Judiciales

La polémica pregunta de un fiscal a la hija de una mujer asesinada

Sergio Ruiz Moreno fue criticado tanto por la querella como por la defensa. Pero los jueces no impugnaron la pregunta.

Miércoles 24 de Octubre de 2018

En el juicio por el asesinato de su mamá en Córdoba -una ama de casa que cumplió 42 años tres días antes del 12 de octubre de 2016, cuando recibió una puñalada en el pecho- el fiscal le hizo varias preguntas a Milagros Luna. Pero después de una en particular, ella no pudo contestar nada más.

-¿Tu mamá se vestía de manera provocativa?

​Quien la hizo es Sergio Ruiz Moreno. Lejos de ser un advenedizo, es el fiscal de la Cámara 7ª del Crimen de Córdoba. Por su jerarquía, se convirtió en el blanco de las críticas, dentro y fuera del Ministerio Público fiscal cordobés.

Milagros Luna es la mayor de las siete hijas de Natalia Padilla y esperó dos años hasta que comenzara el juicio contra la pareja de su madre, Walter Daniel Sánchez (51), con quien la víctima tuvo a su hija más chica.

“Sinceramente creo que son preguntas que no vienen al caso. No me puede preguntar si mi mamá se vestía provocativa”, dijo la chica, ya en su casa. Al momento de la pregunta, este lunes en el Tribunal II, reconoce que no cayó "del todo" y que sólo se limitó a decir que su madre era muy confidente y que le había dicho que estaba cansada de su pareja. También, "que quería separarse cuanto antes".

Con el único acusado por el femicidio en la audiencia, Milagros dice que en esa escena los jueces Patricia Soria, Daniel Cesano y Eugenio Pérez Moreno se mantuvieron en silencio.

En diálogo con La Voz, el abogado de la familia de Natalia respondió a la polémica: “No creo que haya mala voluntad en las preguntas. Hay quizá falta de tacto o hasta cierta torpeza”. Sin embargo, según ese medio, un policía que custodiaba la sala definió mejor la sensación que atravesó a los presentes. “No dejan de matarla…”.

"La pregunta estaba mal desde lo técnico, porque era indicativa. El fiscal tendría que haber preguntado '¿Cómo se vestía tu mamá?'. Y que surja de la respuesta de la hija", dice a Clarín el abogado Lucas de Olmo. Junto a Iván Sironi, representa al acusado.

"Desde lo formal la pregunta es improcedente porque está mal formulada. Pero desde el fondo, no hace a la cuestión si ella se vestía provocativa o no. Pero, pienso, siendo bueno con el fiscal, que intentó probar si Sánchez era celoso", agrega.

En la misma línea, Sironi dice que la pregunta "fue sacada de contexto". Porque el interrogatorio fue mucho más extenso. "Pero sí, se lo preguntó así. Aunque el fiscal iba al tema de si mi cliente cosificaba a la mujer o no. Quería saber si Padilla se vestía provocativa para darle celos. Luego en el interrogatorio fue hacia ahí".

Días atrás, los mismos abogados se refirieron al "desenvolvimiento sexual" de la víctima. “Había una vida desprolija, sin ánimo de juzgar la intimidad de cada uno”. “Consideramos que hay otras personas que, por razones pasionales, con los mismos argumentos podrían estar en el banquillo de los acusados.”

Si bien no sucedió, de Olmos asegura que la pregunta podría haber sido impugnada por el Tribunal. "Podía no haber quedado asentada, por ser indicativa. Pero la verdad es que no hubo mala intención del fiscal. Es un dato de color."

¿Te gustó la nota?