moto "La moto era su sueño"

En Villa Fiorito lloran a "Lato": quién era el cantante, fanático de las motos, asesinado en Santa Fe

"No queríamos que viaje, pero estaba enloquecido por esa moto", apuntó Florencia, hermana de Lautaro Isaac Leandro, el joven de 21 años que vino a Santa Fe comprar una moto y fue asesinado.

Martes 20 de Septiembre de 2022

El lunes falleció en el Hospital Cullen Lautaro Isaac Leandro, de 21 años, el joven oriundo de Villa Fiorito (conurbano bonaerense) que había venido a comprar una moto y que terminó asesinado de un balazo en la cabeza en barrio Coronel Dorrego.

Desde su barrio, familiares y amigos aún no pueden entender lo que ocurrió. Florencia, hermana de Lautaro, manifestó que "todo el mundo lo conoce por «Lato»; era un pibe trabajador, lo hizo hasta el último día de su vida para juntar peso por peso para la moto que era su sueño".

"Un pibe de barrio, que la peleó desde siempre. Su sueño era salir adelante y nombrar a su barrio. En todas sus canciones nombra a su barrio, Fiorito. Tenían su productora, desde los 12 años que hace música. Mi hermano tenía su trabajo oficial y changas extras para poner plata en su estudio de música", describió.

LEER MÁS: Homicidio del joven bonaerense: el único imputado fue reconocido en rueda de reconocimiento

Lautaro trabajaba para la municipalidad de Lomas de Zamora y hacía "changas" como delivery para continuar con el sueño musical. En declaraciones a "Todo Noticias", su hermana recordó que "el sábado a la noche sacaron el último tema. Habían invertido mucho dinero para con ese tema poder saltar a la fama".

En redes sociales, se pueden ver parte de las producciones musicales de "Lato". La gran mayoría de sus temas llevan la marca de "Villa Fiorito", su barrio; y de las las motos, su pasión.

Embed

Embed
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de LATO (@lautaro__leandro)

La obsesión con la moto y el deseo de que no viaje

La hermana dijo que Lato "hizo de todo para juntar plata para esa moto. Era su sueño, estaba enloquecido con esa moto. No queríamos que viaje. Nos daba miedo que se vaya tan lejos, pero estaba enloquecido. El domingo a la mañana estaba decidido a irse y mi hermano más grande lo acompañó para que no viaje solo. Y lamentablemente pasó lo que no tenía que pasar".

Recordó que, a través de redes sociales, Lautaro realizó compras, pero pequeñas, nunca una moto. "La moto estaba publicada a un precio muy bajo respecto de lo que sale en el mercado. Pero la persona (la vendedora) le decía que necesitaba la plata urgente por eso la vendía a ese precio. La forma de pago era parte en efectivo y parte en una transferencia bancaria; y una Play Station en forma de pago. Esa era la forma en que se iba a concretar".

Acongojada por lo ocurrido, afirmó: "Era una excelente persona, era un pibe de trabajo. Nos arrebataron la vida, nos arrancaron la vida. Se llevaron una vida. Le dispararon a matar, lo querían ejecutar. Dispararon al auto donde estaba mi hermano mayor que lo acompañó a comprar la moto a Santa Fe. Una vez que cae al piso, no quedaron conformes y lo robaron".

image.png
El asesinato ocurrió en calle Larrea y Sarmiento, en barrio Coronel Dorrego.

El asesinato ocurrió en calle Larrea y Sarmiento, en barrio Coronel Dorrego.

Señaló que "le sacaron el teléfono donde están todas las pruebas del contacto de la persona que supuestamente le iba a vender la moto". Y afirmó: "La idea de ellos era asesinarlos a todos, el auto de mi hermano quedó con un montón de impacto de bala. Las tres personas que viajaban en el auto no recibieron disparos, pero le tiraron a matar a todos".

Insistió en recordar a su hermano "como un pibe de bien, un pibe de barrio lleno de sueños, un laburante y que nos destrozaron a una familia entera. Hay un barrio entero llorando a Lautaro. Exigimos que se haga justicia, que investiguen y paguen por lo que hicieron".

"Nada de lo que hagan me va a devolver a mi hermanito, pero necesito que la persona que lo mató esta presa y que no salga nunca más", dijo angustiada.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario