Judiciales

Generación Zoe: Cositorto recibió prisión preventiva en Córdoba y mañana será imputado en Rosario

El CEO de esta empresa quedó detenido por asociación ilícita y estafas reiteradas luego de ser extraditado desde la República Dominicana.

Lunes 23 de Mayo de 2022

El líder de la organización Generación Zoe, Leonardo Cositorto, será imputado mañana martes en Rosario por el delito de estafa, luego de que este lunes la fiscal de instrucción de Villa María, Córdoba, Juliana Companys, ordenara la prisión preventiva para él y otros 13 imputados por asociación ilícita en la causa por defraudación a múltiples ahorristas.

La fiscal tiene secuestrados por esta causa un millón de dólares y siete millones de pesos, y solo en Córdoba son más de mil los estafados por estas maniobras. Tras la audiencia de este lunes, Cositorto, que está detenido luego de ser extraditado desde la República Dominicana, será imputado por el delito de estafa junto a otras tres personas como miembros de la pata rosarina de Generación Zoe.

En Rosario, confirmaron fuentes judiciales, hasta el momento declararon once víctimas que denunciaron un perjuicio cercano a los 100 mil dólares, aunque se estima un monto total cercano a los 250 mil dólares, ya que se presume que hay más víctimas que no acudieron a la Justicia.

En este marco, Cositorto será imputado en esta ciudad junto con dos mujeres detenidas el miércoles pasado y un hombre domiciliado en Roldán.

El CEO de Generación Zoe fue detenido por Interpol a comienzos de abril en Santo Domingo, capital dominicana. Para entonces llevaba 40 días prófugo y era buscado a requerimiento de la fiscal Compañys.

Según la investigación de la pata rosarina que está en manos del fiscal Mariano Ríos, la maniobra consistía en captar a las víctimas prometiéndoles que con una inversión en dólares y en efectivo podría acceder a una jugosa renta mensual y educación en coaching. En ese sentido ofrecía —por un mínimo de 500 dólares— membresías por tres años que pagaban un interés mensual del 7,5 por ciento, entre otras opciones cuya rentabilidad prometida excedía ampliamente las posibilidades del mercado financiero.

Los engaños denunciados fueron descriptos por los denunciantes en Fiscalía. En general, se indicó, Generación Zoe se presentaba como una empresa especializada en coaching y liderazgo, pero que en determinado momento, y tras realizar charlas sobre finanzas, lograba convencer a las personas de dejar determinadas sumas de dinero a modo de inversiones.

Los investigadores presumen que las capacitaciones y cursos de coaching eran una suerte de anzuelo para atraer inversores. En Rosario Generación Zoe comenzó a operar físicamente a finales del año pasado y por esa razón no se replica aquí lo sucedido en otros sitios donde el fraude parece ser más elevado. Por lo pronto hubo denuncias presentadas por rosarinos y también se esperaban recibir presentaciones de presuntos damnificados que viven en localidades de la región donde Generación Zoe contaba con “recaudadores”.

Prisión preventiva

La orden de prisión preventiva abarca, además del líder Generación Zoe, a Maximiliano Batista, Claudio Javier Álvarez, Silvana Verónica Abellonio, Silvia Rosa Fermani, Ivana Analía Álvarez, Silvio Eduardo Schamne, Florencia Anahí Álvarez, Agustín Nicolás Pereno, Marcelo Javier Valdéz, Federico Moreno, Andrea Mariela Sánchez, Norman Próspero y Gustavo Antonio del Jesús Saavedra.

La fiscal de instrucción del segundo turno de Villa María dispuso además la libertad condicional para otros seis imputados en la causa, Claudia Beatriz Pereyra, Susana Beatriz Luján, Martín Sebastián Pereyra, René Omar Udrízar, Cristian Omar Delgado y Gabriela Fernanda Álvarez.

Companys tiene secuestrados por esta causa un millón de dólares y siete millones de pesos, y solo en Córdoba son más de 1000 los estafados por estas maniobras.

Las acusaciones que se le hacen a Cositorto

Las estafas atribuidas a Cositorto son en la modalidad conocida como “piramidal”, por las que se ofrecían intereses muy rentables para los que hacían inversiones, aunque muchos de los aportantes nunca recibieron la devolución de los fondos.

A las víctimas les pedían una inversión en dólares y les prometían que iban a recuperar el 7,5 por ciento mensual. Según Companys en otras localidades usaban otros rubros para captar personas, como negocios de hamburguesas o hasta equipos de fútbol.

Se sospecha que con esos recursos Cositorto financiaba emprendimientos particulares. Tanto en Córdoba como en la ciudad de Buenos Aires se hicieron varios allanamientos donde se encontraron miles de dólares y también los emprendimientos como ser Zoe Burguer, Zoe Mascotas, y Zoe Capital, entre otros.

La de Villa María es la causa más grande que afronta el empresario, que tiene además tiene procesos judiciales en Corrientes y la ciudad de Buenos Aires.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario