Santa Fe

Una municipalidad de la provincia no adhirió al duelo por la muerte de Menem

Se trata de San Cristóbal, localidad del norte de Santa Fe. El intendente Hugo Rigo publicó una profunda argumentación a la no adhesión al Decreto Nacional N 105/2021 que dispone Duelo Nacional por el fallecimiento del ex Presidente Carlos Menem.

Jueves 18 de Febrero de 2021

Durante las últimas horas del miércoles, el intendente de cuidad de San Cristóbal comunicó la no adhesión al Decreto Nacional N 105/2021 que dispone Duelo Nacional por el fallecimiento del ex Presidente Carlos Menem. La localidad de Santa Fe está ubicada a 179 kilómetros al norte de la capital provincial. “Muchas veces se habla de las privatizaciones solo como decisiones políticas alejadas, papeles que impactaron en un cuadro de indicadores económicos, pero para nosotros fueron muchísimo más que eso. En San Cristóbal la privatización -y desguace- del Ferrocarril General Belgrano, se traduce en recuerdos concretos y dolorosos; en caras, nombres, historias, en hombres y mujeres que después de años se quedaron sin el trabajo para llevar el pan a su casa, en chicos y chicas que de pronto vieron cómo el horizonte de su futuro se estrechaba hasta casi desaparecer, en familias arrojadas a la marginalidad, en comercios que dejaron de vender, en niños pidiendo ayuda para poder alimentarse, en el dolor de cerrar emprendimientos que habían iniciado nuestros abuelos”, explicó el intendente de la ciudad, Hugo Rigo.

Asimismo explicó que no se reveló la no adhesión antes debido a que "convencidos de que nuestra sociedad debe construirse sobre el respeto absoluto por la vida de cada uno de sus integrantes, entendimos que ante la muerte debía primar el respeto por el dolor humano de quienes sintieron el fallecimiento como una pérdida”.

Y siguió: “Ahora bien, es precisamente ese concepto de que cada individuo es sagrado, único e irrepetible, el que nos impide adherir institucionalmente al duelo. Porque las decisiones políticas que el Dr. Menem tomó desde la Presidencia de la Nación, implicaron dolor, frustración, y abatimiento en miles de sancristobalenses, que durante su gobierno vieron cómo todo lo que habían construido durante décadas se perdía en un instante”.

Embed

“En San Cristóbal, la privatización del Belgrano fue un golpe al corazón del proyecto de ciudad que habíamos construido durante 100 años de esfuerzo y de un día para el otro decidió abortarse desde un oscuro escritorio de Buenos Aires, bajo el perverso lema ‘Ramal que para ramal que cierra. Pasaron más de 25 años de aquel infausto 31 de julio de 1994 -fecha que no vamos a olvidar jamás- en que cerraron definitivamente las puertas del Belgrano en San Cristóbal. Fue el día en que muchos de nosotros lo perdieron todo; pero también el día que decidimos no rendirnos y empezar a levantarnos. Sufrimos, lloramos, peleamos, trabajamos espalda con espalda, y finalmente después de años conseguimos doblarle el brazo al destino, y reconstruir una ciudad pujante de cara al futuro, sin olvidar el pasado”, son las palabras que se plasman en el comunicado institucional.

En esta línea, decidió: “Por respeto al dolor de familiares y amigos del ex presidente y a la institucionalidad, guardamos silencio durante estos días. Por respeto a los sancristobalenses que lo perdieron todo, que dieron hasta su vida, y que trabajaron durante todos estos años para superar los efectos que generó su gobierno en cada uno de nuestros hogares, decidimos NO ADHERIR al duelo decretado por el presidente Alberto Fernández”.

“Hay sobradas palabras para no adherir al duelo del ex presidente. Realmente el daño que nos ha provocado fue muy grande, con más de 950 obreros en la calle, decenas de comercios cerrados y una migración enorme de sancristobalenses. Casi volvemos a ser comuna luego de esos tristes años de nuestra historia tras un proyecto de ciudad sólido que se estaba construyendo”, expresó.

Y concluyó: “Ahora somos una ciudad con perfil netamente ganadero, con firmas rematadoras, se ha mejorado notablemente en genética de la hacienda, con pymes del rubro trabajando muy bien. Y después de muchos años, los talleres ferroviarios recobraron fuerza, con una buena actividad y la contratación de personal a partir de la reactivación del ferrocarril en buena parte del país”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario