Créditos UVA: hoy deben más de lo que les prestaron

Créditos UVA: se endeudaron por un millón de pesos y ahora deben un 50% más

No solo les aumenta la cuota, sino también la deuda capital. Santafesinos formaron un grupo de autoconvocados

Sábado 16 de Febrero de 2019

"Estamos pidiendo poder pagar nuestra casa" advierte Flavio a UNO Santa Fe, y aclara: "Nosotros no estamos pidiendo que nos regalen nada"

El problema no es solo de Flavio, ni tampoco de cientos de santafesinos que se lanzaron a perseguir "el sueño de la casa propia", sino que abarca y sacude la economía de aproximadamente 130 mil argentinos.

Lo que se inició como un anhelo, hoy se convirtió en un verdadero dolor de cabeza. "Saqué un crédito de un millón de pesos a 25 años. Empecé a pagarlo en enero del 2018", así comenzó el relato de Flavio Martí, quien vive en esta capital, cuenta su historia personal y representa a un grupo de autoconvocados.

"Arranqué con una cuota inicial de 5.500 pesos y en enero de este año pagué 8.500". Si uno realiza cuentas, la cuota se le incrementó a Flavio más de un 50 por ciento en un año. Si bien es un verdadero inconveniente, el problema más serio para Flavio es otro y está relacionado con la llamada "deuda capital".

"Lo más crítico y grave de todo es que el capital aumenta, no disminuye". Flavio agarra la calculadora: "Voy devolviendo aproximadamente unos 80 mil pesos y en vez de estar debiendo 920 mil pesos (el crédito fue de un millón) estoy debiendo 1.460.000".

Claro, lo que sucede es que la cuota de un crédito hipotecario UVA creció a la par de la inflación y saltó casi 50 por ciento en 2018. Y, como los sueldos no acompañaron a los precios, la deuda se volvió más pesada.

Para ser más claro aún, eso significa que si una persona sacó un crédito hipotecario UVA por $1 millón en enero de 2018, ahora debe casi $1,5 millón, mientras que la cuota aumenta.

"¿Qué salario acompañó a la inflación?" se pregunta Flavio, y proyecta el 2019: "Si se cumple la inflación estimada para este año, de un 30 por ciento, voy a estar cerca de los dos millones para fin de año. Entonces, se acrecienta la deuda".

"El objetivo no es dejar de pagar" insiste, y agrega: "No es el objetivo mío, ni de las más de 135 mil personas que tomaron el crédito. Nos metimos en este para tener nuestra propia casa".

Flavio es el referente de un grupo de autoconvocados de esta ciudad, cuyos integrantes se encuentran en una situación similar: "Pedimos que el banco central actualice el UVA a partir del aumento de índice salarial y no a partir de la inflación. Porque el año pasado la inflación fue de un 48 por ciento y los salarios con suerte llegaron a un 30 por ciento de aumento".

Este tipo de crédito hipotecario se hizo mucho más pesado para quienes se endeudaron en 2018, antes de la última devaluación de agosto y septiembre. De esta forma, se convirtieron en los que más sufrieron la aceleración inflacionaria de los últimos meses. 

"No tenemos la culpa"

El consultado por UNO Santa Fe relató que hay casos más graves que otros, y puntualizó: "Hay una chica que nos está acompañando en el reclamo. Ella tenía su casa, un departamento, y le quedaba chico. Decidió vender su casa para comprar e ingresó en el sistema en abril. Eso es mucho más desgastante".

"Hay quienes nos culpan a nosotros por habernos metido en el crédito", dijo un ofuscado Flavio. "Si me decían que iba a haber casi un 50 por ciento de inflación... no nos metíamos, no firmábamos. Nosotros nos metimos porque el gobierno nos dijo que iba a haber una inflación del 15% y que en el 2019 iba a ser de un dígito", añadió. 

"Somos un grupo apolítico", subrayó Flavio a este medio. Con la idea de buscar acompañamiento y respaldo político, este miércoles se reunieron con concejales de la ciudad de Santa Fe, algo que habían hecho con la Defensoría del Pueblo semanas atrás.

"Nosotros no estamos a favor, ni en contra de nadie. Le pedimos una solución al gobierno nacional porque fue este mismo gobierno quien lanzó este crédito y con esta fórmula de actualización. Queremos pagar la casa de una forma más justa y lógica, porque sino uno se siente estafado", enfatizó. 

Solución sin resultado

Ante el aumento de los montos, la solución que otorgó el gobierno fue la de  extender el plazo por un 25 por ciento del tiempo originario. Sin embargo, los afectados destacaron que actualmente eso implicaría solo una disminución del 15 por ciento del valor de las cuotas, debiendo ellos afrontar los costos de la modificación de la hipoteca.

En ese sentido, aducen que ese beneficio se licuaría en el corto plazo y, como son deudas tomadas apenas hace uno o dos años y tienen un plazo de 20 o 25 años, no creen que sea ahora una posibilidad a considerar.

"Es un parche que no sirve. Está la posibilidad, están hablando de unas 35 mil familias que están en esa situación", afirmó Flavio, y explicó: "Si yo estiro mi crédito de 25 años a 29, a mí la cuota me va a bajar mil pesos pero dentro de cuatro meses estoy en la misma cuota".

¿Te gustó la nota?