Pandemia

Barbijos: cómo será la pena para quienes no lo usen

En varias ciudades hay decretos municipales para establecer la prohibición de circular sin barbijos que se terminan superponiendo con el decreto provincial

Sábado 18 de Abril de 2020

En las primeras 48 horas de vigencia de la obligatoriedad del uso de barbijos en la ciudad de Santa Fe no se labraron actas de infracción. Tampoco ingresaron causas contravencionales en el Ministerio Público de la Acusación hasta las últimas horas del viernes. Tanto a nivel municipal como provincial se mostraron muy conformes con el cumplimiento de la reciente normativa y aseguraron que al principio en los controles se está haciendo docencia para remarcar la importancia del uso de esos dispositivos que disminuyen las posibilidades de contagio del coronavirus.

En la provincia de Santa Fe algunos municipios decretaron la prohibición de circular sin los barbijos horas antes de que lo establezca el gobierno provincial para todo el territorio santafesino, por lo que en algunas ciudades como la de Santa Fe se pueden dar situaciones que van por caminos normativos paralelos en ámbitos de aplicación que son distintos.

· LEER MÁS: En la provincia es obligatorio el uso de barbijo social

Esta semana el intendente, Emilio Jatón, y el gobernador, Omar Perotti, dispusieron las normas –mediante sendos decretos– pero hay cuestiones que no quedaron claras o al menos no fueron debidamente comunicadas. Hay distintos estamentos normativos y la situación de la pandemia hizo que los diferentes niveles del Estado empiecen a redactar decretos estableciendo prohibiciones que muchas veces se duplican, como es el caso del uso obligatorio de los barbijos sociales.

barbijo 7.jpg
En la ciudad de Santa Fe hubo un alto acatamiento al uso de los barbijos sociales para prevenir el contagio del coronavirus.

En la ciudad de Santa Fe hubo un alto acatamiento al uso de los barbijos sociales para prevenir el contagio del coronavirus.

Según el decreto provincial Nº 347, que hace referencia al artículo 57 del Código de Convivencia, se tipifica como falta el incumplimiento de los mandatos legales, entendiendo por cual, "el que por imprudencia, negligencia o impericia no observare una disposición, legalmente tomada por la autoridad por razón de justicia, de seguridad o de higiene, estableciendo que será reprimido con arresto hasta quince días o multa hasta tres jus". Esa unidad hoy está en unos 4.300 pesos, por lo que el incumplimiento tendría una multa máxima de casi 13.000 pesos.

En los considerandos del decreto municipal también se hace referencia al mismo artículo del Código de Convivencia. De esa manera, se deduce que las actuaciones que inicie el municipio luego serían remitidas al MPA, que es el organismo competente según la normativa provincial.

Pero el nuevo Código de Convivencia también le da la posibilidad a la Municipalidad de constituirse en actor contravencional si entiende que tiene una causa contravencional ante el incumplimiento del uso obligatorio del barbijo social.

Hasta el viernes por la noche ni la Municipalidad de Santa Fe había labrado un acta por el no uso del barbijo obligatorio, ni el Ministerio Público de la Acusación registraban el ingreso de una causa por ese mismo incumplimiento.

En caso de que haya una causa contravencional y eso se gire al MPA, fuentes consultadas por UNO Santa Fe indicaron que habrá que analizar cada caso en concreto, si la conducta desplegada por el individuo al que le formaron la causa es una contravención, es un delito o no es nada.

· LEER MÁS: Es obligatorio el uso de tapaboca en la ciudad de Santa Fe para prevenir el coronavirus

El Código de Convivencia, en el artículo citado en el decreto provincial, establece una conducta que se llama culposa al mencionar que por una persona actúa por "imprudencia, negligencia o impericia". Mientras que el Código Penal trabaja sobre conductas dolosas, es decir, la persona lo hace queriéndolo hacer. Si la gente sabe que tiene que usar barbijo y no lo usa, qué tipo de conducta es, ¿culposa o dolosa? Y en ese caso, ¿se está cometiendo un delito, una contravención o no es nada?

Estas prohibiciones recién comienzan a regir y pueden dar lugar a muchas interpretaciones. En la ciudad de Rosario también la normativa municipal comenzó a regir antes que la provincial. Allí el intendente Pablo Javkin estableció multas que van de los 100 pesos a los 900 pesos.

En esa localidad del sur provincial el Ejecutivo municipal, entendiendo que la prohibición se extenderá en el tiempo, prevé un sistema de actualización de los valores de las multas para evitar que haya un relajamiento social en el cumplimiento de la norma.

Por ese motivo aseguran que es inminente el envío al Concejo Municipal de un proyecto que establezca las multas en unidades con valores que estarán relacionados al precio del litro de nafta.

· LEER MÁS: Por ahora Nación no obligará el uso de barbijo en las provincias

En la ciudad de Santa Fe esa posibilidad aún no está planteada. Si el municipio quisiera cobrar una multa tendría que desarrollar un proceso de faltas municipal. Si bien hoy ya existe un código procesal de faltas municipales con el que se pena, por ejemplo, las infracciones de tránsito, en el caso de los barbijos el Concejo debería avalar el decreto municipal y cumplimentarlo con una ordenanza que fije un mínimo y un máximo del monto de la multa. Justamente eso es lo que está sucediendo en Rosario.

Hasta el momento son muchos los interrogantes sobre la obligatoriedad del uso de los barbijos sociales. ¿No usar el barbijo es una conducta culposa, en los términos que establece el artículo 57 del Código de Convivencia, o es una conducta dolosa en los términos de un delito?

Todos estos interrogantes empezarán a dilucidarse en la medida en que el tiempo transcurra y que los incumplimientos terminen siendo tan notorios que se empiecen a tramitar causas para establecer sanciones. Mientras que si los santafesinos cumplen con las exigencias de llevar barbijos sociales en los lugares donde no se pueda mantener un distanciamiento prudencial, estos interrogantes se perderán en el olvido.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario