Policiales

Denuncian cuantioso robo a una distribuidora: los sensores de seguridad nunca se activaron

Este lunes, los empleados del comercio ubicado en Aristóbulo del Valle al 10500 se dieron cuenta de la faltante de una gran suma de dinero

Lunes 06 de Mayo de 2019

Este lunes a las 8, los responsables de la distribuidora Maxico ubicada en Aristóbulo del Valle 10500 en barrio Altos del Valle y fin del ejido urbano de la ciudad, denunciaron que cuando abrieron las puertas del local se encontraron con un boquete en el techo y que estaba forzada la caja fuerte.

Según la denuncia, se llevaron varios millones de pesos que eran el producto de la recaudación de todo el fin de semana luego de anular los sistemas de sensores perimetrales como las cámaras de vigilancia. La agencia de seguridad que realiza el monitoreo no percibió ninguna anomalía durante el fin de semana.

De película
Cuando los efectivos arribaron, preservaron la zona, dialogaron con los responsables de la firma comercial y estos dijeron que cuentan con alarmas en todo el inmueble y con cámaras de vigilancia.

Posteriormente, los pesquisas de la Policía de Investigaciones recorrieron el lugar palmo a palmo con los encargados de la empresa y observaron que el techo tenía un boquete, se hallaron sogas, y además quedó registrado que las cámaras, por una razón técnica que deberá ser auditada y constatada, se habían detenido en su registro entre las 1.30 y las 3 del sábado. La gavilla que actuó habría llevado herramientas de corte con las que vulneraron una caja fuerte adonde estaba guardada una suma de varios millones de pesos.

Análisis
Hace entre uno o dos meses que los responsables de la firma Distribuidora Maxico denunciaron que había habido un intento de robo en el edificio. En aquella oportunidad los ladrones habían fracasado. Ahora, la banda que actuó contaba con información precisa sobre el inmueble, las cámaras de vigilancia interior, y resta saber qué ocurrió con los sensores perimetrales que corren por cuenta de una agencia de seguridad privada cuyo monitoreo es de 24 horas. No hubo aviso al 911 en la madrugada del sábado.

Peritajes criminalísticos
Informaron la novedad a las jefaturas de la Unidad Regional I La Capital y a la Policía de Investigaciones Región 1, y estos hicieron lo propio con la fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Gabriela Arri, que ordenó la realización de todos los peritajes de rigor en el inmueble, cuestión que ejecutaron los agentes del área Científica de la Policía de Investigaciones.

¿Te gustó la nota?