Santa Fe

Además de pedir coimas, investigan a los jefes de camillería del Cullen por el robo de insumos

La fiscalía investiga si además de solicitarles dinero a trabajadores para que continúen en sus cargos, los máximos responsables del área robaban insumos vinculados a la actividad que desarrollaban.

Viernes 29 de Abril de 2022

Tras la denuncia ante la justicia contra el jefe y el subjefe de camillería del Cullen y el relato de 17 trabajadores que aseguraron haber sido extorsionados para conservar sus puestos, trascendió que los fiscales que trabajan en el caso también investigan el posible robo de insumos al efector.

Las denuncias fueron presentadas por el director del nosocomio, Dr. Juan Pablo Poletti, y el director del Consejo de Administración, Mario Lezcano. La fiscal Rosana Peresin es quien tiene a cargo el cargo y el jueves ordenó iniciar una auditoría en el hospital.

La funcionaria judicial informó que el hospital procedió a contratar "a cinco personas, monotributistas, para reforzar el servicio de camillería, teniendo en cuenta las necesidades de la pandemia. La denuncia ante el Consejo de Administración del Cullen (y luego ante la justicia) consistía en que estas personas eran presionados y extorsionados en su trabajo, dándole dinero a esas personas (jefe y subjefe de camillería) para poder renovarles el contrato al mes siguiente; o tener el beneficio de gozar de determinados días u horarios; tener guardias diurnas y nocturnas".

LEER MÁS: Pedían dinero a cambio de renovarles el contrato: grave denuncia de camilleros del Cullen

Además, Peresín advirtió que "otro punto de la denuncia es por hurto de insumos del hospital". En declaraciones a la emisora LT 10, aclaró que "la denuncia no se refiere al hurto de medicamentos porque los camilleros no tienen acceso a la medicación; en principio. Es el hurto de insumos como guantes, barbijos; que es lo que se les provee desde el hospital a los camilleros y que se les dio mucha mayor cantidad por la pandemia. Es lo que le manifiestan (a Poletti y Lezcano) los camilleros".

La fiscal señaló que "el día martes, con el Dr. Cecchini nosotros tomamos declaración no solamente a los denunciantes para que ratifiquen la denuncia, sino también a otros integrantes del Consejo de Administración. En principio tenemos un delito que debemos probar; comenzamos con las declaraciones testimoniales y en el día de ayer me hice presente con personal de la agencia a los fines de secuestrar todo lo que puede llegar a ser documental".

"Ayer (por el jueves) se produjo el secuestro de toda la documental, hoy vamos a terminar de secuestrar una parte que nos falta y de ahí el estudio de esa documental para poder acreditar en principio lo que se denunció y acreditar esos hechos. A parte de las declaraciones que estamos tomando entre la agencia y la fiscalía de todas las personas que hicieron las denuncias y sobre todo de quienes fueron víctimas en principio de lo que podría llegar a una extorsión del jefe y subjefe, que son los que están denunciados", manifestó.

hospital cullen.jpg
Además de coimas, investigan a los jefes de camillería del cullen por el robo de insumos

Además de coimas, investigan a los jefes de camillería del cullen por el robo de insumos

Génesis de la denuncia

Durante la segunda ola de casos de coronavirus, el hospital Cullen sumó 30 camas en el sector de covid (alojado en la Carpa Militar) y fue necesario reforzar la dotación de camilleros.

El director del nosocomio, Dr. Poletti, recordó que “el hospital tenía dos camilleros a la noche, cuando había que hacer 8 tomografías en una madrugada de pacientes internados covid, más la terapia, más el quirófano, más una cesárea o un parto… Hubo noches que tuvimos que venir los directivos a hacer de camilleros. Fueron momentos muy duros”. Además, detalló que la ley de Emergencia les permitía hacer contratos a monotributistas para reforzar algún área específica.

“Estos muchachos denuncian que el jefe y subjefe usaban esa potestad que tenían de certificar los servicios prestados (para que nosotros podamos saber que ellos vinieron a trabajar) y a su vez volver a renovar el nombre al mes siguiente para poder seguir trabajando, como un abuso o una extorsión”, explicó Poletti. “Aparentemente, los jefes y subjefes tomaban esa potestad de hacerles la certificación para cobrarles cierta parte de su sueldo”.

Tanto el jefe como el subjefe de camilleros se habían tomado franquicia administrativa al momento de realizar el encuentro, pero el Consejo Administrativo resolvió adelantar su reunión plenaria semanal y se decidió iniciar acciones presumariales con el pedido de corrimiento al mismo tiempo que se elevó la denuncia penal.

Explicó que “el hospital no puede ser denunciante como institución — aclaró Poletti — así que el director del hospital y el presidente del consejo hicimos la denuncia penal de lo relatado en la reunión porque ante una irregularidad de semejante magnitud como funcionario público debo dar curso para que la Justicia investigue”.

A la justicia se le entregó el listado de camilleros del Hospital, el total de los camilleros presentes en la reunión, la constancia de asistencia del gremio UPCN, una copia de la nota firmada por los 12 empleados que pedían el encuentro adelantando las irregularidades, y el sumario administrativo.

“Queremos que se esclarezca porque hay muchas personas perjudicadas y si alguien está haciendo mal las cosas hay que investigarlas para que no vuelva a suceder, y si no sucedió, que se aclare todo. Si sucedió tendrán que pagar las consecuencias los que actuaron de esta manera”, concluyó Poletti la semana pasada en declaraciones a la emisora LT 10.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario