Ovación

Chelsea, al borde de la crisis por las sanciones a Abramovich

Chelsea quedó al borde de la crisis como consecuencia de las duras sanciones económicas y disciplinarias que le aplicó Reino Unido a Roman Abramovich.

Jueves 10 de Marzo de 2022

Chelsea, campeón vigente de la Champions League de Europa y del Mundial de Clubes, recibió hoy una dura sanción económica y disciplinaria de parte del Gobierno de Reino Unido por tener al ruso Roman Abramovich como dueño, en el marco de la invasión de Rusia a Ucrania de las últimas semanas, y quedó al borde de una crisis histórica.

Chelsea ahora no será controlado por Abramovich, que ya tampoco tendrá injerencia en su venta -tarea del Gobierno británico- y solamente podrá recibir el cobro del préstamo realizado a lo largo de los años, que se estima en una cifra de 2.000 millones de euros. A principios de mes, el magnate ruso había tasado al club londinense en 7.000 millones de euros.

Las consecuencias deportivas también son catastróficas para el conjunto londinense, uno de los mejores de la competición inglesa y actual animador desde su tercer lugar en la clasificación y con participación en la Champions, donde defiende su título vigente ante los rivales más poderosos de Europa.

Por ejemplo, los gastos del viaje del equipo tendrán una limitación de 24.000 euros en total, según estableció el primer ministro Boris Johnson, y de 600.000 euros los de la seguridad y los servicios de cada partido. Tampoco se le permitirá vender entradas desde hoy y solamente asistirán al estadio Stamford Bridge -44.000 localidades- los que cuenten con el abono para toda la temporada.

La respuesta oficial por parte de Chelsea salió posteriormente a las sanciones impuestas y resaltó que el comunicado "permite continuar con ciertas actividades".

"Cumpliremos los partidos de nuestros equipos masculino y femenino hoy contra el Norwich y el West Ham, respectivamente, y tenemos la intención de entablar conversaciones con el Gobierno del Reino Unido sobre el alcance de la licencia. Esto incluirá la búsqueda de un permiso para modificar la licencia con el fin de permitir que el Club funcione con la mayor normalidad posible", explicaron desde el club.

"También buscaremos orientación del Gobierno del Reino Unido sobre el impacto de estas medidas en la Chelsea Foundation y su importante trabajo en nuestras comunidades. El Club informará más a fondo cuando sea apropiado hacerlo", cerró el breve texto difundido en sus redes sociales.

El argumento dado por el Gobierno de Boris Johnson pasó por la vinculación y cercanía de Abramovich con el presidente ruso, Vladimir Putin, y como consecuencia "no podrá disponer de sus activos, no podrá hacer transferencias con individuos o empresas del Reino Unido y tampoco podrá visitar el país".

"Las sanciones anunciadas hoy son un paso más en el apoyo inquebrantable del Reino Unido al pueblo ucraniano. Seremos implacables en la persecución de quienes permiten la matanza de civiles, la destrucción de hospitales y la ocupación ilegal de aliados soberanos", subrayó Johnson en la conferencia de prensa matutina.

El congelamiento de activos para Abramovich es una demostración más por parte del bloque de la OTAN hacia la persecución de los rusos y además se puso en sintonía con, por ejemplo, la determinación de la Premier League inglesa a romper el contrato de TV con Rusia, por lo que sus partidos no se emiten más en ese territorio y el logo llevó los colores de la bandera de Ucrania en los últimos encuentros, al igual que una cinta en el brazo derecho de cada futbolista.

El imperio de Abramovich en Chelsea comenzó en el 2003 cuando lo compró por unos 100 millones de euros y desde ese momento se convirtió lentamente en uno de los conjuntos más poderosos de la liga inglesa y de Europa -ganó dos Champions-.

Desde su inversión se dieron 18 títulos y varios momentos controvertidos por los millones desembolsados año a año. Los argentinos que pasaron bajo su gestión fueron el arquero Wilfredo Caballero, el volante Sebastián Verón, y los delanteros Gonzalo Higuaín, Franco Di Santo y Hernán Crespo.

En casi 20 temporadas se gastaron más de 2.000 millones de euros en fichajes, los más sobresalientes: el marfileño Didier Drogba, el español Fernando Torres, y los belgas Eden Hazard y Romelu Lukaku,

No será la primera vez que Chelsea se quede fuera de un mercado de pases por una suspensión, ya que en el 2019 también le sucedió por infracciones relacionadas con la transferencia internacional y el registro de jugadores menores de 18 años y también sufrió una multa de 620.000 dólares.

La nueva movida del Gobierno británico dejará sin dudas al actual dueño de Europa en jaque de cara a lo que resta de la temporada, justo cuando se acercan los momentos de definición en las diferentes competiciones y sobre todo pensando a futuro, con el ejemplo de que no se finalizarán las negociaciones de renovación con César Azpilicueta, Andreas Christensen y Antonio Rüdiger.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario