Secciones
Colón

"Pumpido no quiso que vuelva a Unión por eso me fui a Colón"

Darío Cabrol hizo un repaso por su carrera y se metió nuevamente en su polémico paso a Colón, y responsabilizó a Pumpido por no haberlo querido en Unión.

Martes 30 de Junio de 2020

Desde que Darío Cabrol decidió jugar en Colón en 2001 supo que su nombre quedaría marcado a fuego en la historia del fútbol santafesino, ya que surgió futbolísticamente de Unión, donde estaba plenamente identificado, y donde fue uno de los grandes artífices del ascenso de 1996 y de las buenas campañas que siguieron a continuación en Primera División.

Cabrol habló con Luciano Barroso, de Wing Izquierdo, en Instagram, donde comenzó hablando de su experiencia en Racing, antes de referirse a la marca que dejó en Unión y Colón, y dijo: "Fue el que hizo una mejor oferta en su momento, también hubo algo de River también, en esos tiempos muy pocos chicos con 18 años debutaban. Estaba Rubén Capria en Estudiantes, Dani Garnero en Independiente. Los dirigentes me comunicaron que hablaron con Independiente, River y Racing, que hizo la mejor oferta, a competir en un equipo grande, rodeado de figuras terribles como Ruben Paz, el Turco García, Graciani, Roa, que atajó en la Selección. Jugar en Buenos Aires con esa edad fue una experiencia muy importante".

"Pude jugar, mostrarme y competir sanamente en Racing. Cada uno de los jugadores de campo peleaba por su puesto, todo se hace lealmente, pero hay que ver con quién te movés, con quién te juntás, no conocés a nadie, es un plantel nuevo, hay que adaptarse a un plantel nuevo, a los dirigentes, a los hinchas. Era más difícil fuera de la cancha que dentro, donde me sentí siempre bien, confiando en mis condiciones. Teníamos un plantel muy bueno, pero no había equipo", dijo Cabrol, que jugó en Unión y Colón.

Embed

Luego, se lo metió de lleno en el ascenso de Unión en 1996 y Cabrol recordó: "Recuerdo tres momentos importantes en mi carrera, cuando debuté, que nunca me lo voy a olvidar, sobre todo porque era en Primera División. Lo del ascenso fue loco, especial, lindo. De repente en 1995 hubo un momento muy feo del club, donde no había agua, le habían cortado la luz, en un plantel de 30 jugadores habían quedado 10 o 12. Los que habían venido desde afuera se tuvieron que ir, no había ropa, entrenábamos en la Costanera. Pero con los chicos del club, otros que estaban en Tercera que se sumaron, llegó Trullet de técnico. También Don Ángel Malvicino como presidente, y en un año cambió todo. Antes se vivieron situaciones muy feas con la hinchada, que algunos integrantes se habían metido en el club, con poder".

"Entró una pelota en Mendoza ante Godoy Cruz, clasificamos al Octogonal último, siempre teníamos la obligación de ganar. Si había empates quedábamos afuera. Llegamos a Santa Fe y nos tocó una varita mágica porque fue un Octogonal impresionante. Ganamos todos los partidos, salvo la revancha de la final ante Instituto. Me tocó convertir con Godoy Cruz, le ganamos a Talleres, donde metí tres goles. Fue un nivel bárbaro del equipo, un hambre de gloria. Jugábamos por la gloria, con la posibilidad de ascender. Lo de la gente también fue algo terrible, una cosa nunca vista. Lo de Colón fue muy grande a Paraguay, pero cuando ascendimos con Unión desde San Francisco fue algo increíble, autos, gente, como nunca antes visto", agregó Cabrol en otra parte de la charla.

image.png
Cabrol habló otra vez más de su paso a Colón, tras ser un emblema de Unión.

Cabrol habló otra vez más de su paso a Colón, tras ser un emblema de Unión.

Y Cabrol, exjugador de Unión y Colón, agregó: "Con el equipo en Primera fue otra la situación en Unión, el tema era cómo se mantenía la categoría. Antes eran 19 equipos, no como ahora. Era más chico el campeonato, con buenos jugadores y equipos. Estaban Talleres, Belgrano, Gimnasia de Jujuy, los de La Plata y Rosario. Con los chicos que quedamos del ascenso, con algunos refuerzos pudimos mantener la categoría, pero costó mucho".

"Hubo un gran acompañamiento del hincha, no fuimos campeones pero jugamos muy bien, estuvimos cerquita. No pudimos clasificar a una copa porque solo lo hacían el primero y segundo, sino Unión hubiese clasificado hace mucho tiempo. Se festejó clasificar a la Sudamericana en 2018, pero nosotros en 2000 salimos tercero o cuarto y quedamos afuera. Pero eran 19 equipos, no 30 ni 25. Pero había un gran sentido de pertenencia, y unión entre los jugadores, hinchas y dirigentes", destacó Cabrol en otra parte de la charla con Wing Izquierdo en Instagram.

Posteriormente, se lo metió a Cabrol en su polémico pase a Colón y opinó: "Fue todo un tema. Lo dije muchas veces. Me fui de Unión al Toulousse, me habían vendido bien. Siempre fui hincha de Unión, viví muchas cosas lindas, como las del 96, y muchas otras que no fueron tan lindas, pero siempre poniéndole el pecho al club, dejando porcentajes de pases en agradecimiento. Me fui como capitán, desde el 95 en adelante lo fui. No sé si jugué 300 partidos, con muchos goles. Me fui muy bien, pero cuando pasó lo de Francia, donde Toulousse no presentó los avales y quebró, surgieron las posibilidades de Vélez y Estudiantes, pero le dije que quería volver a Unión".

"Volví de Francia en enero, donde se iba a Mar del Plata con Pumpido como técnico a realizar la pretemporada. Les dije de la posibilidad y del deseo de volver a Unión, me dijeron que iban a verlo con la CD y con el cuerpo técnico. Ya tenía la cabeza en Unión, me hacía jugador de Unión. Pero pasó todo enero, el equipo volvió de la pretemporada, llegó febrero, los llamé a los dirigentes y me llamó en ese momento Vignatti que me quería en Colón, le agradecí pero le dije que no, que era imposible, pero todo quedó ahí. Les pregunté a los dirigentes de Unión qué pasaba, ya que había desechado ofertas y me dijeron que lo estaban evaluando, eso me generó mucha bronca. Me lo tomé personal, pero no con el hincha, con el que siempre tengo un gran agradecimiento. Me respondieron que lo evaluaron y que no era el momento, entonces me tomé 10 minutos, hablé con cuatro o cinco hinchas fanáticos de Unión, entre ellos Miguel Del Sel, quienes me dijeron que vaya a Colón. Se entera Vignatti, me llamó y a los tres o cuatro días estaba firmando el contrato. No fue decisión de Don Ángel, sino que el que cortaba todo era Pumpido que era el técnico", destacó Cabrol en otra parte.

Mientras que en otro tramo, Cabrol recalcó sobre lo que significó jugar en Colón: "Tuve muchos problemas, me cambié dos veces de casa. Varios hinchas de Unión habían quedado enojados y tuve acontecimientos feos. Además, tenía un policía en la puerta de mi casa y un patrullero que me seguía a los entrenamientos. Era una locura, luego la cabeza tenía que estar bien para jugar, ganarse un puesto. Pero es una ciudad muy futbolera, de mucho fanatismo. Pero cuando tomé ese desafío fue más por el enojo con la situación y por las ganas de seguir jugando. El no de Unión me pegó muy fuerte".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

Santa Fé

paraná

Policiales

Ovación