Santa Fe

El comercio santafesino abrió sus puertas para aprovechar el feriado

Gran parte de los locales abrieron sus puertas este jueves. Argumentan que diciembre es el mejor mes en ventas y que no se puede perder la oportunidad.

Jueves 08 de Diciembre de 2011

Durante la jornada de jueves gran parte del comercio santafesino abrió sus puertas, sobre todo en el medio turno matutino, mientras que para este viernes en ese sector de la economía santafesina se espera una jornada laboral prácticamente normal. “Son días que se esperan muchas ventas, es la fecha que se espera todo el año”, dijo el presidente del Centro Comercial de Santa Fe, Daniel Bustamante.

El dirigente dijo que este jueves hubo “cierto movimiento, pero como también coincide con las fechas de las celebraciones de fin de año, en mi opinión, me parece que hubo menos movimiento que en otros fines de semana largo”.

“Pero son cuatro días y hay una posibilidad de salidas muy interesantes para hacer. Por eso decimos que algo de movimiento hay”, aclaró.

Luego Bustamante expresó: “El comercio necesita tener sus puertas abiertas y atender a sus clientes. El mes de diciembre, y esta altura en especial, es muy esperado por el comerciante, porque lo necesita”.

Por eso  se pudo apreciar que hubo una importante cantidad de comercios que abrieron y que  durante el feriado puente, repetirían la modalidad de atención a sus clientes.

Algunos lo hicieron con la atención de los dueños, mientras que otros decidieron pagar doble la jornada a sus empleados para que asistan a trabajar.

La pesificación de los viajes

Al ser consultado sobre las dificultades que se podían presentar –por las restricciones del Gobierno a la compraventa de moneda extranjera– para realizar compras de paquetes turísticos internacionales, Bustamante relativizó el impacto. “Creo que lo que se vio en el comienzo, cuando comenzaron todas las medidas restrictivas, cambió. Recomendábamos esperar un poco para ver cómo se manejaba el mercado y ahora la mayoría de los paquetes turísticos fue pesificado al valor que tenían en ese momento”, explicó.

“La actividad de las líneas aéreas y las compañías navieras, que son una parte importante del turismo en el verano, ya pasaron todas a pesos. Eso se hizo mediante un sistema que tiene variaciones mínimas de cotización que está en uno, dos o tres centavos con el cambio oficial. Todo se fue normalizando mucho más rápido de lo que esperábamos”, añadió.

En ese sentido, Bustamante dijo que si bien no repercutió negativamente en la demanda, “sí produjo un efecto de aletargar la determinación de contratar los viajes. Sobre todo porque se produjeron algunas dudas en el mercado que demoraron la decisión de viaje”.

“En otro momento la temporada se adelantaba. Hoy, está un poco retrasado. Igualmente, nosotros estimamos que en esta temporada va a ser igual o mayor la cantidad de gente que va a viajar. Sobre todo nacional y regionalmente. Ésta es una oportunidad para aprovechar el turismo nacional. Ojalá que nuestros empresarios hoteleros, fundamentalmente los de la Costa, no se pasen con los precios”, concluyó.

¿Te gustó la nota?