Santa Fe

Desaparición de Natalia Acosta: "la causa sigue en pie"

A once años de la última vez que fue vista con vida, familiares y amigos siguen buscándola y pidiendo justicia.

Viernes 29 de Mayo de 2020

Natalia Acosta desapareció del centro santafesino el 29 de mayo de 2009 cuando tenía 23 años. Fue vista por última vez en la esquina de 25 de Mayo y Suipacha. Sus familiares la buscan desde entonces a su hija, hermana, prima sin encontrar respuestas. "Se la llevó una red de trata", dijo durante una década su madre María Cristina Balán, que murió en 2019 sin encontrarla. Cada año, en la fecha de su desaparición, realizaban una marcha hasta el local nocturno Místico para reclamar la aparición de Natalia. Este año, debido a la pandemia por el coronavirus, hicieron una convocatoria cerrada solo con la prensa.

Allí el abogado querellante, Mariano Rossatti, presentó un comunicado a la familia que se leyó en la conferencia de prensa y dice: "De público conocimiento que el fallecimiento de Osvaldo Cerri, único imputado en la causa de la desaparición de Natalia Acosta, ocurrida el 15 de abril de 2019, produjo la alteración de la investigación de la misma. Pero ello no implica que la causa haya finalizado, ya que su posible intervención, no era la única hipótesis línea investigativa". El juez de la causa en este momento es Marcelo Martín Bailaque Juez Federal Subrogante.

"La causa sigue en pie pues existen distintas medidas que aún continúan vigentes. Como dije anteriormente, hay otras conjeturas que surgieron a raíz de la lectura de todo lo sucedido hasta aquí. Como todos saben, no podemos publicar exactamente que hipótesis manejamos, que sospechosos se nombraron o que medidas pueden surgir, porque sería contraproducente para un posible éxito en el futuro", agregó.

Y concluyó Rossatti: "La fiscalía es quien lleva adelante la investigación. La querella acompañ{o y seguirá haciéndolo, en todo lo que sea posible en la averiguación del paradero de Natalia. Mediante pedidos o medidas que no intercedan o puedan chocar con la investigación del Sr fiscal, la querella actuará siempre a la par. En resumen, la causa no se detuvo en ningún momento, se siguen produciendo pruebas, y las medidas que se adoptaron hace un tiempo, actualmente siguen vigentes. Hoy se trabaja en las diferentes hipótesis que surgieron de la re-lectura de la causa, y se estudia cual es la mejor opción a seguir".

Cabe destacar que la causa se tramita en la Fiscalía Federal N° 2, a cargo de Walter Rodríguez. El padre de Natalia, Ariel Acosta destacó el trabajo del fiscal y dijo esta mañana: "La recompensa -500 mil pesos- sigue vigente a aquellas personas que puedan aportar alguna información. Están los teléfonos (3425952786, 3424304123, 3425875902 o 3425311623) para comunicarse en cualquier momento y hora".

"Seguimos buscando a Natalia por todos los medios. El que tenga que caer, va a caer, vamos a investigar a todos. Vamos a seguir buscando hasta que demos con Natalia", agregó además su hermana Carmela.

Por otra parte, en su última nota con UNO, Balán se quejó de la lentitud de la Justicia provincial. El único avance en la investigación se produjo a partir de que el tema llegó al fuero federal que detuvo a Osvaldo Gabriel Cerri, quien luego falleció en la cárcel de Coronda este abril.

"La causa tiene muchos folios, pero poca investigación. La Justicia de la provincia, nada. Se lavaron las manos, dijeron que era un caso de trata y la causa pasó a la Justicia federal. Para mí se la llevó una red de trata donde está involucrado el que está detenido. Por (los cruces de) las redes de teléfono, sale que Natalia y la persona que está detenida estaban en el mismo lugar, en Suipacha y 25 de Mayo", fue lo que denunció la mujer a UNO en su último 29 de mayo.

El caso

Natalia Acosta fue vista por última vez en la madrugada del 29 de mayo del 2009 en la esquina de 25 de Mayo y Suipacha donde ejercía la prostitución. Según estableció la investigación que llevó adelante el fiscal Rodríguez, Cerri habría sido cliente de la chica y ese día habría estado cerca de la joven de 23 años.

En este sentido, se detectó que las antenas de teléfono del fallecido en Las Flores y el de Acosta, estuvieron en la misma zona geográfica. A su vez, una testigo que declaró en la causa y que acompañaba a Acosta en esa esquina sostuvo que Cerri se había contactado con la joven previo a la desaparición.

Otro testimonio aportado en la causa federal determinó que Cerri le ofreció a Acosta trabajar en el bar Místico los días domingos. En dicho ofrecimiento Cerri había asegurado que era uno de los propietarios del club nocturno pero según estableció la pesquisa, el entonces imputado era un simple "relacionista público" del bar.

Muerto en la cárcel

Cerri estaba en prisión preventiva desde 2017 y fue procesado por el juez federal Nº 2, Francisco Miño, por el delito de "captación" contemplado en trata de personas tras considerar que el acusado llevó a cabo "actos persuasivos mediante el abuso de su situación de vulnerabilidad, engaño y coerción física con fines de explotación sexual".

Desde ese momento permaneció en prisión preventiva hasta el 15 de abril de 2019, cuando en el anexo Nº 1 de la cárcel de Las Flores, el hombre de 58 años falleció, según estableció el médico de guardia, a causa de un paro cardiorrespiratorio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario