murió el exgobernador de Santa Fe

El Lole Reutemann, en pocas palabras

"¿Qué piensan ustedes hoy a 12 años de la inundación de la ciudad?", fue la pregunta que generó un escándalo en el cierre de campaña del PRO en 2015, en Santa Fe

Viernes 09 de Julio de 2021

"¿Y esta pendeja quién es?", preguntó enojado Carlos Reutemann en la escalera del hotel Los Silos minutos después de la inesperada suspensión de la conferencia de prensa del cierre de campaña del PRO del 2015 en la ciudad de Santa Fe. El comentario fue antes de los huevazos. Un periodista amigo del Lole le susurro al oído que era una periodista de UNO Santa Fe, quien daba sus primeros pasos en la profesión. El acto empezó como una fiesta de candidatos, que daban una anticipada victoria electoral: Mauricio Macri a presidente de la Nación, Miguel Del Sel a gobernador de la provincia, Roy López Molina a diputado provincial y Reutemann a senador nacional.

Con los ojos cerrados, el senador escuchó la alegre apertura de Del Sel hasta pasar a las preguntas de la prensa. En cuestión de minutos la tensión se acumuló. “¿Qué piensan ustedes hoy a 12 años de la inundación de la ciudad?”, se le consultó a Reutemann desde la memoria y el dolor que causó el desastre hídrico del 2003, que tapó de agua y barro un tercio de la ciudad. Era una de las pocas oportunidades de hacerle la consulta en persona después de un largo silencio. Lole respondió: “Usted sabe que yo fui citado por la Justicia de Santa Fe y tuve que declarar dos veces por escrito. Así que mis declaraciones están dentro de la Justicia de Santa Fe esperando que la Justicia de Santa Fe tome la determinación que tenga que tomar. Yo con respecto a ese tema no tengo mucho que aclarar. Usted sabe –agregó– que la responsabilidad primaria de la provincia de Santa Fe la tienen los intendentes. Hay más de 300 localidades en la provincia de Santa Fe, si usted es gobernador de la provincia de Santa Fe y se inundan las 366 localidades simultáneamente hay que preguntarse dónde se para el gobernador. Así que tiene que quedar claro que la responsabilidad primaria es de los intendentes”.

reuteman 2015.jpg
La fallida conferencia de prensa en 2015 en el hotel Los Silos. Archivo UNO / Mauricio Centurion.

La fallida conferencia de prensa en 2015 en el hotel Los Silos. Archivo UNO / Mauricio Centurion.

Según un informe técnico de la Universidad Nacional del Litoral sobre la inundación del 2003 de ese mismo año, la defensa oeste de la ciudad, construida entre 1994 y 1998, "finaliza abruptamente en un cierre provisorio" y "quedó pendiente de ejecución" la obra. Por ese lugar "se produjo el ingreso del agua al área urbana en la madrugada del lunes 28 de abril. Una vez que el agua invadió la zona oeste de la ciudad por su extremo norte, se condujo hacia el sur siguiendo la pendiente natural, encerrada por el terraplén de defensa por el oeste y cotas de terreno más elevadas por el este. El agua avanzó superando obstáculos a su paso, alcanzando los barrios del sector sur de la ciudad en la tarde/noche del martes 29. Como consecuencia de ello se produjeron anegamientos de aproximadamente cuatro metros de altura en las zonas más bajas". Además, se señala que la misma defensa y la Avenida de Circunvalación “Mar Argentino” por el sur "actuaron como barreras, ya que retuvieron el agua" dentro de la ciudad.

Otra de las consultas en la conferencia de prensa de junio de 2015 estuvo dirigida a Del Sel sobre unos dichos suyos de tiempo atrás en los que consideró solo “una catástrofe natural” la inundación de 2003, sin responsabilidades políticas. El excandidato a gobernador respondió: “Sí, yo había dicho que había sido un problema de la naturaleza. Había llovido en esos cuatro días más de 1.300 mm en la cuenca del Salado. Y provocó que el río Salado cause el desastre que provocó. Si hubo errores, como dice el Lole, que los resuelva la Justicia. Pero no descartemos lo que sucedió con la naturaleza que fue realmente una catástrofe que permitió cambiar el desastre que vivimos”.

La siguiente pregunta, formulada por UNO Santa Fe, fue si ocurriese una situación similar de inundaciones, qué respuestas tendría una gestión del PRO. Quien tomó la posta fue Macri que dijo: “¿Me parece como medio raro, no? Estamos a horas de cerrar la elección y querés volver a hablar esto. Bueno, no es raro. El kirchnerismo hace esto todo el tiempo. Estás igualita que los de la capital que hablan preguntando estas cosas. No sé por qué quieren centrar el tema este. Un tema que ya ha sido debatido muchísimo. Acá estamos hablando del futuro”.

La conferencia se dio por terminada con esas palabras, se miraron, se levantaron y salieron de la sala ubicada en un primer piso para retirarse del hotel cuatro estrellas. El dedo índice de Macri señaló a la periodista en la pendiente de la escalera. "¿Quién te mandó?", subestimó, y agregó; "¿sos kirchnerista, ¿no?, decime, aunque como estás vestida de rojo debés ser socialista". Le respondí que soy periodista, desistió y bajaron.

En el hall del hotel esperaba un escándalo que opacaría luego el desplante al periodismo local, y las tensiones de la huida. Un grupo de 20 inundados lo esperaba paciente. Una mujer, con voz agradable, se le acercó con los brazos abiertos y le dijo "Lole, Lole". Lo que pareció por un instante una señal de apoyo se convirtió en la oportunidad histórica de los activistas de la memoria para decirle en la cara lo que pensaban sobre su responsabilidad en el máximo cargo del Poder Ejecutivo. El intercambio entre gritos "inundador" terminó con un huevazo al senador nacional. La pareja de Reutemann, Verónica Ghío, fue denunciada en la Comisaría 1ª de Santa Fe por María Claudia Albornoz, histórica militante inundada, como autora de un golpe aplicado en una de sus piernas. El caso llegó al Ministerio Público de la Acusación, pero no tuvo ninguna resolución.

Causa inundación

En marzo de 2020 el Colegio de Jueces de la Cámara de Apelación en lo Penal de Santa Fe, integrado por Bruno Netri, Fernando Gentile Bersano y Alejandro Tizón resolvió, en voto único, confirmar la pena de prisión de ejecución condicional impuesta a los imputados Edgardo Berli y Ricardo Fratti, exfuncionarios de la gestión de Reutemann, y rechazar los pedidos de prescripción de la acción penal en curso y de nulidad. De esta forma, la Cámara ratificó el fallo del juez Octavio Silva quien condenó a los exfuncionarios a tres años de prisión, con ejecución condicional, quienes en el momento de la inundación del 2003 eran ministro de Obras Públicas y secretario de Recursos Hídricos.

El juez los condenó, en el marco de la "causa inundaciones", como coautores penalmente responsables del delito de "estrago culposo agravado por la muerte de 18 personas", a la pena de tres años de prisión de ejecución condicional. Las organizaciones de derechos humanos reclaman que fueron 158 los muertos y 130.000 personas las desplazadas de sus hogares por la inundación. El exintendente Marcelo Álvarez había sido procesado en abril del 2006. La causa se elevó a juicio en 2008. Álvarez murió en 2018.

El fallo de Silva, luego confirmado en segunda instancia, determinó que "las autoridades acusadas, tuvieron conciencia de la situación de peligro y previsión de los riesgos que conllevaba la inacción para enfrentarlo, ya que por más excepcionalidad asignado al fenómeno, este no resultó invisible, sorpresivo y menos aún imperceptible sino todo lo contrario, fue innegable y ostensible la descomunal masa hídrica producto de las intensas lluvias (…)”. Además sostuvo que lo que impidió el avance, y luego el escurrimiento del agua fue “el desmoronamiento del extremo final del terraplén que permitió el ingreso de mayores volúmenes de agua”.

242941.jpg
El momento en que Carlos Reuteman le responde a UNO Santa Fe antes de levantar la conferencia de prensa. Archivo UNO / Mauricio Centurion.

El momento en que Carlos Reuteman le responde a UNO Santa Fe antes de levantar la conferencia de prensa. Archivo UNO / Mauricio Centurion.

El agua en la mayor parte de la ciudad permaneció una semana. Las marcas de los niveles altos aún están en las paredes de algunas casas, en los muebles arruinados que se rescataron y hoy se usan, en las fotos familiares que se perdieron, en las vidas que se fueron con la feroz corriente del Salado. O los hospitales y la central eléctrica que se vieron afectadas. Afloran en cada final de abril los recuerdos del terror que implicó que parte de la familia se quede a cuidar lo que quedaba, con armas o gomeras, entre tiros, gritos, el frío y la oscuridad. Con la incertidumbre de no tener comunicación y depender de una sola radio en toda la ciudad para saber quién estaba vivo y dónde. En las cruces de los muertos que se recuerdan en la Plaza 25 de Mayo frente a la Casa de Gobierno, que aunque cada tanto intenten sacarlas, volverán.

"A mí nadie me avisó que esto iba a ocurrir", fue la célebre frase de Reutemann en 2003. Este año se aprobó en la Legislatura provincial, por ambas Cámaras, que cada 29 de abril se celebre el "Día de la Memoria del Pueblo Inundado". Incluso en el cordón oeste, hay un barrio que lleva el nombre de esa fecha, para no olvidar.

Reutemann jamás fue imputado por la "causa inundaciones". Dio testimonio dos veces por escrito. En 2006 fue sobreseído por el juez Jorge Patrizi. “Nunca se me hizo saber, ni por las autoridades municipales, ni a través de las áreas con competencia específica de mi gobierno, acerca de la incidencia que la crecida podía tener sobre la ciudad de Santa Fe. Tampoco la Nación, a través de sus reparticiones específicas, como el INA, alertó o cursó avisos previos”, sostuvo en sus declaraciones.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario