Información General

El intendente de San Francisco recibió el alta médica y reafirmó que quién lo baleó es el detenido

Damián Bernarte declaró ante el fiscal Bernardo Alberione que el autor de los disparos a corta distancia fue Carlos Lucato, aunque no trascendió sobre el móvil de la agresión.

Miércoles 16 de Noviembre de 2022

Luego de 10 días de internación en el Hospital "J. B. Iturraspe" de la ciudad de San Francisco, Damián Bernarte, el intendente, recibió el alta médica y ante una muy buena evolución en su estado de salud, continúa la recuperación en su casa, tras haber sido baleado en la madrugada del 6 de noviembre cuando salía de una fiesta por el Día del Bancario.

"Continuará el tratamiento con medicación en su casa y todo lo necesario para una pronta rehabilitación", indicaron a al medio local La Voz de San Justo desde el centro de salud.

El martes, a través de sus redes sociales, Bernarte envió un mensaje a la sociedad y ratificó que volverá a la gestión para lo cual se encuentra "juntando fuerzas". Además agradeció todas las muestras de apoyo recibido de sus familiares, allegados y de la comunidad y al personal del Hospital y servicios de emergencias.

Embed

Cómo avanza la causa judicial

En las últimas horas Bernarte declaró ante el fiscal de Delitos Complejos Bernardo Alberione y conformó lo que había dicho minutos después del ataque: que Carlos Lucato es quien presuntamente le disparó.

Lucato sería indagado por el fiscal el próximo 28 de noviembre por primera vez desde su detención y traslado al penal de Bouwer en Córdoba donde se encuentra alojado imputado por "homicidio en grado de tentativa agravado por el uso de arma de fuego". La investigación avanza con la recolección de más prueba y testimonios. En tanto, el arma utilizada para el hecho sigue sin aparecer.

LEER MÁS: Odontólogo y esposo de una empleada municipal: quién es el sospechoso de balear al intendente de San Francisco

Para Alberione, el ataque a Bernate fue premeditado, dirigido y planificado previamente. La hipótesis es un intento de homicidio y el móvil, una cuestión de índole privada.

Las pruebas que comprometen a Lucato: Las cámaras de seguridad privadas consultadas por la investigación revelan que el odontólogo estuvo merodeando la zona a bordo de su automóvil durante dos horas anteriores al hecho; también estuvo rondando el auto de Bernarte.

Las fiscalía sospecha que Lucato buscó un arma clandestina -calibre 22- y esperó el día y el momento en el que Bernarte iba a estar solo: la madrugada del domingo 6 de noviembre, alrededor de las 2.30, cuando salió del festejo por el Día del Bancario y se dirigió a su auto sobre calle Vélez Sarsfield, a metros de bulevar 25 de Mayo . Después, Lucato se deshizo de la pistola y concurrió a un boliche para tener una coartada, pero su plan se desmoronó porque el intendente llegó a reconocerlo como su agresor, sobrevivió al disparo, buscó ayuda y dio su nombre frente a testigos.

En el allanamiento en la casa de Lucato, en Saenz Peña al 600, donde fue detenido horas después del hecho de violencia, se secuestraron su automóvil y teléfono celular, que fueron peritados.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario