violencia de género

Femicidio: un policía denunciado mató a su ex pareja y se suicidó

La víctima de violencia de genero es Marina Espíndola, de 42 años, que fue asesinada en Murphy. El femicida, Gabriel Olegario Robles, tenía 49.

Martes 25 de Enero de 2022

La pequeña localidad de Murphy, de alrededor de 4.500 habitantes, amaneció conmovida por el brutal asesinato de una mujer a manos de su pareja policía. El hecho ocurrió esta madrugada. La víctima es Marina Espíndola, de 42 años y madre de tres hijos, y su victimario fue su ex pareja, el policía Gabriel Olegario Robles, de 49, quien la asesinó de un certero balazo con su arma reglamentaria y luego se descerrajó un disparo que acabó con su vida horas más tarde luego de ser trasladado al hospital de Venado Tuerto.

La localidad de Murphy se encuentra en el departamento General López a unos 19 kilómetros de Venado Tuerto y a 150 kilómetros de Rosario. El pueblo es reconocido como cuna de grandes futbolistas entre los que se encuentran, (el ex canalla) David Bisconti, (el DT del PSG) Mauricio Pochettino, Santiago Morero, Paulo Gazzaniga, Daniel Gazzaniga, Mauricio Piersimone, Juan Pablo Caffa Leandro Desábato, Enrique "Tom" Peralta y Atillio Miotti entre otros.

image.png

El femicida Gabriel Robles era oriundo de Murphy pero prestaba sus servicios de policía en la localidad cabecera del departamento General López, Melincué. Estaban separados desde hacía un tiempo y la víctima había realizado denuncias por violencia de genero en más de una ocasión.

Marina Espíndola era oriunda de Venado Tuerto pero hace varios años atrás se había casado con una persona de Murphy y se fue a vivir a esa localidad. Con Eladio Cisnero tuvo sus tres hijos pero luego se separó y mucho tiempo después formó pareja con quien posteriormente sería su asesino.

Marina comenzó a tener una relación con el policía Robles hace dos años y medio aproximadamente. Pero desde hacía cinco meses habían cortado. Al menos eso era el deseo de Marina quien desde ese tiempo no dejó de amenazarla y pedirle que volvieran a estar juntos. Hecho que Marina no quería bajo ningún punto de vista por las constantes amenazas que recibía del policía, según aseguraron fuentes de la investigación.

Macabro hecho

Lo cierto es que esta madrugada, alrededor de la 1.30 horas, el hijo de la víctima fue quien alertó a los vecinos del macabro hecho que estaba presenciado. Así fue como el niño de 11 años, en estado de profunda angustia, le dijo a un vecino lo que estaba sucediendo en su casa. Tras ello el vecino avisó a la Sub Comisaria 10 del pueblo que inmediatamente se acercó al lugar, calle Ricaordi al 200, y constataron el peor de los escenarios.

El hombre ingresó al domicilio y le descerrajó un balazo que acabó prácticamente en forma instantánea con la vida de Marina Espíndola. Luego el hombre intentó quitarse la vida al dispararse pero no lo logró. La policía lo encontró agonizante pero con vida y así fue como los trasladaron al hospital Dr Gutiérrez dónde tres horas más tarde fallece. La mujer presentaba un sólo disparo y el victimario se había disparado en la boca.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario