Santa Fe

"Tan frágiles y tan fáciles": lo que dejó el primer día de juicio al docente de San Roque

A los 20 minutos de empezar la defensa pidió la suspensión del juicio y liberación del acusado, pero el tribunal lo desestimó. La fiscalía presentó las primeras pruebas y testimonios.

Miércoles 22 de Junio de 2022

Con el tribunal finalmente conformado por Gustavo Urdiales -presidente-, Pablo Ruiz Staiger y Rosana Carrara, comenzó este miércoles el juicio oral y público contra Darío Céspedes, el docente del colegio San Roque. El hombre de 41 años atraviesa el proceso por ser imputado e investigado como autor de abusos sexuales a un alumno en esa institución educativa cuando tenía entre cinco y seis años.

En las primeras horas de este miércoles presentaron los alegatos los representantes del Ministerio Público de la Acusación, los fiscales Alejandra Del Río Ayala y Matías Broggi. "«Tan frágiles y tan fáciles», es lo que Céspedes les decía a los nenes. Vamos a probar que abusó de este niño en dos oportunidades bien definidas", describió Del Río Ayala en la apertura. Luego describió los hechos a los que calificó como abuso sexual con acceso carnal calificado por ser encargado de la educación, en concurso ideal con promoción a la corrupción de menores. Adelantó que pedirán al final del juicio una pena de 16 años de prisión. Y agregó que no es un caso aislado, que hay otras investigaciones abiertas.

Continuó la querella, en representación de la familia del nene, a cargo de Agustina Taboada y Carolina Walker. "Ya no es un niño feliz. No socializa, agrede físicamente a sus familiares. Lamentablemente el daño provocado es irreparable", dijo en sus alegatos Taboada sobre el estado actual del nene que hoy tiene nueve años.

"Adelantamos que la defensa va a usar teorías descartadas por la ciencia de la psicología para decir que la madre del nene le metió estas cosas en la cabeza. Estos delitos no son más tolerados, ya no pueden ser tapados y deben ser severamente castigados", expresó Taboada al tribunal donde ratificó la autoría de los hechos a Céspedes. Pidieron 20 años de cárcel.

fiscales san roque.jpg
Los fiscales Broggi y Del Río Ayala.

Los fiscales Broggi y Del Río Ayala.

Un arranque difícil

Estas dos alocuciones demoraron unos 15 minutos. Cuando fue el turno de la defensa privada, a cargo de los abogados Sebastián Oroño e Ignacio Alfonso Garrone, no hubo alegatos sino directamente un pedido de media hora para analizar las calificaciones legales que pronunció la fiscal y la querella.

Cabe recordar que el juicio tenía que empezar ayer, pero por incompatibilidades y demoras en la gestión judicial durante toda la mañana del martes, el inicio se postergó para este miércoles. Por lo que el pedido de un cuarto intermedio de parte de la defensa generó un traslado de impaciencia a la cara del resto de los presentes en la sala.

A la vuelta de ese lapso, Oroño pidió la suspensión del juicio y que liberen a Céspedes de manera inmediata. “No pueden imputar una cosa y después llevar al juicio otra”, sostuvo el abogado. Centró el debate en una calificación del agravante. De acuerdo a lo que describió, al docente lo imputaron como "encargado de la guarda", y en los alegatos la fiscalía pronunció "encargado de la educación". Garrone dijo que “violaron las garantías constitucionales” y que el hecho era “de gravedad institucional”. “O se ajustan las calificaciones legales, o se anula el debate”, le pidió la defensa al tribunal.

Broggi tomó la palabra para responder por un lado que ambas calificaciones para ese agravante de delito (“guarda” y “educación”) están en el mismo artículo del Código Penal, y que está dentro de sus facultades la acción de acuerdo a lo que presentan los hechos que investigaron. Además, apuntó que “la defensa no presentó ninguna prueba para sostener que se violaron las garantías constitucionales”. Por su parte Del Río Ayala recordó el caso Baldomir donde hubo un debate similar por los agravantes, que luego se resolvió con la confirmación de la sentencia en segunda instancia.

La querella suscribió a lo que dijeron los fiscales, a la vez que Walker describió: “los abusos sexuales se cometieron en la escuela y el profesor de música de la víctima era Céspedes”.

Después de otro cuarto intermedio de diez minutos, Urdiales informó que la decisión del tribunal es no hacer lugar al planteo de la defensa de suspender el juicio y liberar al imputado. Les pidió que empiecen con sus alegatos para poder continuar con el inicio del proceso contra su cliente. Oroño adelantó que van a dejar el cuestionamiento “para la apelación”.

La defensa hizo su apertura donde dijeron que Céspedes “sufrió una muerte civil, que es peor que la real”. Y que al nene lo forzaron a decir que fue abusado por el docente.

querellantes san roque.jpg
Las abogadas querellantes.

Las abogadas querellantes.

Las primeras pruebas

En la audiencia de este miércoles mostraron dos cámaras Gesell (de la víctima y de su hermano) y pasaron a brindar testimonio la madre y el padre del menor de edad.

Se vio que al menor le costó mucho hablar del tema, y a la única persona que señaló cuando le consultaron si tenía algo para contar fue al “profe Darío, de música”. Una psicóloga le preguntó varias veces si sabía por qué estaba en ese lugar. El nene asintió. Le explicó que la sala tenía cámaras y había personas detrás de un vidrio que lo estaban escuchando. “¿Qué fue lo que pasó?”, indagó la profesional. Habló “de lo que pasó cinco veces” en el baño de la escuela y situó al docente en ese lugar, junto a una amiguita de él.

En la otra Cámara Gesell, el hermano adolescente de la víctima contó cómo su hermanito le dijo “lo que pasó”. Aportó detalles sobre los hechos.

La madre del niño por su parte describió que al niño le fue dificil poder contar los abusos. Según relató, primero fueron a la escuela y al pediatra al notar problemas en el comportamiento y por marcas en su cuerpo, pero que no recibieron soluciones ni respuestas. Con el pasar del tiempo y al notar la angustia de su hijo, le sugirió al nene que imagine que era uno de los youtubers que le gustan y que se grabe contando “lo que le pasó”, ya que no se lo quería decir en la cara.

Como parte de la prueba la fiscalía pasó cuatro audios cortos donde se escuchó al nene decir: “Lo que le hacen a la gente en la escuela cuando tiene seis años el Darío. Viene y nos molesta. Nos lleva al baño los días que había recreo. No importa porque si nos molesta hay que defenderse con patadas y puños. Nos lleva a los dos y empieza conmigo. Como a ella no le encantaba estar con él le pegó una piña en los cojones. Darío se va a la re concha de su madre. Y siganme dame like”.

El profe Dario es un hijo de re mil puta, aparece en la escalera”, se escuchó al nene en otro clip. La mujer contó que la primera vez que el chico le describió algo fue un día mientras ella estaba cocinando y él cantando con sus juguetes empezó a describir escenas sexuales atípicas para un nene de cinco años. “Nos dijo que el profe les decía «son tan frágiles y tan fáciles»”, recordó.

También el papá del nene, que en coincidencia con la mamá y el hermano, relataron que el chico desde "lo que pasó" se volvió retraído y agresivo. Al punto que corrió en dos ocasiones a su hermano adolescente con un cuchillo porque decía que lo quería matar. "Con esto que pasó, creció de golpe. Nos mira de otra forma, nos cuesta relacionarnos. Para él, los hombres son malos. Se distanció del hermano, de mi, del abuelo, de todos los varones. Todo lo que sea hombre, se aleja", le dijo el padre del chico al tribunal. También lamentó que al día de hoy, el menor no va a la escuela porque no quiere pasar por ninguna puerta. Lo cambiaron de escuela dos veces, sin embargo dice que no confía en nadie y no quiere entrar. Tiene cuadros importantes de depresión.

El juicio continuará mañana desde la 8 en la sala 1 de Tribunales. Esta previsto que el veredicto se de a conocer el miércoles que viene.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario