Secciones
asalto

En Rosario quieren que la policía deje el celular "si no es necesario"

Claudio Romano, titular de la Unidad Regional II, se reunió ayer con la Asociación Empresaria para recopilar reclamos e inquietudes del sector

Sábado 28 de Diciembre de 2019

“No es fácil ser policía, tenemos puesto el uniforme las 24 horas”, dijo ayer en sus primeras declaraciones públicas el flamante titular de la Unidad Regional II, Claudio Romano. La nueva autoridad policial, con 45 años de edad y 28 años de servicio, buscará, entre otros objetivos, mejorar la actitud del uniformado a la hora de caminar las calles rosarinas. “El tema del teléfono celular es una cuestión generacional que no escapa a la realidad policial. En un momento se pensó en sacárselo. Reclamamos una actitud más proactiva, que se pongan a disposición del vecino, dejen el celular si no es necesario y trabajen en consecuencia”, indicó el referente.

Ayer, la Asociación Empresaria de Rosario recibió al nuevo responsable de la Unidad Regional II. En una mesa que reunió a comerciantes de todos los barrios, centros comerciales y de la región, las nuevas autoridades policiales y del Ministerio de Seguridad santafesino escucharon por más de una hora los reclamos en particular y en general sobre cómo atraviesa la inseguridad a la actividad mercantil.

En los barrios y el centro

Según La Capital, el referente del Centro Comercial Barrio Belgrano, Darío Ansaldi, destacó: “El balance es bueno. Dimos nuestro punto de vista, se pusieron a disposición nuestra para trabajar cada problemática. A nosotros nos pasa que muchos pibes se juntan en la plaza o en un kiosco a tomar o drogarse, y terminan asustando a la señora que nos quiere comprar en el negocio, quizás no hagan nada, pero les da miedo”, graficó.

También se hizo presente el titular de Centro Comercial Paseo del Siglo, Miguel Marcogliese. “Nuestro problema son las bandas de trapitos, mecheras, arrebatadores y pungas. Desde hace seis meses se logró bajar mucho el asalto a mano armada. Faltaría trabajar el tema de mecheras y los robos de carteras y mochilas. Propusimos que esto se aborde en conjunto con Fiscalía”, destacó Marcogliese.

Tras el diagnóstico de los empresarios y la promesa de redoblar los esfuerzos para solucionar los problemas, Romano tomó contacto con la prensa.

“Nos falta reforzar la presencia en ciertos lugares y aclarar estos temas, pero estamos a disposición”, prometió el jefe policial.

Mecheras

En cuanto al aumento de mecheras y punguistas, Romano propuso una investigación profunda junto al Ministerio Público de la Acusación y cortar el circuito ilegal posterior al hurto, con los elementos que se venden en el mercado negro.

Romano admitió el fastidio que produce en los comerciantes robados el hecho de acudir a la comisaría a reconocer los elementos sustraídos y la pérdida de tiempo que esto significa cuando la mechera ganó nuevamente la calle. “Nosotros detenemos, secuestramos y ponemos a disposición del MPA, decide el fiscal en turno y obramos en consecuencia”, aclaró.

Cuando se lo consultó sobre la función preventiva de los policías, aclaró que “se las puede identificar, pueden ser trasladas a la comisaría si se presume que las prendas con etiqueta y precio no fueron abonadas, pero luego decide Fiscalía, si permanecen detenidas o recuperan la libertad”.

Pantallas y aplicaciones

Uno de los puntos que abordó Romano con este diario es la actitud policial a la hora de caminar preventivamente las calles.

“Lamentablemente el tema del celular es generacional. Si uno va un bar, de los comensales presentes hay uno que habla por teléfono, otro manda mensajes de WhatsApp, miran el Instagram, el Snapchat. Esto también ocurre en la policía y lo estamos tratando de corregir, porque lo generacional no escapa a la realidad policial”, indicó.

Cuando se lo consultó sobre el retiro de los aparatos mientras se presta servicio, Romano fue claro: “Es una decisión del gobierno sacar el celular, en un momento se lo pensó y ahora esperamos más decisiones. Pero lo que sí reclamamos es una actitud proactiva; que el personal que trabaja se ponga a disposición del vecino, deje el celular si no es necesario y trabaje en consecuencia”.

Por último, Romano se comprometió a reforzar la presencia policial en los barrios luego de las fiestas de fin de año, a llevar adelante un operativo verano en la zona de La Florida, y resumió: “Ingresé muy joven a la fuerza, siempre tratamos de capacitarnos. Queremos contar con una policía de proximidad para el vecino y las familias. Hay que tener esperanza en los buenos policías. Si no, me voy a mi casa y me dedico a otra cosa. Voy a trabajar para que mi personal se haga respetar en la calle por el vecino y el delincuente”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario