Información General

Detuvieron a "Teto" Medina por reducción a la servidumbre

Fueron 21 allanamientos y 17 los demorados por "asociación Ilícita y reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral". Teto promocionaba el lugar

Jueves 22 de Septiembre de 2022

Marcelo “Teto” Medina fue detenido en Berazategui. La causa está caratulada como reducción a la servidumbre, explotación laboral, estafa y asociación ilícita en una comunidad terapéutica.

El conductor televisivo Marcelo "Teto" Medina fue detenido este jueves junto a otras 16 personas en una causa por presunta asociación Ilícita y reducción a la servidumbre con fines de explotación laboral en una comunidad destinada a la rehabilitación de personas con adicciones, informaron fuentes policiales y judiciales.

La investigación se centra en una comunidad terapéutica, llamada "La Razón de Vivir", que no contaba con la habilitación del Ministerio de Salud bonaerense, orientada a la rehabilitación de personas con adicciones, ubicada en la localidad de Berazategui y Florencio Varela, en la zona sur de la provincia de Buenos Aires, y en el departamento de Punilla, en Córdoba.

Fuentes judiciales informaron que en el lugar "se identificaron a unas 200 personas sometidas a trabajos y servicios de servidumbre con fines de explotación laboral, mayores y menores de edad".

Medina fue apresado en su vivienda del barrio porteño de Palermo por personal de la División Delitos Cibernéticos contra la Niñez y Adolescencia de la Policía Federal Argentina y otras 16 personas fueron demoradas, en el marco de los 21 allanamientos simultáneos realizados con intervención de la Dirección de Trata de Personas de la Policía de la provincia de Buenos Aires y la Policía de Córdoba.

El jefe y organizador de la comunidad es Néstor Ezequiel Zelaya, quien también fue detenido.

El procedimiento fue llevado a cabo por la Unidad Fiscal de Delitos Conexos a la Trata de Personas, Pornografía Infantil y Grooming de Berazategui de la provincia de Buenos Aires, a cargo del fiscal Daniel Ichazo, con intervención del juzgado de garantías Nº 8 de Florencio Varela, a cargo de Adrián Villagra.

En la investigación se determinó que habría otros centros terapéuticos provinciales involucrados en Buenos Aires y Córdoba, donde el exintegrante del programa VideoMatch participaba activamente en actividades realizadas por los representantes de la organización, informaron las fuentes judiciales.

Según las investigaciones judiciales, Zelaya era quien establecía contactos y realizaba apariciones en medios de comunicación, fijaba los aranceles a cobrar para ingresar a las quintas de rehabilitación y coordinaba la internación de un nuevo paciente.

También era el que indicaba cómo debían ser las condiciones de servidumbre y trato de las víctimas, incluido el sistema de castigo y la prohibición de salir de las quintas, así como la forma, condiciones y tipos de trabajos forzosos que debían realizar algunas víctimas, según revelaron fuentes judiciales.

Qué dijeron los familiares

Tras conocerse la detención de los responsables de la comunidad, la madre de un joven que se encuentra allí en rehabilitación declaró a los medios de comunicación en la puerta de la sede de Berazategui que su hijo está internado "hace seis meses y es otra persona junto a otros 60 chicos más."

"El «Teto» Medina es el mejor de todos, es una excelentísima persona, viaja en tren desde zona Norte para estar con los chicos acá, les enseña sobre la vida, jamás hubo nada", dijo la mujer.

Otra familiar de un paciente internado en la comunidad afirmó: "Los hijos que están acá, están cuidados, protegidos, alimentados y con una nueva vida que los cambió, porque los sacó de la calle y de la droga".

Por su parte, Cristian, un expaciente rehabilitado que estuvo internado 14 meses en el centro, afirmó por La Nación+ que "no es nada cierto lo que dicen" y agregó: "Yo cuando estuve acá jamás viví lo que están diciendo. Al contrario, acá me dieron un lugar, me dieron un techo, me dieron comprensión, me pudieron entender".

Sin embargo en la causa figuran detalles escabrosos: "También se estableció que los internados sufren castigos y controles privativos de la libertad, en caso de mala conducta. Les hacían creer a los internos que en el caso de que quieran abandonar el lugar, deberían enfrentar cargos o causas penales”. Cabe destacar que, interviene la Fiscalía 8 del Departamento Judicial de Quilmes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario