sexualidad, lo que está reflejado en varios de los spots”, señala Sofía Minieri, de la Red por los Derechos de las Personas con Discapacidad (REDI).

Y continúa: “Otras de las problemáticas tienen que ver con las dificultades que se les presentan cuando quieren acceder a los servicios vinculados a la salud sexual y reproductiva, no sólo referido a la accesibilidad física (ausencia de rampa) o comunicacional sino a barreras actitudinales, como por ejemplo, que le hablan al acompañante en lugar de a ellas”.

Los talleres no sólo apuntaron a tener un impacto individual, sino que tuvieron como objetivo que cada participante pueda replicar los debates en sus comunidades, así como entrelazar las experiencias regionales y aunar esfuerzos para producir transformaciones sociales e incidir en políticas públicas.

La información como derecho

En el marco de este proyecto, las organizaciones elaboraron la aplicación "Nuestra Decisión" (disponible en Google Play) que contiene información en lenguaje sencillo y accesible sobre derechos sexuales y reproductivos, datos sobre centros de salud con opiniones de las usuarias y contenido sobre el nuevo coronavirus.

Se trata de la primera herramienta digital de este tipo en Argentina con perspectiva de género y discapacidad y aunque puede ser utilizada por cualquiera está especialmente pensada para las mujeres con discapacidad.

discapacidad aplicacion.jpeg
La app es gratuita y está dirigida a todas las personas que viven en Argentina y fue especialmente desarrollada para que las personas con discapacidad puedan utilizarla. Su contenido refleja las perspectivas de género y discapacidad.

La app es gratuita y está dirigida a todas las personas que viven en Argentina y fue especialmente desarrollada para que las personas con discapacidad puedan utilizarla. Su contenido refleja las perspectivas de género y discapacidad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario