Bajante del Río 2021

Agua: si el río baja Assa pondrá bombas sumergibles

Lo manifestaron desde Assa en relación a la bajante del río. Se trata de las acciones previstas para garantizar el servicio de agua potable en la ciudad

Sábado 31 de Julio de 2021

La bajante del río Paraná tanto en la provincia de Santa Fe como en todo su cauce, es histórica y el servicio de agua potable en la ciudad es una de las preocupaciones. Es por ello que este viernes, el intendente Emilio Jatón mantuvo un encuentro con el presidente de Aguas Santafesinas S. A. (Assa), Hugo Morzán, para abordar la situación que se registra en la capital de la provincia, respecto de la bajante. Durante la reunión operativa, se evaluó la respuesta que brinda la empresa estatal ante la falta del suministro y se coordinaron acciones a futuro.

Concluido el encuentro, Jatón afirmó: “En momentos críticos hay que trabajar en conjunto y eso es lo que hicimos, teniendo en cuenta lo que va pasando”. En ese sentido, recordó que en la víspera mantuvo una reunión de similares características con referentes del Instituto Nacional del Agua (INA) para establecer previsiones, “mirando los pronósticos hacia fin de año”. "En tanto, con Assa tratamos temas operativos sobre el consumo, la captación y el suministro de agua potable para la ciudad”.

El intendente mencionó: "Los pronósticos de bajante se van a extender hasta fin de año, por lo que coordinamos acciones previendo esto”. A modo de ejemplo, comentó: “Los números indican que hoy estamos cuatro centímetros por debajo de la toma y a fin de año estaríamos cerca del metro abajo”.

Por lo expuesto, remarcó: “Debemos trabajar para que en la ciudad sigamos teniendo el suministro suficiente de agua. Y Assa está trabajando en esto desde hace tiempo, con nuevas captaciones y nuevas bombas”, insistió.

Para concluir, Jatón acotó: “También hablamos de la planta potabilizadora y su ampliación, de los trabajos que se están haciendo en materia de cloacas en distintos barrios, y de los planes a futuro que tenemos junto a Assa”.

hugo morzan emilio jaton.jpg
El intendente Emilio Jatón y el presidente de ASSA, Hugo Morzán.

El intendente Emilio Jatón y el presidente de ASSA, Hugo Morzán.

Esfuerzo coordinado

Morzán, en primera instancia, agradeció la preocupación del municipio santafesino y afirmó: "Reuniones como la celebrada este viernes para nosotros son muy importantes porque nos permite un esquema de coordinación”. Según dijo, entre otras cosas, se interiorizó al intendente “sobre cómo tiene previsto continuar una empresa de servicios de la magnitud de Aguas Santafesinas, a partir de esta situación desde febrero del año pasado”.

“Es necesario aclarar que estamos trabajando con un esfuerzo coordinado con el gobierno local, el provincial y el nacional para poder llevar la cantidad de agua necesaria de las tomas a la planta y de la planta a los hogares”, afirmó. En este marco, les transmitió a los vecinos de la ciudad que “el agua que se lleva a cada uno de los hogares es potable y absolutamente apta para el consumo humano”. Si bien admitió: “Hay percepción de mayor salinidad en el agua que sale de los grifos en todos los hogares, la medimos en nuestros laboratorios y está perfectamente controlada no solo por Assa sino también por el Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress), de manera tal que puede ser consumida sin ningún tipo de inconvenientes”.

LEER MÁS: El Enress hace hasta cuatro controles por día del agua

En cuanto a los inconvenientes que se registran, el presidente de la empresa estatal explicó: “Hay menor presencia de agua en el río Paraná que ingresa a la laguna a través del Leyes, y mayor afluencia de los Saladillos, con lo cual, esto nos afecta en la toma Hernández. Pero estamos trabajando en la colocación de bombas en la toma Colastiné para compensar esa situación e ir mejorando”.

En detalle, señaló: “Hoy, en la toma Hernández tenemos funcionando las seis bombas que están allí. Hemos agregado una nueva bomba sumergible y estamos utilizando ese canal de aducción. En caso de que se presente un escenario por debajo del metro, vamos a colocar seis bombas sumergibles, conectadas al extremo del muelle y de ahí captaremos el agua desde abajo hacia arriba, de manera de poder abastecer sin inconvenientes, aún en condiciones por debajo del metro”.

Morzán aprovechó la oportunidad para hacer un llamado a “un actor fundamental que es el usuario, en momentos de una consideración especial". "No decimos que no usen el agua, sino que lo hagan de manera responsable y solidaria, sin derrocharla”, concluyó el funcionario.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario